Agustín Acosta, Aproximación al Ex-Poeta Nacional (III), Feliberto Pérez del Sol.

Feli.jpg

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 23 de noviembre de 2012, (FCP). A esta altura de su vida, y por las inquietudes sociales que alberga desde su juventud, esgrime su pluma a favor de proteger los derechos más sagrados de la Nación. Su credo social es el de un hombre que desea cambios económicos y sociales importantes, aun así, su pensamiento político de entonces no llegó a copar la vanguardia intelectual como Julio Antonio Mella y Rubén Martínez Villena.

No obstante, incursionó en varios de los asuntos más notorios de esa vanguardia, a la que pese a su perfil marxista respetó y secundó en incondicionales proyectos, como fue el caso de su inserción en la labor intelectual del Grupo Minorista. Sociedad formada en su mayoría por artistas y escritores con marcada devoción por la literatura, el arte y las causas sociales.

Así, flamante y agresivo, y uno de los miembros de mayor actividad dentro de los minoristas, arriba al momento en que da a conocer La Zafra, libro que por su alcance literario y contenido de denuncia se catalogó como el primer el artículo de oposición a Gerardo Machado. Mandatario al que luego, en 1931, le dedicaría una carta abierta que lo llevaría a la cárcel.

Pero mejor volvamos a 1926, cuando La Zafra lo consagró como una de las principales voces de la poesía hispanoamericana de la época. Allí, en “Las carretas en la noche”, quizás el canto más declamado y conocido de los que contiene el poemario, quedan reflejado como nunca antes la cotidianidad campesina, el lenguaje guajiro y el cadencioso andar de las carretas mientras van hacia el coloso de hierro cercano /… hacia el coloso norteamericano.

Jagüey Grande fue el primer sitio donde el autor dio a conocer La Zafra, después, en La Habana, en el estudio del pintor Jaime Valls, leyó los poemas que lo conforman. Una vez finalizada la lectura, Emilio Roig de Leuchsenring, Alfonzo Hernández Catá y otro grupo de literatos amigos, determinaron que el libro debía ser publicado.

Max Henrique Ureña coincide con la idea, y con la importancia que el nuevo título tendrá para la literatura nacional, por ello plantea que La Zafra es “el poema de la industria azucarera en Cuba, (pues)atesora momentos de gran elevación y dignidad poética. Dentro de la poesía cubana ocupa lugar prominente: es poesía de ambiente, a la vez que de combate“.

Por su parte, Salvador Bueno se sumó a la opinión del escritor dominicano y de los demás, y expuso al respecto: “Es de capital importancia la clarinada patriótica que palpita en La Zafra”, ya que con ella “comienza nuestra poesía republicana a asomarse a los problemas económicos y sociales del país…“.

En el Matanzas del siglo XIX la dotación esclava tuvo su más alta cifra, por ello el negro esclavo ocupa un lugar prominente enLa Zafra. A esos seres anónimos venidos desde…Congo y Mozambique / y las noches de Senegal, que elevaron la economía del territorio, dedicó Acosta “Los negros esclavos”.

Julio Antonio Mella (1903-1929), aseveró que “La Zafra es el primer gran poema político de la última etapa de la revolución“, aún así le imputó ciertas “fallas” al libro, como su falta de política y que lo escribió sin un principio marxista. Mella, como buen entusiasta comunista, olvidaba que Acosta tenía sobrado talento cívico para defender causas que considerase justas, sin tener que abrazar necesariamente el materialismo dialéctico de él.

Muestra de lo anterior fue su aludida “Carta abierta al General Machado”, documento de tono pasivo, pero fuerte, convincente y serio, que hizo que el destinatario lo amenazara con fusilarlo, y que más tarde lo encarcelara. No obstante estos amargos sucesos, mantuvo la rebeldía de su prosa contra la sangrienta tiranía machadista.

Sin dudas que el admirable clasicismo del bardo matancero alcanzó enLa Zafra una dimensión superior, aun así, su producción literaria seguiría una vertical evolución. A esta, su tercera obra, Acosta sumó muchas otras que también fueron fieles exponentes de la corriente modernista, aunque en estas su lírica no estaría exenta de versos con acentuado aliento vanguardista.

Portada de La Zafra, la obra más importante de Agustín Acosta.
Portada de La Zafra, la obra más importante de Agustín Acosta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s