Obligados a Fijar Posición. Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 23 de agosto del 2013 (FCP). La situación Nacional e Internacional se torna cada día más compleja. Nadie en estas circunstancias puede mantenerse al margen de los graves problemas que agobian a la humanidad. En todos los continentes se manifiesta una fuerte lucha entre los partidarios de la Democracia, la gobernabilidad y el mercado, y los que se oponen al Estado de Derecho, a la democracia representativa y a la Empresa Privada.

Innumerables son los conflictos que se generan a diario, guerras, ocupaciones de territorios, carros bombas, atentados terroristas, asesinatos políticos y de otra índole. Estos acontecimientos llenan las páginas de los diarios y reflejan con fuerza las corrientes nacionalistas y socialistas, que han dejado en la historia una estela de dolor y lágrimas.

Violentos enfrentamiento se producen en Egipto, continúan los fieros combates en Siria, entre un gobierno genocida y una oposición que quiere democratizar el país. Irán sigue adelante con la producción de la bomba nuclear, Irak sufre de constantes ataques terroristas que arroja miles de victimas inocentes. Palestinos e Israelitas se disputan mediante las armas su diferendo.

África es un continente que sigue en erupción, el hambre y el atraso económico prevalecen en toda esa región. Las recetas socialistas exportadas a esa parte del planeta, han llevado a la miseria a millones de africanos. Guerras intestinas, ambiciones desmedidas de poder, ausencia de honestidad, corrupción, y latrocinio se unen para hacer de estas tierras un lugar sin esperanza.

Frente a las campañas mediáticas de los gobiernos que aspiran a crear sistemas de control absoluto sobre la sociedad, se hace necesario fijar posiciones. La demagogia y el populismo, se esparcen por toda la región latinoamericana, está en peligro en forma permanente la libertad del hombre, se hace necesario fijar la posición de los demócratas ante cada acontecimiento.

En el plano internacional el mundo sigue con atención la situación que vive Egipto, duros enfrentamientos se han producido entre partidarios del depuesto presidente Mursi y sus detractores. El ejército al intervenir ha provocado numerosos muertos, heridos y detenidos. Los choques entre ambos bandos y el ejército continúan y no se ve cercana una solución.

Nicolás Maduro presidente de Venezuela, y defensor a ultranza de todo aquello que vaya contra el mundo occidental, se apresuró en llamar de regreso a su embajador en ese país. No perdió tiempo en relacionar lo que ocurre en esa nación, con la política según él de intervención en los asuntos internos por parte de los Estados Unidos en cualquier parte del mundo.

Mentiras y más mentiras acumulan estos enemigos de la democracia y del Estado de Derecho empeñados en culpar a las naciones desarrolladas de la desestabilización que enfrentan muchos gobiernos del Continente Norafricano. Es hora de llamar por sus nombres a los verdaderos responsables de tantas calamidades que sufren los pueblos.

Hay que empezar a definir posiciones, debemos estar al lado de la ley, como instrumento fundamental del Estado de Derecho. Defender el derecho que tienen los pueblos de elegir a sus gobernantes en las urnas, y en las urnas decidir si permanecen en el poder o no.Eso garantiza que la paz y la tranquilidad y el traspaso de poderes se efectué en un contexto de respeto a la voluntad popular.

Condenamos la política genocida que aplica el régimen de Assad al Basshar contra el pueblo Sirio. Repudiamos la actitud cómplice de algunos gobiernos latinoamericanos que les brindan apoyo. Ahora mismo el mundo se ha visto estremecido con la noticia que fueron empleados gases tóxicos en lugares donde se combate en Damasco. Debemos exigir acciones más efectivas contra este gobierno.

No debemos estar de acuerdo con la posición de China y Rusia, que asumen el triste papel de torpedear en el Consejo de Seguridad de la ONU, cualquier propuesta de condena contra este sistema. Toca a las naciones libres del mundo poner fin a esta situación, expulsar a este nuevo Hitler del Siglo XXI, que llena de luto y dolor al pueblo Sirio, como se hizo anteriormente con el Gadafi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s