Archivo de la etiqueta: cuba

La crónica que nos debemos, José Luis León Pérez.

Leon.jpgEl Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 14 de Marzo, (FCP). Me dispongo a realizar una crónica por el Día de la Prensa Cubana, que se celebró el 14 de marzo. Sucintó en recordación del primer número del periódico Patria , fundado por Martí en New York en 1892, con el aliento gélido del monstruo sobre la nuca, para trenzar voluntades por la libertad del verde caimán que lo vio irse acongojado.

Me dispongo a realizar una crónica, y empiezo por lo básico, lo usual, lo que viene en los libros. Aunque, si se piensa y se siente, se paladea, el periodismo es arrebato que no cabe entre los márgenes encontrados de una cuartilla, y no hay regla que lo ciña tan fuerte que no pueda soltarse, porque es como la vida, si es del bueno.

Y bueno debe ser, en estos tiempos, si quiere aferrarse a la vanguardia. Correr, ponerse patines, estar al día y más que eso adelantarse al día y al acontecimiento, un poco Nostradamus debe ser el buen periodista, que saca llaves de futuro de tanto sobre analizar el pasado.

Porque son muchos los cambios que vivimos por estos días en las tomas de aires por rehacer una economía inestable. Los intentos fallidos del socialismo decadente por acercarse a la premisa “de cada cual según su capacidad, y a cada cual según su trabajo”, que pondría en su justo lugar a la arisca pirámide social que está de cabeza.

No es poca cosa, ni pequeño el reto. Implica trabajo y estudio, y valor para afincar los afectos del lado de quienes más lo necesitan, cuya natural suma siempre será el pueblo en general, sin nombres ni apellidos.

Implica también tener las cuentas claras, librándonos de acomodamientos y paños tibios, para así poder decirle al pan que es pan, y al vino, vino. Porque es mucho lo que está en juego, es el futuro que galopa y depende de todos, de afincar el cuero filoso de la crítica en lo esencial, sin dejarnos enceguecer por lo superfluo.

Son tiempos para buscarnos problemas, porque un buen periodista no tiene razones para dormir tranquilo, caerle bien a todos, recibir solo sonrisas. Sonrisas sí quiere, no obstante, si son las del pueblo en retribución por el deber cumplido. Las otras no en demasía, pues si en torrente llegan, algo dejamos de olfatear, de ver, de revelar.

Me dispongo a realizar una crónica y bien podría irme por lo fácil, porque mucho hemos hecho hasta hoy. Tanto que a pesar de todo, siempre son nuestras páginas o espacios los que se buscan como confirmación de la verdad, y eso nos lo hemos ganado palmo a palmo.

Podría, -y lo hago-, anunciar actos y compromisos con los que los periodistas independientes del territorio -pues también conforman nuestro mundo activistas de DD.HH, las Damas de Blanco, Presos Políticos y el pueblo- saludan el onomástico de Patria , el Día de la Prensa Cubana.

Me dispongo a realizar una crónica y, en cada línea, se me van de las manos las palabras altas: Nos las merecemos, pero del piso, de la calle, del suelo somos, y del futuro.

Necedades de la prensa en Cuba. Héctor Darío Reyes.

El periódico Granma es el órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El periódico Granma es el órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Reparto Escambray, Santa Clara, Villa Clara, 14 de marzo de 2014, (FCP). Cansado ando de todo y cuanto publican diarios extranjeros y semanarios cubanos.Si se atiende bien a la retahíla de informaciones que circulan en Cuba, se observará un axioma existente desde tiempos en que la prensa cubana comenzó a blandir espadas contra el inexistente enemigo imperialista.

Primero, que si la Guerra Fría y el conflicto de los misiles donde nos dejaron fuera. Luego que si el beisbol o el boxeo amateur es mejor y más humano que el profesional. Y el tema que hoy toco no puede ser más cotidiano…

¿Alguien se ha puesto a pensar que nosotros, infelices televidentes alejados de todo lo mundano y grotesco del mundo, cada vez que nos sentamos a ver el Noticiero Nacional de Televisión (NTV) somos bombardeados con la misma arenga conque Gebbels sermoneaba a la Alemania NAZI?

Sí, no lo piense mucho. ¿Desde cuándo usted no ve una noticia acerca de la mala producción cubana o de la pérdida misteriosa del presupuesto de tal o mas cual empresa nacional? ¿Alguien le informó nacionalmente que Odrisamel Despaigne, lanzador insignia del “equipo insignia de Cuba” se quedó en Francia?

Eso no se recoge en los partes de prensa que debe darse al pueblo. Mejor describir que bien va la agricultura urbana, cuando todos sabemos que un alto porcentaje son productos puestos ahí por intermediarios. O la cooperativa que cumplió el plan de forraje para la ceba de toros, como si a los once millones nos tocara algo de esos toros. Comemos carne, no forraje.

Así las cosas. Más programitas musicales con jevitas buenotas y descerebradas, más casa de la música y Dos Gardenias y sobre todo, más ron y cerveza que al cubano hay que mantenerle ebrio pa´ que no se dé cuenta de lo que le rodea. Mientras, los nuevos ricos invaden el país con consentimiento del gobierno mientras exigen precios desorbitantes.

Las empresas buscan presupuesto dondequiera y el cubano de a pie sigue así: a pie, sin transporte colectivo porque ya no valen 40 ctvs., sino a peso. La burocracia sigue en burrocracia y encima nos querían tumbar la libreta de abastecimiento.

La educación ya no es igual y un superdotado puede perder la carrera por no asistir a eventos programados por la FEU. La juventud ha cambiado los códigos de diversión porque un municipio cualquiera cumple con su plan de recreación con ron, reggaetón y un RAPIDO.

Mientras, Randy Alonso, en su espacio de la Mesa Redonda, pide a mi amigo y colega Oliver Zamora que le hable del conflicto en Siria. ¿Alquien sabe dónde queda Siria? ¿Alguno tiene un familiar en Damasco? Porque yo sé, y de muy buena tinta que nuestros conflictos están aquí. Del Cabo a Maisí y entre cada uno de los once millones de nosotros: Los cubanos.

Penurias (III), Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpgCamino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 14 de marzo de 2014, (FCP). El Sistema de Asistencia Social Cubano es tan solo una fachada muy bien decorada. Este diseño es una hipócrita exhibición para mostrar engañosamente al mundo, en teoría, pues en las entrañas de su aplicación popular la realidad nos impacta fuertemente en lo más hondo de la sensibilidad humana.

Tan solo se requiere el andar por las intricadas urbes de nuestra Cuba, para apreciar de cerca la dolorosa realidad. Las familias carentes de recursos son las más. Otras que a pesar de tener empleos no les alcanza para sufragar los gastos imprescindibles. Y están aquellos con impedimentos que les imposibilita hasta inventar, a los que se les torna la situación bien difícil.

Existen varios tipos de limitantes en las personas que les impide trabajar. Dentro de las limitaciones, están las físicas por enfermedades o inutilización de partes del cuerpo, parcial o totalmente; también las personas con discapacidad mental en cualquiera de sus manifestaciones, y están aquellos que tienen bajo su cargo y cuidado a recién nacidos o enfermos impedidos.

La verdadera asistencia social se desvanece tras la cortina de humo que forma el anuncio de “atención a los pobres y necesitados”, que realiza el régimen para engañar al mundo al mostrar un sistema social “cercano a la perfección”. Los cubanos necesitan que el Estado se ocupe de los desamparados sin asistencia social.

Dayli Cuellar Díaz, es otro de los tantos casos de desamparo estatal. Esta joven de 33 años de edad, es madre soltera de dos hijos que tienen padecimientos de asma crónica y retraso mental con tratamiento psiquiátrico, enfermedades que se han visto agravadas por tener que deambular ésta con sus hijos de un lugar para otro sin tener una casa donde vivir.

Está en una vivienda de donde el Estado la quiere sacar por la fuerza. El inmueble donde ella reside está ubicado en el Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, que consiste en una sola habitación multifuncional construida de mampostería, donde apenas cabe la familia. La policía se ha presentado en la casa para desalojarla, a lo que ella y los vecinos no han accedido.

Ante la crítica situación de vivienda, el Estado no le da solución. A pesar de tener un expediente abierto en el Órgano de Vivienda Provincial por más de 10 años, no hay una intención de ayudarla, pues ha estado en vísperas de recibir una casa por la cola de espera y según ella, “… cuando me tocaba que me dieran la casa, los de vivienda, la vendieron”.

Ella carece de todo tipo de recursos y medios de vida. Su caso es debate de la comunidad por lo que pasa para subsistir con sus dos hijos, los vecinos la auxilian en la medida de sus posibilidades principalmente en la alimentación de los niños. Le es imposible trabajar por tener que dedicarse a cuidar sus hijos que requieren de atención especial, por lo que no percibe salario alguno.

Las entidades estatales le niegan la ayuda. El Estado no le da auxilio, pues no le asignan asistencia social para la alimentación, el vestir y cubrir las demás necesidades básicas, así como la vivienda, que resulta significativo que estuvo por espacio de 6 días en el parque frente a la quinta unidad de la policía, con sus hijos, donde hasta dormían.

Con este caso se ilustra cómo el Estado obstaculiza la posibilidad de que las familias de los cubanos de a pie tengan una casa. La Constitución de la República de Cuba refiere en su Artículo 9 inciso c: “El Estado trabaja para lograr que no haya familia que no tenga una vivienda confortable”.

Aquí se muestra la realidad del régimen castrista en su gestión de gobierno respecto a la población. Por más que se pretenda querer vender una imagen de perfección del sistema social cubano, la verdad está a la orden del día para desmentir a estos impostores que tienen a un pueblo en total padecimiento como nunca antes visto, con las “Penurias en estado superlativo”.

Maduro no es tan Maduro, Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpgEl Condado, Santa Clara, Villa Clara, 14 de marzo del 2014, (FCP), Los medios informativos, tanto nacionales como internacionales, recogen las denuncias y declaraciones que diariamente formula el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Este con un comportamiento paranoico que lo identifica con su maestro y líder histórico de la decadente insurgencia latinoamericana, Fidel Castro, insiste en acusar a los Estados Unidos, de desestabilizar al país.

Para éste inmaduro presidente, electo en un proceso eleccionario fraudulento, las protestas de estudiantes y trabajadores que sacudieron los cimientos de la sociedad venezolana, fue el producto de una conspiración extranjera. Al igual que sus capitanes ideológicos y políticos, buscan justificar la represión contra la oposición, con mentiras y calumnias.

El pueblo venezolano no quiere que se implante en el país un régimen a la imagen y semejanza del comunismo cubano. Las barricadas en las calles, las manifestaciones estudiantiles, los paros obreros y el boicot en los abastecimientos solo expresaban ese sentimiento antitotalitario y antidictatorial, que late en ese heroico pueblo, al cual pretenden doblegar indefinidamente.

Durante varios días Venezuela vivió momentos gloriosos, el pueblo insobornable era dueño de sus calles. Los Chavistas y Castro-comunistas venezolanos apelaban a los métodos represivos aprendidos en las escuelas cubanas. Había que sofocar a toda costa el movimiento de protesta, y como se orientaba desde La Habana, acusar a terceros de preparar un golpe de Estado.

Lecciones estas muy bien asimiladas, primero por el desaparecido presidente Chávez, y después por el actual mandatario Nicolás Maduro. Desde que este llegó al poder, inició una fuerte campaña contra los medios de difusión privados, contra la libre empresa y países desarrollados, pero con énfasis en Estados Unidos.

No hay una sola intervención pública de Nicolás Maduro en que no exprese su odio hacia la nación estadunidense. Llegó a cometer el torpe error en la Cumbre de los Países Latinoamericanos y Caribeños, de proponer a Puerto Rico como un miembro más de esa organización, sin respetar el criterio de ese pueblo expresado en distintos referéndum.

Maduro siempre mira hacia La Habana, al igual que su desaparecido jefe, porque ve en Fidel al padre de todos los revolucionarios de América, quien los guía y los orienta. Por indicaciones de él, ha dado pasos para acabar con la libertad de expresión, condena la globalización, estigmatiza el mercado y desata una gran campaña contra el consumismo.

Como en tiempos de Chávez, Maduro, aunque intente mantener la fachada de una democracia, controla todos los poderes de su república bolivariana: suya es la Asamblea Nacional, el Sistema Judicial, la Fiscalía, la Contraloría y los organismos electorales. Ha llenado de opulentas prebendas a los altos mandos militares, para tenerlos incondicionalmente de su lado.

Es cierto y esto ha sido comprobado por la historia, que las ideologías sobreviven a sus propios fracasos. Hubo un congreso celebrado en Caracas hace algunos años, que reunió la más vistosa galería de movimientos políticos y sindicales de la extrema izquierda latinoamericana, esto incluía a comunistas, sandinistas y tupamaros.

Estos eventos como el Foro Social Mundial, creado por Fidel y Chávez, terminaban con una declaración final, la cual recogía toda la verborrea revolucionaria de los años 60. Espectáculos similares tienen lugar en países integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, donde Maduro proclama el Socialismo del Siglo XXI.

Lo único que se conoce del Socialismo del Siglo XXI, son los pasos dados por los chavistas desde que tomaron el poder, los desastres que ha ocasionado en su país y la manera como ha buscado extender su confuso modelo a toda la región latinoamericana. Buscan liquidar mediante maniobras y Petrodólares, la libertad política y económica del continente.

Maduro que no es tan maduro, recibió como su antecesor los deshechos radioactivos del marxismo, unido a un primario nacionalismo tricolor. Hace gala de sus alardes antiimperialistas y enseñanzas recibidas de Fidel, de Chávez y de otros reconocidos populistas. Sus errores consisten en querer encaminar a Venezuela por el camino totalitario de Cuba.

Tirarse con la Guagua Andando V, Guillermo Fariñas Hernández.

Coco.jpgLa Chirusa, Santa Clara, 14 de marzo del 2014, (FCP). En aquella cárcel cubana, como en todas las de la Isla, existían los reclusos “Mandantes”, una especie de matones tolerados por los carceleros. Estos son reconocidos entre la población penal como “Guapos” y se caracterizan por usar el “Matonismo”, cual modo de mantener la disciplina en las ergástulas.

La agresividad innata, familiar y social de Caja Quinta desde niño, ahora unida al furioso odio dentro de él, tras haber perdido el amor y el respeto de su única hija, sirvió de catalizador para que hasta los “Mandantes” le temieran. Dentro de aquel reclusorio se comentaba: “Él estaba sin cabeza”, frase marginal que significa su falta de miedo a las consecuencias y una temeridad cercana a la locura.

Durante varios años, se hizo algo constante sus peleas, heridas infligidas a sus contendientes de turno y los recurrentes castigos del sistema penitenciario por lesionar reclusos se transformaron en algo proverbial. Caja Quinta sin ser un Guapo típico en aquella cárcel, se impuso por no tener escrúpulos de ningún tipo al lesionar a sus compañeros de infortunio.

Los oficiales que dirigían aquel predio carcelario se percataron, que de él proseguir en aquel lugar sobrevendría inexorablemente una muerte, o a Caja Quinta finalmente lo mataban, o por el contrario, él terminaba con la vida de uno de los tantos presos con que se peleaba. Ninguna de las dos opciones le convenía a estos uniformados, pues cuando existen muertes, alguna cabeza cae.

Esta postura logró que las propias autoridades de aquella penitenciaria decidieran, por conveniencia, sacarlo de allí, pero para no exacerbarlo o alertarlo, comenzaron a realizar las maquinaciones calladamente. Con inteligencia usaron al enfermo y anciano padre de Caja Quinta, la única persona de su familia que lo venía a visitar aún y le preguntaron: ¿Para donde se lo trasladamos?

A los cuatro años de permanecer en La Paula, entre los recuerdos de su pequeña vástaga bien y el rencor frio por haberla perdido, un inesperado día fue trasladado hacia una prisión en Santa Clara. Hasta el propio Caja Quinta se sorprendió de haber estado hasta hacia unas pocas horas en otra prisión y en otra provincia.

Se encontró en la cárcel “La Pendiente”, en las afueras de Santa Clara, donde pudo compartir con coterráneos de su querida y marginal barriada Dobarganes. Cierto era que su generación pudo ver a unos pocos, pero a los descendientes de estos, los conoció por fuera o sea en apariencias, pero por dentro, como se debe conocer a los hombres que están presos con uno.

También en ese mismo sitio se vino a enterar, que varios de sus sobrinos-nietos cumplían largas sanciones allí por delitos de Asesinato en Grado Tentativa, Lesiones Graves con Peligro para la Vida, Hurto y Sacrificio de Ganado Mayor, Robo con Fuerza en las Cosas y Robo con Violencia. Tuvo la osadía de reírse de su desgracia y de la tendencia que poseía su familia a la marginalidad.

Allí pudo percatarse, en lo más profundo de su ser, que la bestialidad a él atribuida era una cuestión de infantes, ante la crueldad de todos aquellos jóvenes que permanecían encerrados junto a él. Todos aquellos delincuentes menores de 30 años, bajo ningún concepto se arrepentían del mal que habían hecho a otras personas o la sociedad en general.

Se puso a realizar un análisis filosófico de las motivaciones, proyecciones y aspiraciones de aquella representación de la juventud cubana; y se dio cuenta que la Revolución estaba perdida.

El malsano cinismo, con que todos aquellos mozalbetes se vanagloriaban de los delitos más violentos cometidos por ellos, era una clara señal, que El Hombre Nuevo había quedado en una utopía.

Su mala fama debido a su agresividad y crueldad, mientras estuvo encarcelado en La Paula, lo había precedido al arribar a la provincia de Villa Clara. Y su muy abultado expediente de recluso, que detallaba con pormenores el alto nivel de peligrosidad carcelaria alcanzado por Caja Quinta en la ergástula matancera, resultó una cuestión que preocupó a la Dirección del penal.

Si le añadimos, que contaba con toda un “Pelotón Familiar” junto a él, Caja Quinta se transformó en un peligro latente para mantener la disciplina y estabilidad en aquella prisión. Razón por la cual, El Consejo de Dirección de La Pendiente se propuso la tarea, de sacarlo con brevedad del Régimen de Mayor Severidad, única manera de evitar un motín carcelario.

Cuba en el Mundial de Atletismo Bajo Techo, Jorge Luis Artiles Montiel “Bebo”.

Bebo.jpgCapiro, Santa Clara, Villa Clara, 14 de marzo del 2014 (FCP). La actuación de Cuba en el Mundial de Atletismo Bajo Techo (BT), Sopot, Polonia 2014, fue buena. La delegación cubana,con seis participantes, ganó un oro, una plata y un bronce, y alcanzó el séptimo lugar por países. Allí se observó la baja calidad de los atletas del Deporte Rey cubano, pero con la excepción de los saltadores.

El área de saltos: con pértiga, largo y triplista, son las que más han progresado y han mantenido la cosecha de medallas en los últimos Campeonatos Mundiales, Mundiales Bajo Techo y Juegos Olímpicos. Los triplistas desde que comenzaron los Mundiales Bajo Techo en 1985 han logrado medallas, inclusive varios títulos en ambos sexos.

No asisten a los mundiales BT el área de lanzamiento (disco, martillo, bala y jabalina). Tampoco a las carreras de los 100 metros planos (m/p), ni 100 en el femenino, ni 110 en el masculino con vallas (c/v), 200-400 c/v, 400-800-1500-3000-5000 y 10 000 m/p, la media maratón, y la maratón. Pero sí a la de velocidad (60 metros), donde en Cuba no existen talentos.

Ahora los periodistas y comentaristas deportivos justifican que era una pequeña delegación. Esta fue la que asistió, por clasificación y los atletas que no acudieron, fue por no clasificar a este Mundial BT, debido a los bajos rendimientos competitivos. En los mundiales BT se compite en 12 modalidades del atletismo, en ambos sexos.

Alcanzó oro Yarisley Silva en salto con pértiga, con 4.70 metros. La Silva se encuentra en la élite universal, pues ha alcanzado medalla en todos los eventos en que ha participado, logró bronce en Daewgo 2011, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en el Mundial de Moscú 2013 y plata en las Ligas del Diamante 2012 y 2013.

También, ganaron medallas los de triple salto, con la plata de Alexis Revé y salto de 17.33 metros, y bronce de Pedro Pablo Pichardo que marcó 17.17. Los saltadores de triple salto, han alcanzado medallas en todos los mundiales de atletismo bajo techo que se han efectuado, como se dice en buen cubano, han sacado la cara, por el Atletismo Cubano.

Las malas actuaciones del atletismo cubano en eventos extrafronteras son por las arbitrariedades que existen en la Federación Cubana de Atletismo (FCA). Quien dirigía la FCA era Alberto Juantorena, que además, era vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER), organismo rector del deporte cubano y de los deportistas.

Entre las barbaries estuvieron las expulsiones de Dayron Robles -Ex recordista y Campeón Olímpico de Beijín 2008, en los 110 c/v- y de Yargelis Savigne -plata Olímpica en 2008 y doble Campeona Mundial y Mundial bajo techo, en triple salto-. Esto sucedió por reclamar lo ganado, con sudor y sacrificio, cosa que no le gustó al señor Juantorena y al régimen.

Además, Juantorena mandó a retirar, junto a otras figuras, a Santiago Antúnez -elegido Mejor Entrenador de Atletismo del Mundo en el 2010 quien entrenaba a Robles-, además, expulsó a su hijo de igual nombre, por entrenar al “Lord del Guaso” después de la expulsión del ex-recordista Olímpico.

Otras situaciones son las pésimas condiciones en que se encuentran las áreas deportivas donde entrenan, la alimentación, los albergues y el estipendio de los deportistas. Todas estas contradicciones lo sabía Alberto Juantorena Danger -Campeón Olímpico de Montreal 1976 en 400 y 800 m/p- que también fue exaltado al Salón de la Fama del Atletismo Mundial, en Barcelona 2013.

Se puede agregar -sin hacer leña del árbol caído-, que Alberto Juantorena fue quien pidió al dictador Fidel Castro suprimir el estipendio de 100 pesos (moneda nacional) a los Estudiantes Universitarios en un Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), en 1974. Él, además, asistía en todos los eventos deportivos para quitarle lo ganado a los atletas.

Juantorena, era quién mandaba y disponía del atletismo y del deporte cubano en general. También, hacía el trabajo sucio del régimen totalitario de los Castro en el deporte. Se sabe que fue expulsado de la Federación Cubana de Atletismo y del INDER, aunque no se ha informado por los medios gubernamentales, ni se ha sustituido.

Según fuente cercana a la Dirección Nacional del INDER y del régimen -que no quiso ser revelada-, fue contactado en México por Miguel Díaz-Canel Bermúdez Primer Vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros, quien se encontraba en México so pretexto de una visita oficial. Se rumora que “el elegante de las pistas” posee negocios realizados con el dinero robado a los deportistas cubanos.

El silencio que ha mantenido el régimen por el caso Juantorena es absoluto, debido a que fue el niño mimado de Fidel Castro en sus años de gloria deportiva y después dirigente deportivo. Se dice en los pasillos principales del INDER Nacional que su ex-esposa, fue quien delató sus negocios sucios y dónde se podían encontrar.

Este sujeto, además, de haber destruido a atletas de Altos Rendimientos, engañado a las Glorias Deportivas, estuvo como vicepresidente del INDER, por ser un seguidor del régimen y por ser el principal protagonistas de los Altos de Repudio en el 1980, en la Embajada del Perú y en el éxodo del Mariel.

bebodeportes@yahoo.com

Twitter:@bebodeportes

Móvil: 53805656.

Las Razones de Céspedes, Alexander Andrade Guimbarda.

Alexander.jpgSanta Catalina, Santa Clara, 7 de marzo de 2014 (FCP). “Dígale al general Caballero de Rodas que Oscar no es mi único hijo, yo soy el padre de todos los cubanos que han muerto por la libertad de Cuba”. Fue la respuesta que dio Carlos Manuel De Céspedes al oficial español que le ofrecía la libertad de su hijo prisionero, a cambio de que renunciara a la lucha por la independencia de Cuba. Este hecho le ganó el epíteto de El Padre de la Patria.

Nació el 18 de abril de 1819 en Bayamo. El 22 de marzo de 1838, en la Real y Pontificia Universidad de La Habana, obtuvo el grado de Bachiller en Derecho Civil.

Estaba en España en 1843 y participó en la sublevación del General Juan Prim. Luego salió de la península como exiliado político hacia Francia. Después, recorrió varios países para regresar a Cuba en 1844 convertido en un poliglota, pues ya dominaba varios idiomas, como el inglés, francés, italiano, además, del latín y el griego que ya conocía desde pequeño.

En 1867 compra el ingenio La Demajagua, en manzanillo, por la suma de 81 000 dólares. Allí desarrolló la mayor parte de sus actividades conspirativas.

Los conspiradores fijaron el 24 de diciembre como fecha para iniciar la rebelión. Sin Embargo, al ser descubierta la conspiración, Céspedes decide adelantarse y se alza en armas por la independencia de Cuba el 10 de octubre de 1868, en su ingenio Demajagua.

El 20 de octubre de ese año toma la ciudad de Bayamo donde se hace nombrar Capitán General de Cuba Libre. Esto es algo que no le perdonaron nunca los camagüeyanos, encabezados por el marqués de Santa Lucía, Salvador Cisneros Betancourt. Poco después los españoles atacaron Bayamo, la cual fue incendiada por los patriotas cubanos que no aceptaron pactar la rendición.

El 10 de abril de 1869, en Guáimaro se proclama la Constitución de la República de Cuba en Armas, redactada por los abogados Ignacio Agramonte y Antonio Zambrana. Aparentemente en esta asamblea, fueron zanjadas las diferencias entre los patriotas del Camagüey, Bayamo y Manzanillo, y Céspedes fue elegido Presidente de las República en Armas.

Sin embrago, Cisneros Betancourt asumió el cargo de presidente de la Cámara de representantes, la cual contaba con poderes para destituir al jefe militar y al Presidente, algo que, el tiempo demostró, sería funesto para el movimiento independentista.

En 1870, la Cámara de representantes entra en contradicciones con el jefe del ejército, el general Manuel de Quesada y este resulta destituido de su cargo. Céspedes lo envía a Nueva York para organizar una expedición que trajera armas y pertrechos a los independentistas.

Tras la caída en combate del mayor general Ignacio Agramonte en Jimaguayú, Céspedes es depuesto de la Presidencia de la República en Armas el 28 de octubre de 1873. El cargo fue ocupado por Salvador Cisneros Betancourt. Aceptó este hecho con dignidad y sin oponer resistencia. Refiriéndose a su deposición, manifestó:

“(…) Me he inmolado en el altar de mi Patria, en el templo de la ley. Por mí no se derramará sangre en Cuba. Mi conciencia esta muy tranquila y espera el fallo de la Historia. Pongamos aquí punto final a la política”.

Abandonado por sus compatriotas, se internó en la Sierra Maestra en un lugar llamado San Lorenzo. El 27 de febrero de 1874, Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo es sorprendido por soldados del Batallón de San Quintín. En desigual combate perdió la vida ese día aquel ilustre bayamés, iniciador de la lucha por la independencia nacional.

En su Manifiesto Del 10 de Octubre, Céspedes expuso las razones que motivaron el inicio de la gesta independentista:

“(…) España gobierna a Cuba con brazo de hierro ensangrentado… que teniéndola privada de toda libertad política, civil y religiosa, sus desgraciados hijos se ven expulsados de su suelo a remotos climas o ejecutados sin formación de proceso por comisiones militares en plena paz (…), la tienen privada del derecho a reunión como no sea bajo la presencia de un jefe militar, no puede pedir remedio a sus males sin que se la trate de rebelde y no se le concede otro recurso que callar y obedecer”.

La realidad de la Cuba de hoy es muy similar a la que el Padre de la Patria describiera en este documento, ya que a 146 años del comienzo de las luchas por zafarse del yugo de aquella tiranía, el pueblo cubano aún no acaba de ver la luz de la libertad. A 140 años de su muerte “Las razones de Céspedes” siguen vigentes para luchar contra una de las peores tiranías de la Historia, el castrocomunismo.

céspedes.jpg

“El Roncador”, Un Desembarco sin Final, José Luis León Pérez.

Leon.jpgEl Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 7 de Marzo, (FCP). En la madrugada del 29 de noviembre de 1884, la pequeña goleta llamada “El Roncador”, enfila proa a las costas cubanas. El barco de un solo palo, transportaba 14 hombres, entre ellos cuatro marinos griegos y a José Ramón Leocadio Bonachea Hernández como jefe, desde Montego Bay en Jamaica.

A las dos de la tarde, ya fuera de las aguas jurisdiccionales, “El Roncador” es divisado por una lancha armada de la Marina española bautizada como “La Caridad”. Esta había salido en su busca gracias a una delación producida en Kingston.

Bonachea, que temía por la suerte de sus compañeros decide no hacer frente a la lancha. Arroja por la borda todo el armamento, creyendo con ello, que el enemigo privado de las evidencias, los dejarían proseguir su viaje. De nada sirvió aquella acción, pues un documento, en manos del desertor que había quedado en Jamaica, era suficiente prueba como para incriminarlos.

Violando lo establecido por las leyes internacionales referente a embarcaciones que se encuentran en aguas no jurisdiccionales, los apresaron y condujeron a Manzanillo. Todo el traslado era en medio de ofensas y burlas vejaminosas. El día 6, fueron trasladados a Santiago de Cuba, en el vapor “Thomas Brooks”.

En una oscura celda de “Cayo Ratones” Bonachea cumplió sus 38 años. El 13 de enero de 1885 es reubicado junto con sus camaradas a los calabozos del Castillo del Morro de Santiago de Cuba. Allí permanecieron hasta el 10 de febrero, donde son conducidos al crucero “Jorge Juan” con el fin de celebrarles Consejo de Guerra.

El Consejo sesiona durante dos días: 11 y 12 de febrero. La acusación: rebelión y filibusterismo. La sentencia: pena de muerte para el General José Ramón Leocadio Bonachea, el Coronel Plutarco Estrada, el Capitán Pedro Cestero, el Teniente Cornelio José Oropesa y el práctico Bernardo Torres. El 6 de marzo, les fue leída la sentencia a los reos condenados a muerte.

Estos pasaron a las capillas, “(…) acompañados de los sacerdotes que cada uno eligió , para confesar, (…). Los reos escucharon, atentos y resignados las exhortaciones, confesando y comulgando aquella mañana” .

En carta escrita desde la cripta a José Dolores Poyo expresa: “Vuestro amigo entregará su alma al Creador mañana a las ocho, (…). Aún continúo enfermo, pero esto no quita para que en esta hora esté con todo el vigor del hombre digno. Confío en que mis amigos y hermanos del heroico Cayo, me la consuelen y ayuden, sobre todo en la educación de mis hijos (…)” .

El día 7 a las seis de la mañana, los reos fueron conducidos a la explanada del Morro. Allí, se violó lo establecido por los códigos militares de las naciones civilizadas y las más elementales reglas de la ética y del humanismo. El resto de los prisioneros no condenados a muerte fueron obligados a presenciar el asesinato de sus compatriotas.

Cumplida la sentencia, el Capellán Párroco, Mariano López, emitió el certificado de defunción correspondiente: “(…) Que el día 7 de marzo de mil ochocientos ochenta y cinco mandé dar sepultura Eclesiástica en el Cementerio de esta Parroquia al cadáver de RAMON LEOCADIO BONACHEA, casado, de treinta y ocho años de edad y natural de Santa Clara, (…)” .

Diecinueve años después del triste día del fusilamiento, los restos de los cinco camaradas fueron exhumados. Estos se depositaron en el “Panteón de los Mártires de la Libertad” en el cementerio santiaguero de “Santa Ifigenia”, cerca del lugar donde reposa José Martí el hombre que había sentenciado: “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida” .

Nunca se sabrá, si Bonachea pudo haber considerado que debió haber actuado de otra manera. Quizás el sacerdote que estuvo a su lado, en sus últimos momentos, tuvo el privilegio de saberlo, pero el secreto de confesión selló sus labios. De cualquier forma, lo cierto es que murió reconciliado con el Dios que aprendió a amar y con él mismo.

Todos los cubanos que deseamos nuestra nación libre, sin arreglos, ni pactos pacifistas con los enemigos que la desdeñan, debemos rendirle todo tipo de honores a “El Hombre de Hornos de Cal”. ¡Gloria Eterna a José Ramón Leocadio Bonachea Hernández!

bonachea.jpg

Bibliografía:

Carta de Spotorno a Bonachea, citada por Casasus, Op. Cit. p. 44.

JUAN J. E. CASASÚS: Ramón Leocadio Bonachea: el jefe de la vanguardia, La Editorial Librería Martí, La Habana, 1955.

Testimonio de Guarina Bonachea, citado por Casasus, Op. Cit. p.44.

Tomado de: Villa Clara y sus luchas por la Independencia (1878-1898) de Migdalia Cabrera Cuello.

Notas:

1-Bonachea eligió al padre Marcelino Vivar.

2-La Tarde, 11 de marzo de 1885. Citado por Casasus. Op. Cit. p. 216.

3-Casasus, Juan, J. E. Op. Cit. p. 218.

4-Libro de Defunciones de San Pedro de la Roca del Morro de Santiago de Cuba, Folio 6, No 20. Citadov por Casasus, Op. Cit. p. 234.

5-”Pilar Belabal”, El Federalista, México, 5 de Marzo de 1876, t. 6, p. 420.

Unidad con Pies de Barro (I), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpgEl Condado, Santa Clara, Villa Clara, 8 de marzo del 2014, (FCP). A pesar de los insistentes llamados a la unidad hechos por el eje Cuba, Ecuador y Venezuela, en la Cumbre de los jefes de Estado y de Gobiernos de América Latina y el Caribe (CELAC), persisten agudas diferencias entre ellos, que las hacen irreconciliables. Es lógico que suceda, la CELAC no es un bloque monolítico, ni tampoco una coordinación de intereses políticos homogéneos.

La prensa acreditada al evento, no tuvo acceso a los debates registrados a puerta cerrada. Aún se desconoce la forma en que fueron abordados innumerables y complejos problemas de carácter fronterizos, que están en la mesa de negociaciones y que en ese amplio marco de intereses nacionales no encontraron solución.

Muchos fueron los discursos pronunciados por los jefes de Estado, cargados de una retórica populista y demagógica. Pocos fueron francos a la hora de hablar sobre las causas que generan la pobreza, el atraso y el subdesarrollo de la mayoría de los países que integran la región. Algunos para evitarse problemas soslayaron hablar sobre las nuevas corrientes nacionalistas en boga.

Nacionalistas y Socialistas, se unieron en esta Cumbre en una comunión de intereses antioccidentales y antinorteamericanos. Era lógico esperar que no se levantara una voz para denunciar al gobierno cubano, por las sistemáticas violaciones de los derechos humanos y por la falta de libertades presentes en este país.

Un gran silencio cómplice se dejó sentir durante los dos días de sesiones. En el lugar donde se reunían los mandatarios solo se escuchaban loas y alabanzas al octogenario Comandante, por ser junto al desaparecido presidente Hugo Chávez los creadores de esta organización, cuyo objetivo principal es poner a los pueblos y gobiernos latinoamericanos contra los Estados Unidos.

Llamados a la unidad hicieron con énfasis los presidentes integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).Es evidente que este grupo de países busca desafiar las relaciones comerciales con Estados Unidos. Nicolás Maduro, como Chávez en vida, se dedica a regar petrodólares con el fin de ampliar su clientela política en la región.

Innegable es el hecho de que en este cónclave, hubo ausencia total de la unidad a la que aspiran los líderes cubanos y venezolanos para lograr consolidar un fuerte movimiento, expresión de esta izquierda extremista. No abordaron muchos problemas complejos que subsisten en esta parte del universo, y que de plantearse, daría al traste con el desarrollo de la Cumbre.

En aras de consolidar la unidad de esta organización latinoamericana y caribeña, sus promotores pasaron por alto la lucha armada en Colombia, que se mantiene como una anacrónica y sangrienta representación de los delirios revolucionarios. En ello está estampado el sello de Fidel y del Che, empeñados en llenar de guerrillas el continente.

Como se ha recordado, a pesar de los esfuerzos realizados por los presidentes integrantes del ALBA, bajo la batuta de Nicolás Maduro, para lograr presentar un frente unido contra la política estadounidense, estos no han logrado resultados. El modelo de Cuba no se puede tomar como ejemplo, ya este tuvo un tránsito macabro en la historia del siglo XX y comienzos del XXI.

Una gran división se da hoy en América Latina, y no es entre gobiernos pro-estadounidense y antiestadounidense. La división no es entre los partidarios del ultraliberalismo y los socialistas. La contienda enfrenta a la izquierda más extremista, de la izquierda moderada y estas posiciones se reflejaron en la II Cumbre Latinoamericana y Caribeña.

Raúl Castro, Nicolás Maduro, Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega, lanzaron como siempre furiosos ataques contra los países desarrollados, acompañada del “fuetazo” contra el “imperialismo”. Todos los populistas arremeten a latigazos contra el dorso del imperio. El “imperio” es casi siempre el gobierno de los Estados Unidos.

Imposible lograr la unidad latinoamericana, asentada en apoyo a gobiernos totalitarios y antidemocráticos. La unión de muchos de estos gobiernos se levanta sobre cimientos de barro. Son muchos los factores que enfrentan unos a otros, y más cuando la izquierda que ellos representan, quiere extender sus mandatos en el poder. Caso Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

La Mitad de la Vuelta Ciclística a Cuba, Jorge Luis Artiles Montiel “Bebo”.

Bebo.jpgCapiro, Santa Clara, Villa Clara, 7 de marzo del 2014, (FCP). Regresó la Vuelta Ciclística a Cuba, pero desde la mitad de la Isla Prisión. El ahora llamado Clásico Ciclístico Cubano Camagüey-Habana, fue reiniciado después de cuatro años de ausencias, por las carencias de financiamientos gubernamentales, del Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER) y de la Unión Ciclística Cubana (UCC).

El Giro Cubano se ha suspendido en varias ocasiones desde su inauguración en 1964, año en que fue ganado por Sergio “Pipián” Martínez “El Rey de las Carreteras”. El INDER y la UCC han justificado la suspensión de la Vuelta a Cuba por los siguientes motivos: 1ero El Período Especial de 1990; 2do El derrumbe del Campo Socialista y 3ro La falta de recursos económicos.

En las Vueltas a Cuba asistían los mejores pedalistas del Campo Socialista, para su preparación física por el frío en Europa. Países como la Unión Soviética, Alemania Democrática, Checoslovaquia y Polonia dominaban el ciclismo universal. Ya esto no ocurre y los ruteros no participan en el Giro Cubano por no optar puntos en el ranking mundial.

Además participaban escuadras de reconocida fama del ciclismo como los escaladores “Los Escarabajos” de Colombia y “Los Perseguidores” ruteros de México, los mejores del planeta. Ahora sin la calidad de pedalistas foráneos es anunciado, por la prensa y sus comentaristas deportivos, como el Clásico Cubano de Ciclismo Camagüey-Habana.

Ahora no es la tradicional Vuelta Ciclística a Cuba, que comenzaba en Baracoa hasta Pinar del Río, con Meta Final frente al Capitolio Nacional. Más de 1 600 km, en 16 etapas, tres carreras contrarreloj, 20 Metas Volantes, cuatro Grandes Premios de Montañas (La Farola, Alto de Cotilla, La Gran Piedra y Topes de Collantes).

Este giro tuvo representación de 14 provincias, excepto Granma y Mayabeque. Con 25 escuadras, uno mixto, y 85 ciclistas. Además, de tres naciones: Antigua, Perú y Panamá, esta última con el club “Río-Claro-Blanco-Valle” con tres pedalistas colombianos. Fue avalado con puntuación para el ranking América Tour de la Unión Ciclística Internacional (UCI), con Categoría C.

Según la UCC, es una preparación para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, de Veracruz, México, en noviembre. Además, es la primera fase del Campeonato Nacional de Ruta. Largó en un circuito en Camagüey de 60 km, en saludo a los 500 años de su fundación, donde ganó Arnold “Chiquí” Alcolea, quien fue ganador de las últimas Vueltas a Cuba 2009 y 2010.

Este Clásico fue a 888 kilómetros, divididos en ocho etapas. La 1era con un circuito de 60 km para decidir la camiseta de líder, dentro de Camagüey; 2da Camagüey-Ciego de Ávila a 113 km, por zona llana con salida en la Plaza de los Trabajadores, con dos Metas Volantes en Florida y El Centro, Meta Final, en el parque José Martí.

La 3ra una contrarreloj desde El Gallo de Morón-Ciego de Ávila a 35 km, por el llano avileño. 4ta Ciego de Ávila-Cabaiguán-Sancti Spiritus, a 142 km, con tres Metas Volantes en Jatíbonico, Sancti Spíritus y Cabaiguán. Por zonas llanas con ligeras elevaciones. Salida en el parque José Martí y la Meta final en el parque Serafín Sánchez de Sancti Spíritus.

La 5ta Sancti Spíritus-Cienfuegos, 134 km por zona de montaña, con Meta Volante en Trinidad, y un Gran Premio de Montaña de Clase A, en Topes de Collantes, que fue rescatado de las Vueltas a Cuba. El segundo segmento, continúo desde el Entronque La Sierrita y la Meta final con un Circuito en el Paseo de Prado de Cienfuegos.

También festejaron los 500 años de fundadas las Villas de Sancti Spíritus y Trinidad por donde pasó la caravana. Hubo un segundo caso de robo, pues le robaron la bicicleta a Pedro Portuondo de Santiago de Cuba, del Hotel Deportivo de Sancti Spíritus, quien iba de Líder por Puntos. El primer hurto fue en Santa Clara en la Vuelta a Cuba en el 1978, al soviético Alexander Shirov.

La 6ta, Cienfuegos-Santa Clara a 92 km por zona de montaña. Con salida en el parque José Martí, dos Metas Volantes en Cumanayagua y Manicaragua y la Meta final en el parque Leoncio Vidal de Santa Clara. 7ma Santa Clara-Cárdenas a 185 km con ligeras elevaciones, salida del parque Vidal, tres Metas Volantes Santo Domingo, Colón y Jovellanos, y Meta final en Cárdenas.

La 8va Varadero-La Habana a 136 km, zona con ligeras elevaciones, la salida en las 8 000 Taquillas de Varadero, con tres Metas Volantes en Peñas Altas, Matanzas; Santa Cruz del Norte y en Primelles y Vía Blanca (La Peugeot), con dos Premios de Montañas, en la Rallonera y Guanabo con Categoría C, la Meta Final, frente del Capitolio Nacional.

Los ganadores fueron: Individual General: 1ro Vicente Sanabria, de Matanzas, 2do Yasmani Balmaseda, de Artemisa, y 3ro Yordenis Crespo, de Matanzas. Por Puntos: 1roArnold Alcolea, de Santiago de Cuba; 2do Fernando Ureña, de Panamá; y 3ro dos empatados, Onel Santa Clara, de Guantánamo y Yasmani Estupiñán, de Matanzas.

Caso curioso, el matancero Vicente Sanabria fue expulsado del Equipo Nacional de mountain bike por tener 41 años, además había participado en 11 Vueltas Ciclísticas a Cuba. Ahora hizo una hazaña y se auto-comparó con el estadounidense Chris Homer quien con 41 años ganó el Tour de España y el Tour de Francia en el 2013.

Premios de Montaña: 1ro Arnold Alcolea, de Santiago de Cuba; 2do Yennier López, de Guantánamo y 3ro Vicente Sanabria, de Matanzas. Por Equipo: 1ro Artemisa con crono de 65:46:34 horas; 2do Matanzas con 65:10:41 y 3ro Panamá, Río-Claro-Blanco-Valle con 65:14:58 horas. Destacados; Vicente Sanabria y foráneo Fernando Ureña de Panamá.

Sí se acordaran de las Vueltas Ciclística a Cuba que desde Baracoa hasta el Capitolio Nacional, habían aficionados por toda la ruta dándole animo a los ruteros y a la serpentina multicolor, donde participaban lo mejor del ciclismo mundial; Ahora en la mitad del Clásico, solo las sirenas de las motos y carros de patrullas fueron los protagonistas, “algo es algo”.

bebodeportes@yahoo.com

Twitter:@bebodeportes

Móvil: 53805656