La Libertad de Expresión y sus Retos (I), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 28 de septiembre del 2012, (FCP). A pesar de los múltiples y complejos problemas que enfrenta hoy la humanidad, los países del Eje del Mal contribuyen a ello con acciones que ponen en peligro la estabilidad de muchas naciones. El mundo entero ve con preocupación cómo los gobiernos y movimientos de la extrema izquierda, hacen todo lo posible para obstaculizar los pasos que se dan a favor de la democracia.

Los últimos acontecimientos ocurridos en la arena internacional así lo confirman, estas fuerzas presentes en América y en otros continentes, se esfuerzan por sacar provecho de la situación actual. Contemplan con alegría, e incluso exacerban, los sucesos que se han desencadenado en varias regiones, después de la exhibición del filme La Inocencia de los Musulmanes.

Manifestaciones callejeras, en ocasiones violentas, caracterizan la respuesta de los devotos y fanáticos partidarios del Profeta Mahoma a dicha película. Ocultos tras lo que ellos llaman ofensas al Islam, los terroristas han desatado una ola de atentados contra diversas embajadas de países occidentales, e incluso contra las de algunos países Árabes.

Asesinaron alevosamente al Embajador de Estados Unidos (EE. UU.) en Libia, como expresión del odio que estas fuerzas obscurantistas sienten hacia la nación que les ha decretado la guerra de exterminio. El mundo entero, con algunas excepciones, apoya la gran ofensiva desarrollada por esa poderosa nación contra ese flagelo de la humanidad que es el terrorismo.

Como era de esperar, la Prensa Oficialista Cubana ha jugado y juega el triste papel de ser la portadora de las orientaciones y directrices que traza el Partido Único. Forma parte de los instrumentos de dominio y control que ejerce el totalitarismo para el pleno dominio de la sociedad. Tergiversa la verdad, deforma los hechos y esconde la realidad objetiva.

Ni un solo comentario sobre el asesinato del diplomático estadounidense, mientras los medios de comunicación solo reflejan la indignación producida en el mundo musulmán, lo que deja vislumbrar una solidaridad oculta con los mismos. Mediática y cargada de falsedades es el signo distintivo de la Prensa Oficialista Cubana, creada por el totalitarismo para servirle.

Lamentable que se le diera poca cobertura a los actos vandálicos y criminales ejecutados por elementos terroristas contra las legaciones de algunos países occidentales. En Egipto, Túnez, Indonesia, Irán, Yemen y Bangladesh se dejó sentir la furia de estas fuerzas enemigas del progreso, las cuales pretenden ganar terreno en medio de tanta confusión y atraso.

Sencillamente, para los más apegados a los principios enarbolados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la película, como la calificara la Secretaria de Estado Norteamericana Hillary Clinton, es repugnante y condenable. Pero añadió: “EE. UU. debe respetar la libertad de expresión”. Política ésta que es norma de esa sociedad.

Pero estos incendiarios, que a diario hacen estallar coches bombas, vuelan ómnibus llenos de pasajeros y detonan explosivos en restaurantes repletos de comensales, también encuentran sus aliados y defensores. Recientemente, en el 67 período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), esto se puso de manifiesto.

Primero Mahmoud Ahmadineyad, presidente de Irán, quien a todo costo defiende el plan de funcionamiento de sus plantas nucleares, la Kirchner, con el problema de Las Malvinas, Evo Morales con su salida al mar y la hoja de coca, ninguno de los tres condenó a los terroristas. Como siempre sus discursos están dirigidos contra el Libre Comercio y la Economía de Mercado.

Evo Morales apoya a Irán en sus planes nucleares, se solidarizó una vez más con el dictador sirio Al Assad, abogó por el cese del Embargo Económico de los EE. UU. contra Cuba, e incluso acusó al gobierno norteamericano de ser el mayor terrorista de todos los tiempos. Este presidente persiste en que esta es una lucha entre países explotadores y explotados.

Se le agota la retórica a quien sin fundamento alguno defiende al régimen cubano, ignorante de las realidades que vive esta sufrida nación. Evo demostró pocas dotes como pensador independiente, repitió en sus discursos conceptos expresados antes por Chávez y Fidel Castro, para este mandatario el sistema disfuncional de Cuba es el paradigma a seguir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s