Un Nuevo Torneo de Oratoria (II), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 14 de septiembre del 2012 (FCP). En estas Cumbres del Movimiento de Países no Alineados, se volvieron a reiterar los mismos pronunciamientos, que lo definieron como tal, la no alineación es pura falacia. De este conjunto de naciones, algunas de ellas, al desaparecer el campo socialista y darse fin a la guerra fría, perdieron su contenido principal y hoy se dedican a combatir la Globalización y el Neoliberalismo.

Cuba forma parte de este grupo de países que, ahora dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y en coordinación con ellos, se esfuerzan por impulsar un frente antinorteamericano. El NOAL es uno de los escenarios que la vieja y la nueva izquierda, en especial la latinoamericana, utilizan para combatir a los países desarrollados.

Esta cumbre, al igual que las anteriores, ignoró el flagelo del terrorismo, y evadió señalar por sus nombres a los países que en el mundo utilizan estas acciones criminales como método de lucha. Ni una sola palabra contra los promotores de los coches bombas, voladuras de restaurantes y de ómnibus con un saldo escalofriante de muertos y mutilados.

Las organizaciones terroristas del Medio Oriente, aplaudieron las palabras de conclusión del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, el cual defendió su programa nuclear y llamó a la solidaridad con el dictador sirio. Además volvió a cargar contra los países occidentales, a los cuales acusó de imponer un modelo único de democracia.

Por lo demás, este cónclave como los anteriores, no aportó nada nuevo para beneficio de los pueblos, fue una repetición de las viejas fórmulas y consignas ya gastadas. Allí se dieron las manos el oscurantismo, la ignorancia, los enemigos del progreso, aquellos que aplauden a quienes tiranizan al pueblo cubano, e impiden que resplandezca todo pensamiento libre.

América Latina en la actualidad, después de la llegada al poder de movimientos y partidos de izquierda, está muy lejos de aplicar una filosofía constitucional como la de los Estados Unidos. En esta parte del continente se cambian con frecuencia las constituciones a través de negociaciones opacas, aunque se revistan de supuestos apoyos populares.

Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y el sucesor del presidente vitalicio de Cuba, Raúl Castro, han establecido una norma en América de permanencia en el poder. Los que tienen una mayoría transitoria, como las tuvieron en su tiempo los gobernantes cubanos, rechazan limitar sus poderes. México y Chile han sido una excepción de la regla.

Ni uno solo de estos tópicos fueron tocados en la Cumbre del MNOAL, por los que se califican a sí mismos de portadores de los cambios democráticos en la región. A estos mandatarios les duele dejar el poder político, parece que a los presidentes de los países que integran el ALBA, abandonar la dirección de los asuntos públicos es equivalente a la muerte.

Chávez, ante las elecciones venideras, ofrece lecciones de adicción enfermiza por el poder, lo que conduce a gobernar no para dejar legados permanentes, sino para intentar perpetuarse indefinidamente al frente del Estado. Y en esto encuentra un fuerte apoyo de los participantes en Teherán, los mismos que apoyan a Irán en sus planes nucleares.

Hoy este movimiento, o lo que aún queda de sus principios fundacionales, se dedica a crear un frente para luchar contra la Globalización, a la cual acusan de ser la responsable de los males del tercer mundo. Señalan que a ella se deben la pobreza, los bajos salarios y la corrupción política, además de la crisis económica que abate algunos países.

Recomiendan estos detractores de la Globalización, que no acaban de aprender que el mismo es un proceso inevitable e indetenible, poner límites al comercio, a las inversiones de capital extranjero, y darle mayor protagonismo al Estado en el control de la economía. Vuelven con los mismos epítetos de las Cumbres anteriores, en resumen nada hay nuevo bajo el sol.

Un nuevo torneo de oratoria se produjo en esencia en esta Cumbre del MNOAL, los jefes de Estado en su declaración final volvieron a reiterar su vieja manera de diagnosticar el origen de la pobreza. Según ellos el mundo se divide en explotadores y explotados, en víctimas y victimarios, este es el discurso que venía de los discípulos de Marx, y también de Mussolini.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s