Revolución y Derechos Humanos (II), Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpg

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 5 de julio de 2013, (FCP). Realizaré una exposición de cómo se comportan los Derechos Humanos en Cuba, comparado con la realidad de la Isla y la Constitución de la República. Los artículos de la Declaración Universal deberían estar plasmados en el contenido de la Constitución cubana, como resuelve hacerse por las Naciones Unidas a todos los Estados Miembros.

Desde un inicio la Declaración Universal de Derechos Humanos toca un tema medular, el ser humano. En el Artículo 1 dice: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

El artículo expuesto por la Declaración nos da la clave para instaurar la paz en el mundo. Las relaciones de fraternidad y respeto entre los seres humanos es el principio básico que debe regir entre las naciones y los individuos propiamente, ningún gobierno ni sistema socio-político debe discriminar a las personas, basados en este precepto humano.

La Constitución tergiversa el sentido y contenido de la norma planteada en la Declaración. Exactamente en el Artículo 12 la Ley de Leyes Cubana hace suyos los principios de “antiimperialistas e internacionalistas”, así como alardes de cooperación internacional, de ayuda a las naciones más necesitadas, y plantea la creación de un bloque político-militar.

En realidad este artículo con sus 10 incisos es una declaración a favor de la guerra contra el enemigo ficticio. El inciso d) es una tácita acción de condena contra los EE.UU., país al que califica de fascista, colonialista, racista, de principal fuerza de agresión y de guerra, y de peor enemigo de los pueblos.

Constituye además el referido artículo de la Carta Magna una agresión expresa y una violación de los principios que rigen las relaciones pacíficas de las naciones. Los incisos c) y ch) convocan a la confrontación violenta de los países de América Latina y del Caribe así como a todos los países del Tercer Mundo contra el enemigo imaginario que claramente atribuyen a los EE.UU.

¿Cómo se puede en una misma idea hablar de Paz y de confrontación? Aquí se trata de eludir la verdadera intención del artículo, que es incluir en el Cuerpo Legal Cubano las bases jurídicas que amparan el andamiaje de violencia y de guerra que significa el sistema comunista. De esta forma queda autorizado un cúmulo de acciones a desarrollar por el régimen castrista.

Al utilizar como pretexto lo que se explica en el párrafo anterior, dicen los comunistas que actúan legalmente. Y así intervienen en los asuntos internos de países como Angola, con los mercenarios cubanos que lucharon en una guerra que no les pertenecía, donde murieron muchos jóvenes de la Isla. También fueron exportados mercenarios, digo, “combatientes internacionalistas” cubanos a Etiopía, a El Congo y a otras naciones africanas.

Además los cubanos han intervenido como mercenarios en países de Centroamérica. Menos conocida es la historia de las andanzas del régimen por estas tierras. Exportaron sublevaciones y guerras a: El Salvador, Nicaragua, Honduras, Guatemala, Panamá, Haití, Puerto Rico, Granada y otros, donde principalmente han sido asesores militares de tropas élites y de apoyo logístico.

Imposible dejar de mencionar el desempeño del régimen en América del Sur. Ejemplos tenemos en el intento del Ché Guevara por sublevar al pueblo boliviano con una tropa de cubanos y la participación del Estado Comunista, y una lista interminable de injerencias en: Brasil, Argentina, Chile, y las más recientes y significativas, Venezuela y Colombia.

Para colmo de hipocresía, esta Constitución dice en una parte del Artículo 12, inciso b): “…el arreglo pacífico de controversias y los demás principios proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y en otros tratados internacionales de los cuales Cuba sea parte“.Aquí se reconoce además la subordinación cubana a dicha Declaración como parte de las Naciones Unidas.

A pesar de los enfoques artísticos de la Constitución, la realidad es que se incumple con la Declaración. Los cubanos nacen esclavos de un régimen totalitario que no reconoce los Derechos y mucho menos la Igualdad, donde el Estado ejerce el poder político mediante la fuerza y la violencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s