La Verdadera Integración no Llega (II), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 25 de enero del 2013, (FCP). Cuando este artículo periodístico llegue a los lectores de nuestra prensa digital, habrá concluido la celebración de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Chile, donde Cuba asumió la presidencia pro témpore para el año 2013. Este organismo regional fue creado a propuesta del presidente venezolano Hugo Rafael Chávez Frías y de Fidel Castro Ruz, con el objetivo de impulsar una línea antinorteamericana.

Excluyen a los Estados Unidos de América y al Canadá de este coloquio, que no pasa de ser un engendro político más, impulsado por el populismo latinoamericano, cuyas cabezas visibles son los mandatarios que se agrupan en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América. Pretenden arrastrar tras de sí al resto de los gobiernos del continente.

El discurso populista, nacionalista y antiimperialista que utilizan estos dirigentes, está cargado de odio hacia los países desarrollados, y contra todo proyecto de integración que impulsen los Estados Unidos. Han establecido convenios con una serie de pequeños Estados, fundamentalmente caribeños, donde utilizan el petróleo como medio de pago para obtener apoyo político.

¡Que insensatez! Se organizan coloquios, cumbres y grandes encuentros donde siempre volvemos al punto de partida. No acaban de aprender con las lecciones de buenos razonamientos y respeto a la voluntad que les brindan los pueblos. Ejemplo de ello resulta lo ridículo de la campaña montada por la izquierda del continente, donde acusaban a los EE.UU., de mantener como colonia a Puerto Rico.

Ese tema de la agenda de la Celac, incluida también como asunto de primera importancia en otros eventos latinoamericanos, quedó desbaratado después del referéndum efectuado en ese Estado, donde el pueblo boricua votó por mantener su estatus. Pero estas corrientes populistas y estatistas no se detienen en sus planes. Sus objetivos son claros, enfrentar a los EE.UU.

Este cónclave dará nuevamente apoyo a Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de la República Argentina, en su aberrante reclamación de la soberanía sobre las Islas Malvinas. Cuestión esta que se resolvería mediante un referéndum, donde los habitantes de esa isla decidirían su futuro. La Celac compromete su posición al adherirse a la Kirchner en tan descabellada e injusta reclamación.

Esta agrupación de naciones obedece a un proyecto de Chávez y Fidel, encaminado a desmembrar a la Organización de Estados Americanos (OEA). En esa entidad latinoamericana, no se admitían a los regímenes violadores de los Derechos Humanos y que no se someten a la voluntad popular mediante elecciones libres y democráticas.

Chávez, Correa, Daniel Ortega, y Evo Morales, representantes de la izquierda extremista en este continente, lograron romper ese principio, que daba vida y fortaleza a esta organización regional. Lograron imponer la presencia de Cuba como uno de sus países miembros, nación esta que viola sistemáticamente los principios recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Condenar a la OEA, por su rechazo a los gobiernos antidemocráticos como el de Cuba, fue una tarea que impulsaron Fidel y Chávez, con el propósito de abonar el camino conducente a la creación de la Celac. Con ello piensan hacer realidad sus sueños ancestrales de crear una organización sin los EE.UU. y Canadá, y que incluya a gobiernos que no representan democracias electorales.

Ahora la tarea de Cuba al frente de esta agrupación latinoamericana, es la de tratar de unir a los países de la región contra el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, la Unión Europea, y los Tratados de Libre Comercio. Buscarán con seguridad una mayor alianza con los Estados Islámicos de Irán y Siria y combatirán además cuantas medidas ellos califiquen de Neoliberales.

En Chile, país sede de la Cumbre, volverán a escucharse después que Cuba ocupe la presidencia pro tempore, las más frecuentes coartadas para justificar nuestros fracasos económicos. Las más esgrimidas hasta el momento, y que sirven de programa a las izquierdas y partidos comunistas del continente, son la Deuda Externa y la supuesta injusticia de los términos de intercambio.

Según estudios efectuados de la Deuda de los millones de dólares irresponsablemente prestados por los Bancos extranjeros, no es aventurado afirmar que dos terceras partes fueron dilapidadas por burocracias estatales absolutamente incapaces. ¿Qué excusa pueden presentar algunos países de su nivel de endeudamiento? ¿Cuál será la explicación que brinde Cuba sobre el particular?

 Evo Morales, representante de la izquierda extremista en este continente.
Evo Morales, representante de la izquierda extremista en este continente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s