¿Habrá Mal que Dure 70 años? Feliberto Pérez del Sol.

Feli.jpg

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 15 de marzo de 2013, (FCP). El pasado 10 de marzo Cuba arribó a 61 años sin exhibir un presidente electo en verdaderos comicios. Seis décadas de tal proscripción resulta tiránico, pero mucho más es que Raúl Castro, dictador de turno, haya decidido seguir otros cinco años en el poder y haber elegido ya sustituto para gobernar el país cuando él muera o termine su mandato.

Esto último trascendió luego de una reunión del Parlamento cubano que tuvo lugar el pasado 24 de febrero. Según se dijo, el propio Raúl declaró allí que su gobierno acabará en 2018, pues “este será mi último mandato“. Se dice que también preguntó al minúsculo grupo encargado de pensar por los cerca de 11 millones de cubanos sin derecho al voto: “tengo derecho a retirarme. ¿No lo creen?“.

¿No hubiese sido menos infame que tuvieran en cuenta a la gran mayoría que por más de 50 años le hemos soportado a los Castro sus caprichos políticos, económicos y sociales? Habernos preguntado al menos si estábamos de acuerdo o no con la decisión de prorrogar los poderes a Raúl Castro, aunque todos sabemos que no se los merece, hubiese sido lo más civilizado.

Al parecer, esta “buena nueva” calmará un tanto a la arcaica tropa que desde enero de 1959 rige la Isla, pues otro lustro con un Castro al timón servirá para que varios de ellos conozcan el descanso eterno sin visitar un tribunal que le juzgue sus atrocidades. Mientras, otros con menos sangre en las manos, y también parte del régimen, intentarán adueñarse de cuantos bienes puedan antes de que finalice el “quinquenio raulista”.

Con el falaz pacto de este 24 de febrero, el sector menos favorecido resultó nuevamente el sufrido pueblo cubano, al cual los Castro le han robado su orgullo a tal punto, que nunca le han permitido escoger quien los gobierne. Una vez más, e igual a un lustro atrás con el nombramiento de Raúl Castro, fue la elección “a dedo” la que afloró dentro de la camarilla que hoy representa el orden constitucional.

De seguro buena cantidad de compatriotas vieron con buenos ojos que Miguel Díaz-Canel Bermúdez fuese elegido Primer Vicepresidente, y por ende el primero en la lista para suceder a Raúl. Este ingeniero electrónico y exministro de Educación Superior, cuenta entre otros, para alcanzar el mando, con la anuencia de Mariela Castro, hija del actual “presidente” y diputada a la Asamblea Nacional.

Para la mayoría de los que hoy residimos en Villa Clara el futuro presidente es bien conocido, pues nació en este territorio y fungió como Primer Secretario del Partido Comunista del mismo durante 10 años (1994-2004). No obstante, no son estas las únicas referencias que se necesitan para otorgarle la primera magistratura a alguien.

A mi entender es hora ya de que a los cubanos se nos permita tomar el rumbo político que más nos convenga, y no seguir con aquella vieja teoría de que no sabemos vivir en democracia. Si no tenemos acceso a dicha forma de gobierno, nunca podremos demostrarnos a nosotros mismos, y al mundo, qué somos capaces de hacer.

Digo esto, porque el actual régimen no cesa de decirnos que los indicadores humanos obtenidos con el arribo de la Revolución no hubiesen sido posibles sin un gobierno de partido único, entiéndase dictatorial. Más bien ha sido todo lo contrario, o sea, que fue sobre nuestros esfuerzos casi titánicos, sumidos bajo la bota verde olivo, que se construyeron todos estos logros.

Si Raúl Castro, de 81 años, es fiel a su palabra y entrega el poder el 24 de febrero de 2018 a Díaz-Canel, dejará a Cuba sin alguien apellidado Castro al frente por vez primera en 59 años. Quizás bien pocos extrañen esto último, pero la decisión del más joven de estos individuos hará que los cubanos arribemos a la citada fecha con la nada ceremoniosa cifra de haber vivido 70 años sin ejercer el voto presidencial.

 Carlos Prío Socarrás, el último presidente cubano electo por el pueblo, acción ocurrida en 1948.
Carlos Prío Socarrás, el último presidente cubano electo por el pueblo, acción ocurrida en 1948.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s