La Teología Wesleyana (VIII), Antonio Raúl Machado García.

Antonio.jpg

Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 5 de octubre de 2012, (FCP). La “Antigüedad Cristiana”, conocida en la actualidad por la mayoría de los metodistas como “Tradición”, es la tercera fuente en la teología wesleyana para comprender el conocimiento cristiano. “Si queda todavía alguna duda, consulto con quienes tienen experiencia en las cosas de Dios, y luego con los escritos…” (O. Wesley, T. I, p. 21).

Estos escritos se refieren específicamente a los “Padres de la Iglesia” (La Patrística), los cuales vivieron durante los primeros 300 años de la historia eclesial, antes del Concilio de Nicea en el 325 y también se corresponden a los documentos de la Iglesia de Inglaterra. La referencia a los “Padres de la Iglesia” demuestra su interés por la Tradición.

El título de “Padres de la Iglesia” no tiene que ver con jerarquía ni grandeza, sino que simplemente son así llamados por ser los escritores más cercanos al Nuevo Testamento. Para Wesley son “los más auténticos comentaristas de las Escrituras, por estar más cerca de la fuente y ungidos por el Espíritu que inspiró las Escrituras” (O. Wesley, T. IX, p. 200).

Entre los escritores citados por él encontramos a Clemente de Roma, Ignacio de Antioquía y Policarpo, Justino Mártir, Tertuliano, Orígenes, Clemente de Alejandría y Cipriano, además de otros posteriores como Agustín de Hipona, Macario el Egipcio y Efraín el Sirio. La otra fuente que él menciona es la Iglesia de Inglaterra.

Junto con su padre Samuel y su hermano Carlos, formó parte de esta como sacerdote anglicano ordenado, y aún cuando se encontraba sumergido en el movimiento metodista, enfatizaba en que la Iglesia Madre fuese visitada. Estos pioneros metodistas estaban convencidos de que sus doctrinas eran idénticas a las de la Iglesia de Inglaterra.

También estaban persuadidos de que Dios había levantado a los metodistas para reformar la Iglesia y la nación por el caos en que esta se encontraba, y la Iglesia había olvidado su herencia. Nuestra nación cubana vive una convulsa situación y es triste ver cómo muchas iglesias solo se dedican a tratar de perpetuarse entre cuatro paredes, y dan la espalda a la realidad cubana.

Este profeta para Inglaterra declaró que desde el principio de su ministerio la lectura de la Biblia y la del Libro de las Homilías, le habían ayudado a organizar su doctrina de la “Justificación por la fe” (O. Wesley, T. IV, p. 237). La Biblia siempre en primer lugar pues esta, por ser La Palabra de Dios, es considerada la máxima autoridad en materia de fe.

En sus diferentes divulgaciones de 1739, posterior a su experiencia en la calle Alderesgate, encontramos extractos de los Artículos y Homilías sobre los temas referentes al pecado, la salvación, la fe y las buenas obras. Las “Obras de Wesley” contienen múltiples citas sobre estos tópicos, tomadas de estos documentos anglicanos básicos.

En ocasiones declaró, cuando era atacado por su sistema teológico, que él entendía la doctrina de la Iglesia Anglicana mucho mejor que sus contrarios. En cierta ocasión le demandaron tener más consideración hacia las ordenanzas de la Iglesia y declaró: “…no puedo, porque yo las considero al lado de la palabra de Dios” (O. Wesley, T. VI, p. 180).

Así de importante consideraba Wesley la tradición respecto a la Iglesia de Inglaterra, aunque en la frase “al lado de”, en el texto original en realidad significa: “después de”, porque para este siervo de Dios, la Palabra del Altísimo era lo primordial. La consulta de la Tradición, después de las Escrituras y la Razón, era obligatoria en el sistema teológico metodista.

No podemos dejar de mencionar, entre las tradiciones a que él dio importancia, algunas fuentes que ejercieron gran influencia como las luteranas, que fueron primariamente pietistas. Fueron los moravos quienes lo introdujeron a la justificación por la fe y a la religión de la experiencia durante la crisis espiritual que lo llevó hasta Alderesgate.

Aunque no podemos mencionarlas todas, haremos referencia a la Espiritualidad Católica Continental por su influencia. Wesley se oponía a la teología formal de la Iglesia Católica Romana contra la que escribía, pero apreciaba a muchos de los escritores místicos católicos, por su énfasis en la importancia de una relación vital con Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s