Ambientalismo en Verano, Carlos Alberto Martínez Muñoz.

El Condado, Santa Clara, 3 de agosto del 2012, (FCP). Llegó la temporada de verano, dos meses de días largos y calurosos muy esperados por todos los cubanos. El clima tórrido convierte a la más acogedora morada en un fogón calcinante, y vuelve sofocantes a las ciudades, las cuales sufren el efecto de “isla de calor”.

Los niños, adolescentes y jóvenes, tienen estos dos meses libres para solazarse en actividades propias de su edad, lejos de los centros de adoctrinamiento comunista de los ministerios de Educación y Educación Superior. Los adultos también se toman un mes de merecido descanso laboral luego de once de trabajo mal retribuido.

Las familias siempre tratan de disfrutar un tiempo juntas cerca de la Naturaleza, a la que vuelven por atávico instinto, en franco distanciamiento del barullo altisonante, el ajetreo apabullante y la atmósfera asfixiante de las ciudades. Se retiran a la apacible y refrescante tranquilidad de los lugares verdes y azules que aun existen.

No siempre es posible ir muy lejos, o viajar por varios días, pues en estos tiempos de estrechez económica es difícil ahorrar siquiera un pequeño monto de los exiguos emolumentos mensuales. Por eso no todos pueden irse de campismo por una semana o varios días, algunos tienen que contentarse con una jornada en la playa.

El movimiento de personas es masivo, y abarrota las estaciones de trenes, barcos, ómnibus y aviones, que en ninguna época del año dan abasto, y en esta menos. Los transportistas privados se aprovechan de la incompetencia del Estado para proveer tan básico servicio y ante la demanda los precios escalan astronómicamente.

Por todo el país los cubanos buscan opciones de divertimento en entornos naturales. En Occidente los pinareños se lanzan a los campismos de ríos, cuevas, bosques y montañas; los habaneros hacen largas colas en la ruta 400 y atestan la playa de Guanabo, mientras los matanceros prorrumpen en estampida hacia Varadero.

Los villaclareños se marchan con gatos, perros y pericos incluidos a la fangosa playa de Juan Francisco o a los campismos del litoral norte. Otro tanto hacen los habitantes de Ciego de Ávila y Morón, para los cuales los deliciosos cayos Coco y Guillermo son inaccesibles, y tienen que contentarse con el litoral de Cunagua.

Camagüeyanos, holguineros y granmenses también apuestan por las playas. A los santiagueros se les hacen menos atractivas por la escabrosa geografía de la costa, con largas zonas de “diente de perro” y guijarros, y pocas franjas arenosas estrechas.

Para los baracoenses el verano es una fiesta de familia, pues se van “de gira” como ellos dicen, con su macho asado y su caldosa. Su tierra es pródiga en ríos anchos y profundos, de límpidas aguas y umbrosas riberas, que con su verde manto invitan a la contemplación y a la reparadora placidez de una siesta vespertina.

“Guerrilleros” jóvenes y no tan jóvenes, necesitados del contacto con la Madre Tierra, recogen sus mochilas y se van de expedición, apertrechados de cazuelas, linternas, casas de campaña y hasta guitarras. Acampan en el valle de Viñales, en las montañas del Escambray, o en los azules picachos de la Sierra Maestra.

Como toda actividad humana, la estancia en estos lugares genera desechos orgánicos e inorgánicos que afectan el medio. Los desechos orgánicos generalmente pueden ser degradados por este, pero los inorgánicos no, por lo cual deben ser adecuadamente retirados.

Si nos encontramos en áreas que poseen un sistema de recogida de desechos, debemos colocar los nuestros apropiadamente en los envases sanitarios. Si no existe, una alternativa para no contaminar el entorno local es depositar nuestra basura, especialmente la inorgánica, en una bolsa de nylon y llevarla de vuelta a la ciudad.

Cualquiera que sea la forma escogida para disfrutar del verano en armonía con la Naturaleza, es importante recordar que la capacidad de carga de los ecosistemas es limitada. Todos debemos contribuir a cuidar la higiene ambiental de estos lugares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s