SOS entre Muros (I), Rolando Ferrer Espinosa.

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 14 de diciembre de 2012, (FCP). De entre los muros de las prisiones cubanas escapan “mudos lamentos”. A pesar de los más de tres metros de altura con que cuentan las tapias del cercado perimetral, que impide la visibilidad hacia el exterior y del horizonte, se llega a conocer de las condiciones infrahumanas en que viven los reos de los recintos penales.

Manacas o La Alambrada, como se le conoce a la prisión ubicada en el municipio de Santo Domingo, Villa Clara, no se aparta de esta regla. En su interior se esconden un sinnúmero de sucesos e historias comparables con una película de horror, que cuenta entre sus protagonistas con: la Violencia, la Injusticia, el Abuso de Poder y la Muerte de Seres Humanos.

No se publica ni se da acceso a los datos estadísticos en relación con las agresiones entre presos, de guardias a presos y viceversa, de las lesiones resultantes en los conflictos, de las secuelas y del número de fallecidos. Lo que sí se conoce es que son numerosos, pues casi a diario hay agresiones con objetos cortantes o de otro tipo, donde los implicados terminan en celdas de castigo, el hospital o el cementerio.

Son las condiciones de vida las principales incidencias para la ocurrencia de estos hechos. El hacinamiento en que viven más de 90 hombres en una nave de unos 20 metros de largo por unos 8 metros de ancho, que cuenta con baño interior y cuartel de pertenencias. El baño cuenta con tres servicios de los llamados turcos, donde se hacen todas las necesidades fisiológicas y se bañan los internos por cola o por ley del más fuerte.

También agregamos las literas de tres pisos, sin características para escalar al tercero, y que las decisiones internas las toma un matón que responde a los guardias y que nombran cuartelero o disciplina, un sancionado por asesinato, homicidio o hechos de sangre, que no hace diferencias entre un anciano, un enfermo o un impedido.

Estos “disciplinas” obtienen prebendas por sus servicios. Se les ve caminar de noche por las calles del centro penitenciario, llaman por teléfono a su familia cada vez que lo desean, tienen visitas y pabellón conyugal fuera de lo planificado, su alimentación es diferenciada, equivalente a tres o cuatro raciones, y cuando golpean a una persona son exonerados de culpas.

Disparos de las AKM y el toque de campana anuncian la tragedia. Los fogonazos de los fusiles que portan los postas y el ruido ensordecedor de campanas en rebato, es la comunicación viva de la violencia en acción, alguien ha puesto la víctima, alguien saldrá en camilla por la puerta ancha de hierro, alguien también será llevado a la celda de castigo.

En respuesta al aviso de las armas de fuego y el toque de campana se moviliza toda la guarnición. Un torrente de guardias entra al penal en brutal carrera, unos con sus uniformes a medio vestir, otros en ropa de civil, pero todos armados, al parecer, de lo que pudieron encontrar en el camino, porque traen tubos, cabillas y maderos, además de las reglamentadas tonfas, listos y ansiosos de entrar en acción.

Después viene la segunda parte. Agresor o no, todos son llevados a las celdas a fuerza de golpes, el camino es largo y tortuoso hacia los calabozos, a donde casi nunca logran llegar por sus propios medios y luego requieren de tanta o más atención médica que sus adversarios, y para que no vean su estado físico no se les permite visita, y si es necesario son trasladados a otro precinto hasta su restablecimiento.

Maravillas hacen en las prisiones por ocultar la verdad. A los familiares se les miente reiterada e intencionalmente de la situación de los reclusos, se les dan falsas esperanzas y los involucran en hechos de los cuales son inocentes por el serio relato, todo parece verdad. Casi siempre por medio de otros sancionados es que escapa de entre los muros la horrenda realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s