La Verdadera Integración no Llega (IV), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 8 de febrero del 2013, (FCP). No hay un evento latinoamericano y caribeño en que los exponentes más ineficientes del desarrollo económico pretendan justificar sus fracasos. Cuba lamentablemente encabeza la lista, a ella se unen aquellos que buscan en terceros la causa de la pobreza del continente. Por eso persisten en señalar que el Sur es pobre y subdesarrollado porque el Norte es próspero y rico.

Fidel Castro y su primer equipo político quisieron desde mediados del siglo pasado establecer una integración a su imagen y semejanza. Para ello apoyaron con armas, hombres y dinero, a las fuerzas que se oponían a los gobiernos constitucionales. Su objetivo era bien claro, derrocar la democracia latinoamericana y ampliar el enclave prosoviético en la región.

Con ese fin se creó la Organización de Solidaridad Latinoamericana, y estigmatizaron a todos aquellos que no compartían su línea política. Incluso abrieron fuego contra los partidos comunistas que no compartían sus métodos de lucha. Sus conceptos de la integración quedaban reducidos a la unidad de todos los que combatían a las democracias representativas.

Derrotadas sus concepciones de la lucha armada para tomar el poder en América, el totalitarismo cubano entró en una nueva fase. Ser el ombligo de Latinoamérica dejó de ser su fin, la política de intromisión abierta en los asuntos internos de otras naciones concitó su aislamiento. La caída del campo socialista obligó a la dirigencia cubana a cambiar de rumbo.

Ante el peligro de los vientos que soplaban procedentes de Europa y que amenazaban barrer con el socialismo real, la dirección cubana adoptó una política de salvación. Hubo algunos cambios económicos calificados por la oposición como muy tibios. La propiedad estatizada sufrió quebraduras en su posición predominante.

El lenguaje de barricadas poco a poco fue sustituido por uno más refinado y diplomático. Aquellas intervenciones de funcionarios cubanos en foros internacionales, conceptuadas hasta de groseras, cambiaron de tono. El oportunismo en política comenzó a jugar su papel. Al partido que ellos llamaban de la clase obrera lo convirtieron en el partido de todo el pueblo.

Ya no aspiraban a hacer realidad el sueño acariciado por Fidel de imponer el socialismo en este continente mediante la violencia. Ahora buscaban a toda costa el apoyo de los gobiernos democráticos de la región para evitar la asfixia política. Es evidente que el presidente venezolano, con su política populista, salvó el juego en el último inning.

El método de la violencia como Partera de la Historia dejó de ser el camino viable para llegar al poder. La teoría marxista sobre este particular agotó sus posibilidades, sus discípulos cubanos fracasaron una y otra vez en sus intentos. Ahora les quedaba otra opción, apoyar al presidente venezolano en su irracional política de aislar a los EE.UU. del resto de los países del continente.

Hugo Chávez ha sido el gran benefactor de Cuba, desde que llegó al poder en Venezuela en el año 1999. Este mandatario, junto a Fidel y por orientaciones de él, creó la Celac. Esta reúne a gobiernos con perfiles ideológicos diferentes, desde los electos democráticamente en elecciones libres y pluripartidistas, hasta al cubano de corte totalitario.

Resulta inaceptable que un gobierno que viola sistemáticamente los Derechos Humanos ocupe la presidencia de esta organización. El único dictador del continente, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidirá la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe durante el año 2013. Constituye el hecho una bofetada a la mejilla de los luchadores por la Democracia.

Niegan su principio fundacional, que es el de reafirmar la preservación de la democracia. Con la designación del dirigente cubano se niegan los valores democráticos y la vigencia de las instituciones y del Estado de Derecho. En Cuba, al culminar el año 2012, se había duplicado la cifra de presos políticos, hasta llegar a 90.

Como promedio mensual se realizaron 550 arrestos arbitrarios. Continúa el acoso y la persecución a las Damas de Blanco y se multiplica la cacería a todo aquel que exhiba un pensamiento contrario al oficial. Un ciudadano de a pie, al conocer de la designación de Raúl dijo: “Han colocado la Iglesia en manos de Lutero”.

Castro Ruz, el único dictador del continente, presidirá la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe durante el año 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s