Otra vez Chávez en el Escenario Americano, Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 12 de octubre del 2012, (FCP). Por fin tuvieron lugar las elecciones en la República Bolivariana de Venezuela, donde resultó nuevamente electo presidente Hugo Rafael Chávez Frías, por un mandato de 6 años. Toda la izquierda del Continente, los Partidos Comunistas de América y de Europa aplaudieron la elección, con ello garantizaban la continuidad de la política económica estatizada.

Estas elecciones se convirtieron en el escenario competitivo por excelencia, donde se jugaba el futuro destino de las naciones Latinoamericanas. Este slogan propagandístico era el tema principal utilizado durante toda la campaña, por las fuerzas de la izquierda vegetariana y carnívora. Aquí en Cuba todos los medios de comunicación estaban al servicio del chavismo.

No hubo un triunfo arrollador como esperaba Chávez, se ilusionaron sus huestes al considerar que las medidas populistas tomadas a última hora, le iba asegurar un 70 % de votos. Se equivocaron otra vez, pues a pesar del oportunismo político desarrollado por los gobernantes de ese país, 6 millones y más de electores votaron por el candidato opositor.

Los gobernantes cubanos hicieron suya esa campaña, la prensa, la radio y la televisión dedicaban horas y espacios enteros a resaltar la figura de Chávez. También aquí se hacían eco del dilema planteado por la izquierda del continente, de que este representaba a la Patria, y que su triunfo era la victoria de toda América.

Es evidente que en una buena parte de América Latina hay un claro retroceso de la democracia y un retorno al populismo. Afirman algunos politólogos que en estas elecciones se planteaba una enconada lucha, por parte de los defensores del estatismo y del colectivismo comunista ciego, sordo e impenetrable a los desmentidos de la historia.

Chávez tuvo la virtud de unir tras su candidatura al presidente iraní, al de Siria, a los fanáticos islamistas, que con sus posiciones extremistas siembran el luto y el dolor en muchas ciudades. Recibió el apoyo de los que en esta parte del planeta, señalan que la causa de nuestro atraso relativo y de nuestros fracasos económicos y sociales lo tiene el imperialismo.

El presidente venezolano, como bien dice Carlos Alberto Montaner: “es un comprador de milagros. El sueño es para él un escape a frustraciones y anhelos reprimidos. La ideología le permite encontrar falsas explicaciones y falsas salidas a la realidad. Por algo se ha dicho que la historia de Hispanoamérica es la de cinco siglos de constantes mentiras”.

Y agregaba: “Cuando algunas de estas mentiras se derrumban de manera visible, otras vienen en sustitución suya. La más extravagante sostiene que si bien es cierto que el llamado Socialismo Real se derrumbó en Europa cuando fue demolido el Muro de Berlín, ahora hay otro del lado del Atlántico, uno nuevo más promisorio el socialismo del Siglo XXI”.

Prosigue: “Nadie ni el propio Chávez, ha podido explicar en qué consiste, pero para nuestros amigos suena bien como elemento generador de sueños y esperanzas”. El nombrecito lo cambian de acuerdo a las circunstancias que enfrenta cada país. En Cuba es la actualización del Modelo Económico, que en esencia no se diferencia del fracasado socialismo real.

La lucha contra la Globalización, une a los mismos factores que apoyaron a Chávez en su candidatura presidencial. Algunos sostienen que el avance dramático de la Globalización Neoliberal va acompañado de un crecimiento explosivo de las desigualdades y del retorno de la pobreza, pobre argumento este de los que se oponen a esta nueva realidad.

Otros más objetivos, apoyados en la experiencia histórica afirman: <La libertad económica y el libre comercio internacional han sido, son y serán siempre mucho más eficaces en la lucha contra la pobreza que el intervencionismo, el nacionalismo económico o cualquier variedad conocida o por conocer del populismo, del socialismo o el comunismo>.

Gracias a la apertura y a la globalización China y la India han aprovechado sus enormes ventajas. Chávez y sus acólitos no se cansan de, frente a esta realidad, levantar la pobreza de África. La miseria de estos países no se debe a la Globalización, sino a lo contrario, a la falta de circulación de capital, de inversiones extranjeras y la nula llegada de tecnologías.

Resultó nuevamente electo presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s