Parodia a Mi Bandera, de Bonifacio Byrne.

Desde lejos,  en distante rivera,
con el alma enlutada y sombría
con horror contemplé mi bandera
y no he visto una cosa más triste.
 

¿Dónde está mi bandera cubana,
la  bandera más bella que existe?
Por la tele la vi esta mañana
y exiliado lloré de impotencia.
 

Desfilaban con ella traidores,
en la Cuba usurpada por Castro.
Y el blasón que la Gloria nos dio
lo traían maltrecho y manchado.
 

La ultrajaron con algo terrible,
la mancharon con algo horroroso:
le impregnaron la imagen del Che,
en sus listas azules y blancas.
 

¡Ofendían con ello al cubano,
afrentaban con eso a la Patria!,
porque el rostro de un asesino
no debiera manchar mi estandarte.
 

Con la fe de las almas austeras
hoy sostengo con honda energía
que la efigie de ese forajido,
hay que arrancarla de mi estandarte. 
 

La bandera que tenga esa imagen
ya no es la bandera cubana, pues:
¡Con tres listas azules y dos listas blancas,
el triángulo rojo y una estrella bastan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s