Ai Weiwei y Never Sorry o Historias Relacionadas, Feliberto Pérez del Sol.

Feli.jpg

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 8 de marzo de 2013, (FCP).Acabo de ver el documental Never Sorry (2011), y los 90 minutos sobre la vida de un artista, diseñador arquitectónico y activista social chino que rompió con lo oficial, me han parecido excelentes. Las complejas realidades que le surgen a Ai Weiwei tras dar este paso, hacen que su historia se relacione con quienes en Cuba asumen idénticas posturas.

Ai Weiwei ayudó a diseñar artísticamente el estadio principal de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, polideportivo conocido como Nido de Pájaro, pero al conocer el carácter manipulador de estos se convirtió en el primer ciudadano chino en denunciarlos. Si bien en aquel entonces algo se criticaba, no se hacía directamente contra el gobierno comunista chino, ni como él lo hizo.

Parte de esto lo recoge Never Sorry del propio Ai Weiwei: “apoyo a las Olimpiadas, pero no éste tipo de Olimpiadas, estoy en contra de unas Olimpiadas que fuerzan a los inmigrantes a dejar la ciudad“. Estuvo además en desacuerdo con que a sus paisanos les dijeran “no participen, solamente sonrían para los extranjeros y sean un mecanismo de propaganda del Partido Comunista“.

Aunque ayuda en el cuerpo del filme, su postura contra lo que creía errado de lasOlimpiadas no fue motivo para que el pueblo tomara conciencia de su gestión social. Su activismo se propagó por el país tras cuestionar el estado constructivo de varias escuelas estatales colapsadas en mayo de 2008, debido a un terremoto en la región de Sichuan, y que tan alta cifra de vidas de niños cobró.

Dotado de una ligereza que expone un audiovisual honesto con el espectador, Never Sorry nos anuncia que hubo más de 70 000 muertos en el sismo, pero también que la negativa del gobierno de no decir cuántos eran estudiantes motivó a Ai Weiwei a hacerlo. Primero él mismo se dedicó a reunir los nombres y luego, con ayuda de la ciudadanía, extendió la búsqueda desde su blog.

Era de esperar que un país como China no tolerara aquella pesquisa, y como este tipo de cine se mueve por el plano de las sugerencias, en breve detuvieron a Tan Zouren, activista que también indagaba sobre la muerte de los escolares. A Zouren se le acusó de “incitación a la subversión del Estado” y lo sentenciaron a 5 años de prisión.

El largometraje da un buen giro cuando en una detención la policía de Chengdu golpea y arresta a Ai Weiwei, impidiéndole así asistir al juicio de Tan Zouren. Poco después, mientras prepara la exposición So Sorry en Múnich, cuya portada adornó con 9 000 mochilas para honrar a los escolares del terremoto, hubo de hacérsele una cirugía debido a los golpes recibidos durante el arresto.

Si bien la cinta, dirigida por Alison Klayman, donde Ai Weiwei encarna su propio personaje, exhibe escenas algo desconceptúales para rodajes de este tipo, el recurso de la cámara en mano hace que la intensidad dramática aumente progresivamente y estas pasen desapercibidas. Aunque el compromiso del filme con los eventos escenificados sí resulta muy bien tratado.

Clasificar a Never Sorry de histórico no es lo que pretenden sus realizadores. Solo que esgrimir razones como acudir a Twitter para evadir la censura o que el Ministerio de Asuntos Exteriores de China diga que Liu Xiaobo, ciudadano chino Premio Nobel de la Paz 2010, no fue condenado por sus pensamientos, sino por sus ensayos publicados online, demuestra hasta qué punto la realidad se convierte en historia.

Como todo documental que aborde el lado trágico donde valor y dignidad rompen los obstáculos que hacen reverdecer cualquier cinematografía, Alison Klayman sabe muy bien lo que pretende con Never Sorry. Por ello exhibe un gobierno lleno de ambientes anacrónicos, como el irrespeto hacia otra opinión, la intolerancia, los arrestos, las golpeaduras en calles y cuarteles, contextos estos que sin dudas recuerdan a la Cuba actual.

Fotograma de Never Sorry que muestra a Ai Weiwei golpeado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s