Ciudad Metal (II y Final), Feliberto Pérez del Sol.

Feli.jpg

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 2 de noviembre de 2012, (FCP). El viernes, desde horas de la mañana, tuvo lugar la Convención del Tatuaje, colorida actividad donde artistas y modelos del arte de dibujar y dejarse dibujar la piel ofrecieron lo mejor de sí. Este evento comúnmente se lleva a cabo en el Centro Cultural “El Mejunje”, pero las inoportunas aguas del ciclón Sandy hicieron que el cine “Cubanacán” sirviera también de sede a la misma.

Sobre las 4 p.m., la banda “Mordor”, de Cienfuegos, inició la fiesta diurna de conciertos, la cual fue matizada solo por piquetes villareños. Los sureños, asiduos a las últimas ediciones del evento, se apartaron de su habitual dark gotic metal y exhibieron un potente deathcore, destacándose durante su aparición excelentes covers a los suecos “Arch Enemy” y “Amon Amarth”.

Les siguió “Shock”, una agrupación formada por músicos de varios municipios de Villa Clara y estudiantes latinoamericanos que estudian acá. Mostraron un set corto, pero lo bastante claro como para notarles que les gusta el metal por la zona del trash. Terminaron con el tema Roots Bloody Roots, de los brasileños “Sepultura”, versión que fue bien acogida por los presentes.

La jornada vespertina la cerró “Obscuro”, un trío originario de Cabaiguán, Sancti Spíritus, que cultiva el death metal en su vertiente más técnica. No poseen batería, por lo que se auxilian de un drum secuenciado, algo que atenta contra las presentaciones en vivo, pero que en definitiva les ha servido hasta ahora para una buena comunicación con el público.

Durante el horario nocturno de la tercera fecha, las actividades metaleras fueron iniciadas por los capitalinos “Narbeleth”, quienes dejaron claro que en este paraíso tropical llamado Cuba existe también una cultura del black metal bien redefinida. Criterio que como bien pude notar no solo interesa a las agrupaciones, sino a buena parte de la audiencia.

Sellada la presentación de los habaneros subió a escena “Rezistencia”, banda de esta ciudad que presentó un arrojo sin límites y un sólido line up capaz de impedir que los ánimos cedieran. Les remplazó “Azotobacter”, grupo local que exhibió su fuerza habitual. La noche cerró por todo lo alto con la propuesta de los alternativos “Rice and Beans”, venidos desde Matanzas.

Con el clima ya bastante normal, el sábado en horario de la tarde se presentó “Gatillo”, piquete punk afincado en tierra espirituana que mostró uno de sus mejores directos por estos predios. Su actuación fue precedida por “Adictox” y suplida por “Kaos”, por lo que ambos tuvieron así una doble presentación en esta XV versión del Ciudad Metal.

No más iniciada la jornada del cierre durante la noche, los matanceros “Unligth Domain” vertieron de principio a fin su arsenal black metal lleno de pura blasfemia anticristiana, sobre todo en canciones como In the name y Pagan, postura que la multitud aplaudió enormemente. A tal punto fue así, que alguien me manifestó: “grupos como este hacen que el Ciudad Metal sea portador de semejante adjetivo”.

También desde Matanzas arribó “Sound Blast Profile”, banda influenciada por la música de los 70 y por el sonido Seatle que tanto animó el primer lustro de la última década del pasado siglo. Prueba de esto último fueron las versiones a Higth way to hell de “AC-DC”, así como a Rock and Roll y Black dog de “Led Zeppelín”.

Como estaba previsto en el cartel oficial, “Blinder”, la formación con más años en la escena metalera provincial, no cerraría esta 15 edición del festival. Aún así, la buena ejecución de su propuesta, cargada a ratos de un metal técnico parejo a una línea armónica bien compleja y la buena respuesta de sus fans, debe haberlos hecho sentir como cabeza de cartel.

“Cry Out For”, conjunto formado en Santa Clara en el 2004, tuvo a cargo el cierre del festival de rock más importante de los que se celebran hoy en el país. Basados en su dinámica mezcla de heavy metal contemporáneo y metal europeo de corte melódico, actuaron a la altura que exigía el momento. Sellaron con metálico broche, si bien no de oro, el festival de festivales, como catalogó el colega Michel Sánchez al Ciudad Metal.

Para entonces la lluvia era ya solo una vaga referencia de un contratiempo, ahora la comunidad freaky tenía un nuevo reto, regresar a sus mustios hogares, centros de trabajo o estudios o simplemente enfrentar una realidad que en nada se parecía a las cuatro últimas jornadas. Porque quienes vemos el Ciudad Metal como algo emocional para nuestras vidas, sabemos lo complejo que esta nos resultaría sin él.

La banda matancera Sound Blast Profile, deleitó a la masa freaky reunida en el festival Ciudad Metal.

La banda matancera Sound Blast Profile, deleitó a la masa freaky reunida en el festival Ciudad Metal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s