Antes y Después del Sandy (I), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 16 de noviembre del 2012, (FCP). El Periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), en su edición del jueves día 8, publica en su última página un breve artículo del periodista Orfilio Peláez donde señala que ésta temporada ciclónica ha estado entre las más activas desde 1851. Según los datos estadísticos que el mismo refleja, esta se ubica en el tercer lugar.

Las causales del incremento del número de estos fenómenos naturales en los últimos años no es el objeto de este trabajo, eso corresponde a los especializados en esa rama de la ciencia, o a los teólogos que también tienen su punto de vista sobre este particular. Pero lo más importante de todo esto es la situación que había antes y después del fenómeno.

Es indudable que los daños a la economía causados por el paso del huracán Sandy han sido cuantiosos, fundamentalmente en la agricultura donde han sido dañados seriamente cultivos en diferentes e importantes renglones para el abastecimiento de las industrias y en la alimentación de la población. También fue dañada considerablemente la infraestructura.

Este fenómeno meteorológico, también a su paso por el Caribe produjo pérdidas humanas en Haití, Jamaica y otras islas de la región. La prensa cubana solo reflejaba sistemáticamente los desastres que el huracán Sandy produjo en los Estados Unidos, con datos sobre estimados de las pérdidas materiales y humanas.

Inicialmente, en el país se quisieron minimizar los estragos ocasionados por Sandy, para hacer ver ante la opinión pública internacional que en Cuba los dirigentes gubernamentales estaban en condiciones de prever y disminuir sus efectos. No obstante a ello, las duras y tristes realidades rompieron con el silencio impuesto en los primeros momentos.

Tal desastre natural provocó pérdidas millonarias en los sectores agrícola e industrial, también en el Comercio y la Gastronomía, miles de casas fueron totalmente destruidas, otras lo fueron en forma parcial. Se reportaron 11 fallecidos en diferentes circunstancias, pero todos ellos como consecuencia del huracán.

Como en otras ocasiones, la solidaridad internacional con este sufrido pueblo no se hizo esperar, de diferentes países comenzaron a llegar donativos, especialmente para las provincias orientales. Hubo un llamado hecho por los grupos opositores, los cuales ante la magnitud de la tragedia que viven sus compatriotas dirigieron una misiva al General de Ejército Raúl Castro Ruz.

Dicho documento plantea en unos de sus párrafos: “En la misma medida en que nos alejamos en el tiempo del tenebroso suceso, todos vamos adquiriendo mayor consciencia de la real afectación provocada a nuestros compatriotas, que dejó sin hogares (total o parcialmente) a una cifra considerable de familias cubanas”.

Más adelante continúa: “Para enfrentar la reconstrucción de estos inmuebles y conseguir la reducción al máximo, el tiempo de sufrimiento de estas familias dentro de las que se cuentan tantos ancianos y niños, es bien sabido que ninguna de ellas posee la autonomía apropiada para ejecutarla”. El gobierno carece de la capacidad que se requiere para acometer la tarea.

Se fijan algunas sugerencias en este documento como: “Solicitarle que se disponga durante un período de seis meses, donde la Aduana cubana permita y facilite, sin los correspondientes impuestos, el paso a territorio nacional de la ayuda que en tal sentido se genere desde el exterior, pudiendo incluir alimentos, medicina, ropa y efectos electrodomésticos”.

Prosigue: “Además que a las organizaciones humanitarias religiosas y otras que muestren su interés en socorrer materialmente a los damnificados, se les facilite idénticas condiciones para repartirlas y se ayude a borrar la crítica situación que hoy embarga a dicho segmento de nuestra sociedad”.

Y finaliza el documento enviado al Presidente de los Consejo de Estado y de Ministros: “Los problemas relacionados con nuestra Patria es una responsabilidad que asumimos por igual los nacidos en esta tierra y sus descendientes y a la espera de poder reconocer este gesto que solicitamos (…) que en Cuba solo corresponde a Ud.”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s