Juan y Pedro, Vuelven a la Carga (II), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 9 de noviembre del 2012, (FCP). Estos dos amigos se han ganado la admiración y el respeto del vecindario por sus acertados comentarios sobre los más acuciantes problemas del acontecer nacional e internacional. La carnicería, el mercado de productos agropecuarios y el estanquillo de periódicos y revistas han sido convertidos por ellos en tribunas abiertas, donde han encontrado un espacio para expresar sus ideas.

Como es lógico, este comportamiento cívico les ha acarreado a ambos amigos innumerables dificultades. Han sido en varias ocasiones citados al Sector de la Policía Nacional Revolucionaria para que den cuentas de sus opiniones públicas. Este proceder no los atemoriza y continúan en la esquina de referencia con sus acostumbradas charlas.

“Mira Pedro, ya no recuerdo las veces que he tenido que expresar mis opiniones acerca de las elecciones a Delegados del Poder Popular. Muchos me preguntan por qué tú y yo, nos negamos a votar y han encontrado en mí una rápida respuesta. No hemos votado ni votaremos en un proceso eleccionario donde no se decide el futuro de Cuba”.

Y continúa: “No sé cuál será tu opinión, pero considero que las elecciones que se han celebrado en otros países sirven de ejemplo a las efectuadas en el nuestro. En esas naciones estuvo presente el pluralismo político, varios partidos presentaron sus candidatos a la presidencia con diferentes programas y mediante el voto directo y secreto eligieron a los de su preferencia…”.

“…Las elecciones en este Archipiélago son de risa, parecen un chiste de mal gusto o una historia mal contada, los electores ni eligen al presidente de la República, ni tienen derecho a postularse para ese alto cargo. Estas cuestiones en el sistema totalitario las determina el Buró Político del Partido Comunista de Cuba, según ellos, es la fuerza dirigente de la sociedad”.

Prosigue: “Por eso Pedro, cada día se cierran para el cubano las posibilidades de salir de esta profunda crisis dentro de la estructura socio-económica actual. La élite gobernante que quiere perpetuarse indefinidamente en el poder, continúa cerrando los caminos hacia una democracia pluralista. Ahora han inventado la actualización del Modelo Cubano”.

“Juan, estas cosas ya no engañan a nadie”, afirma Pedro, y continúa: “Los vecinos más incautos como Renato y Tinguaro, intoxicados de tantas mentiras recibidas a través de todos los medios de comunicación, parece que han comenzado a curarse y ya empezaron hablar de que estos comicios son un engaño y lo manifestaron públicamente en el colegio electoral…”.

“…Además, se ve que la gente va perdiendo el miedo, Renato y Tinguaro cuando escuchaban nuestros comentarios se perdían, abandonaban hasta la cola. Hoy acuden a nosotros en busca de orientaciones sobre los más complejos problemas nacionales e internacionales y critican duramente la actitud de los represores con las Damas de Blanco”.

El carnicero, que escuchaba atentamente el diálogo entre ambos amigos, interrumpe la conversación para decirles: “Ustedes siempre han sido las personas más esclarecidas que he conocido. Me gusta escucharlos, sus comentarios son muy instructivos y ayudan a orientar a los que como nosotros solo tenemos acceso a la prensa mediatizada cubana”.

Aquellas palabras del carnicero sirvieron de estímulo a Juan y a Pedro quienes volvieron a la carga con sus comentarios: “Mira Pedro”, le dice Juan, “nosotros nunca hemos sido neutrales, no lo podemos ser entre la civilización y la barbarie. Desde muy jóvenes hemos estado y estaremos en la trinchera de las instituciones democráticas”.

Y agrega: “La defensa de los derechos humanos ha sido una de nuestras principales preocupaciones, siempre hemos combatido a los regímenes dictatoriales, como también a los países que patrocinan a los terroristas. Consideramos que se deben de tomar en cuenta las iniciativas privadas que procuran aminorar la situación de pobreza en América…”.

“…En Cuba nuestra posición es invariable, defendemos las libertades públicas, el derecho de cada persona a expresar lo que piensa sin ser molestado. No estamos de acuerdo, y así lo hemos manifestado siempre, con actualizar el disfuncional e incapaz modelo económico y social cubano, creemos tú y yo que debe ser sustituido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s