El Estado es el Responsable (II), Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpg

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 29 de marzo de 2013. El Estado, como el mayor de los mentirosos, hace magistral uso del lenguaje a su favor. La verborrea comunista con aportes a la demagogia, ha dejado enanos a los grandes demagogos en la historia de la humanidad, la filosofía dictatorial originaria del capo Fidel Castro y heredada por su hermano, ha sido pretexto perfecto para mantener el pueblo cubano en la sumisión.

El uso de la mentira como plato fuerte del sistema totalitario cubano ha llegado, necesariamente para el régimen, hasta la Constitución de la República. Se puede decir con certeza, que la Ley de Leyes de Cuba está colmada de incongruencias en relación con la realidad que vive el pueblo, la cual no se corresponde con su Cuerpo Legal.

Al leer la Carta Magna cubana no podemos hacer otra cosa que reír, como si hubiéramos leído una revista cómica. Resulta tan evidente el engaño y la impersonalización de la realidad cubana en los temas tratados por dicha ley, que no lo podemos relacionar con ella, sino todo lo contrario de lo referido a esta.

Cuando lo vemos entonces con la seriedad que requiere el caso, pensamos que los legisladores se burlan del pueblo y de su falta de información jurídica. Por intereses políticos estatales no se crea una política de enseñanza en el tema de la Ley Constitucional, al régimen no le conviene que el pueblo conozca de sus derechos.

Queremos ilustrar lo antes expuesto al hacer un análisis del Artículo 3 de la Constitución de la República de Cuba, que trata en síntesis el tema de “la soberanía que reside en el pueblo”. Para comenzar es obligatorio referirse al propio enunciado, pues no hay tal soberanía vinculada al pueblo, sino que le corresponde al Estado toda acción.

Dicha acción estatal es total, en lo Legislativo, en lo Administrativo y en lo Ejecutivo, el pueblo tan solo, como fiel cordero del diablo, acata y cumple lo ordenado por el Estado, quien en su defensa lo castiga a pasar miseria y necesidades, sin siquiera preguntar si está de acuerdo o no, y si acaso opinan serán castigados con la propia ley.

Para colmo de los insultos está el texto del Artículo 3: “Todos los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución“. Tácita incitación al pueblo por su determinación.

Claro está que aquí se les fue la mano con la demagogia, ya que es el régimen totalitario el que violenta la Constitución en su contenido legal. ¿Y si el pueblo, haciendo uso de este Artículo reclamara su derecho constitucional de impugnar a los gobernantes y combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada por no ser posible otro recurso?

Pero como dice el dicho, “el que hizo la ley hizo la trampa”, y rapidito inventaron cuando se iniciaron los reclamos con Apego a Derecho, mediante los proyectos Varela y Heredia, se vieron desenmascarados y se quedaron desnudos los hipócritas comunistas. ¿Qué hicieron para resolver el problema? Lo que hacen siempre, engañar al pueblo.

La respuesta castrocomunista al Proyecto Varela fue la Reforma Constitucional de junio del 2002, bajo pretextos solapados de ser una “digna y categórica respuesta a las exigencias y amenazas del gobierno imperialista de Estados Unidos el 20 de mayo de 2002”. Ocultaron así la verdadera y única razón para esta sucia jugada del régimen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s