Libertad de Expresión, Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpg

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 24 de mayo de 2013, (FCP). La Declaración Universal de Derechos Humanos es válida para todas las naciones y para todas las personas humanas del mundo. Los Estados Miembros, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, se han comprometido a asegurar el respeto universal y efectivo a los Derechos y Libertades fundamentales del hombre, y Cuba es consignataria de esta Declaración.

En su Artículo 19, dicha Declaración Universal expresa: Todo individuo tiene Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión; este Derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Para el caso de Cuba la Libertad de Expresión está regulada en la Constitución de la República. La Ley de Leyes cubana enmarca el tema en su Artículo 53, donde declara que: Se reconoce a los ciudadanos Libertad de Palabra y Prensa conforme a los fines de la sociedad socialista. Posteriormente condiciona y regula las posibilidades para su ejercicio.

Cuba como Consignataria de la Declaración Universal de Derechos Humanos, es doblemente culpable de una conducta delictiva en términos criminales. Primeramente incumple de forma manifiesta con el contenido de esta Declaración, y en segundo lugar es un Estado flagrante violador de los Derechos Humanos.

El Régimen totalitario de los Castro sanciona a las personas por expresar sus ideas políticas contrarias al sistema comunista. Muchos son los ejemplos de hijos de la Patria de José Martí que han cumplido, y que cumplen, años de prisión por la simple razón de pensar diferente a la tiranía en el poder y que exigen un Cambio Pacífico favorable para el sufrido pueblo cubano.

Los cubanos Luchadores Pacíficos contra el totalitarismo, por la Libertad y la Democracia, son permanentemente perseguidos, detenidos, golpeados y sancionados por causa de su opinión política. No se permite por el régimen que se difundan las ideas libertarias, ni se dé a conocer al mundo las violaciones de Derechos Humanos que a diario son cometidas por este sistema.

La persecución policial por causa de la opinión política se extiende hasta los más allegados de los Opositores Pacíficos. Los familiares de los disidentes, y de otros con opinión diferente a la del régimen, son perseguidos, excluidos y aislados de la sociedad en los vínculos estudiantiles, laborales y de tipo social por los órganos represivos de la Seguridad del Estado.

Desde el propio momento en que los legisladores hacen el Cuerpo Legal Constitucional, crean sus artículos viciados por sus intereses hegemónicos en la perpetuación del poder Castrista. El propio Artículo 53 establece tácitamente las condiciones en que “se permite el ejercicio de la Libertad de Expresión”, deja claro que la prensa, la radio, la televisión, el cine y otros medios de difusión masiva, son propiedad estatal y en ningún caso propiedad privada.

De hecho ningún medio de comunicación masiva podrá ser utilizado para cuestiones ajenas a las funciones del régimen, su uso es solo con fines políticos e ideológicos de bases y filosofías comunistas. La Seguridad del Estado, por medio de los funcionarios estatales que responden a sus intereses en los distintos medios, censuran todo lo que se divulga dentro y fuera de la Isla.

Existe un férreo control gubernamental para el uso de las transmisiones de televisión y radiofrecuencias, la prensa plana y cuanto medio de difusión se conoce, emitidos en el país y los que pueden ser recibidos desde el exterior. El pueblo cubano se desinforma con lo que informa el régimen por sus medios oficialistas.

Como dice la Constitución: La Ley regula el ejercicio de estas “libertades”. Para asegurar el servicio exclusivo de los medios por parte del régimen, se han legislado las Normas conforme a Ley que tipifican las ilegalidades en el uso de los medios, con sus respectivas sanciones, todo lo cual es controlado militarmente. ¿Dónde está la Libertad de Expresión para los cubanos?

Aunque Cuba es firmante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, estos son violados todos los días.
Aunque Cuba es firmante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, estos son violados todos los días.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s