En el Principio Creó Dios los Cielos y la Tierra (I), Antonio Raúl Machado García.

Antonio.jpg

Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 19 de octubre de 2012, (FCP). El Todopoderoso Dios se revela en las Escrituras y en la misma creación como un ser trascendente y eterno, que existe desde la eternidad y hasta la eternidad independientemente del ser humano. Él es la primera causa de todo lo que existe: “Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios” (Sal.90.2).

El pasado 12 de octubre, el diario oficial Granma se hizo eco de ciertas declaraciones para dejar caer una sutil crítica y hacerlas parecer algo anticuado: “El republicano y miembro del congreso estadounidense Paul Broun, aseguró que los científicos son un instrumento del diablo, en declaraciones realizadas durante un banquete en una iglesia baptista”.

Absoluta declaración que comparto en un 50%, pues no todo el mundo científico es ateo sino que buena parte del mismo es creacionista, y glorifican al Todopoderoso con sus estudios y descubrimientos. Es necesario decir que este segmento del artículo es de procedencia dudosa, al no aparecer en boca de Broun, sino comentada por el diario cubano.

Jehová Dios se revela como un ser moral, que después de los días de la creación en los que trajo a la existencia el universo y todo lo que vemos, analizó lo que había hecho y observó: “…he aquí que era bueno en gran manera” (Gn.1.31), por lo tanto sin pecado. El mundo científico ateo, y los enemigos de Dios, no quieren aceptarlo porque les hace moralmente responsables.

Adán y Eva, los primeros seres humanos, fueron creados especialmente a imagen y semejanza de Dios, no un producto de la evolución. Esta semejanza era de carácter moral, pues no tenían pecado y por consecuencia vivían en comunión con el Creador. Al introducirse el pecado, debido a la desobediencia del hombre, se rompió esa semejanza moral y toda la creación se afectó.

Todo el género humano debe escuchar esta trascendente verdad: No solo el planeta tierra sino todo el universo sufren y se encuentran dañados producto de la desobediencia del hombre. “Porque que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora” (Ro.8.22). La raíz de la problemática del hombre es moral, es por su desobediencia a Dios.

“Todas estas tonterías que me enseñaron sobre la evolución y embriología y la teoría del Big Bang, todo eso es una mentira llegada directamente del abismo del infierno”, anunció Broun. La Biblia enseña que Dios creó todas las cosas en “el cielo y en la tierra”. El verbo “creó” (heb. bará) se emplea exclusivamente en una actividad que solo Dios puede realizar.

En la comunidad científica predomina el punto de vista evolutivo sobre el origen de la vida y el universo, pero es necesario hacer algunas observaciones en cuanto a la evolución. Esta comienza con la suposición, desde el punto de vista naturalista, que no hay ningún Creador y que todo existe por una serie de sucesos casuales que tomaron miles de millones de años.

Razón por la que la gaceta expone: “De acuerdo con el criterio del político, la teoría científica sobre la aparición de nuestro universo fue concebida con el objetivo de ocultar la verdadera edad de la Tierra”. Los defensores de la evolución afirman que poseen información científica para respaldar su teoría.

Podemos decir que la enseñanza de la evolución no es verdaderamente científica debido a que, según el método científico, todas las conclusiones deben basarse en la prueba irrefutable resultada de experimentos reproducibles en cualquier laboratorio. No existe ningún experimento que pruebe la teoría del origen de la materia a partir de una supuesta explosión gigantesca.

Lo mismo podemos decir sobre el gradual desarrollo de los seres vivientes, de las formas más simples a las más complejas. La evolución es una hipótesis sin prueba científica y debe aceptarse por fe. La fe de los cristianos se deposita en el Creador y en Su revelación inspirada que dice: “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios” (He.11.3).

¿Por qué molesta tanto a la línea política regente en La Mayor de las Antillas tales declaraciones, si esto nada tiene que ver con los “cinco héroes”, el “Bloqueo Económico”, ni “Los pastores por la Paz”? No quieren saber de moral, ni de rendirle cuentas a nadie. Por eso las iglesias que gozan de ciertos privilegios son una caricatura del verdadero Evangelio, ya que nada pueden criticar.

Paul Broun, aseguró que los científicos son un instrumento del diablo, en declaraciones realizadas durante un banquete en una iglesia baptista.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s