Cabalgata Histórica, Feliberto Pérez del Sol.

Feli.jpg

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 4 de octubre de 2013, (FCP). Resulta doloroso ver como en nuestros días ciertos defensores de causas justas alegan algún motivo para no denunciar cuando alguna correcta razón es mancillada. Hablo de esos noticieros-paladines del castrismo que día a día nos saturan con imágenes de violencia policial acaecidas en otras latitudes, programas donde dedican al hecho hasta un profundo análisis.

Como es usual, cuando algún cubano es reprimido violentamente por militares, el mutis en los medios oficiales no se hace esperar. Por ello me veo obligado a revelarle al mundo, y también por qué no, a los cubanos, mi parecer sobre los choques sucedidos los pasados días 22 y 29 de septiembre entre opositores pacíficos y las Brigadas Parapoliciales de Respuesta Rápida, o mejor dicho, el violento modo con que estas avasallaron a los civiles.

Me ocupo de esto porque no ha dejado de ser actualidad, pues aún se oyen entre susurros las voces del pueblo que condenan tales excesos, también porque hay yesos, lesiones y moretones por doquier en estos seres, y porque no ha dejado de ser una amenaza. Más que nada porque aún subsisten los gérmenes que originaron aquella violencia, y cada vez que entren en contacto, como obviamente han de entrar, los hechos se repetirán.

Ocultar ese contexto, o mejor dicho, disimulárselo a un pueblo sediento de información, so pretexto de “no estimular a los sectores que disienten“, no es el mejor modo de evitar la rebeldía. Al contrario, lo que mejor convendría a todo el país es que sus gobernantes se armen de una mayor transparencia política y proyecten un mejor análisis de nuestra realidad.

Estos condenables sucesos están aún en la memoria de muchos, y si bien sus orígenes y posteriores motivos bien poco han podido ayudar en alcanzar una cultura de paz, tampoco han servido para amedrentar un ideal. El motivo es lo de menos, asistir a misa o presentarse a una unidad policial a denunciar una violación de las propias leyes que rigen el país, son razones esgrimidas con saña por la tiranía para violentar a ciudadanos pacíficos.

A varios de los golpeados los visité en sus propios hogares y a otros me los encontré en la vía pública, mientras solo supe del martirio de algunos por referencias de terceros. Aun así, en ninguno de los casos hubo presunción en cuanto a sus lesiones, y solo por insistencias mías cedieron a contarme su calvario de cómo le rompieron una extremidad, o de cómo le llenaron su espalda y su abdomen de golpes.

No existió uno que se jactara de lo que había hecho, ni mucho menos que se mostrara asustado por tamaña violencia, eso sí, muchos fueron los que hablaron de la “necesidad” de ciertos sacrificios. Esfuerzos que interpretan como un patriótico propósito, por el cual están dispuestos a entregar lo más preciado del ser humano: La vida.

Se ha ser muy torpe para no darse cuenta de los factores reales que causaron esta violencia. De un lado están los sentimientos tradicionales que la oposición cultiva con honda devoción y les hace sensible a cualquier falta de libertad. Del otro, un estado tiránico que no acepta el más mínimo asomo de oposición, a la cual enfrenta con una atmósfera de terror.

Esa es, a mi parecer, la raíz del problema, y de eso apenas han hablado por estos días los noticieros-paladines del castrismo en el país “más democrático del mundo“, como se autotitulan quienes rigen con puño de sátrapa. No quiero poner fin a este escrito sin alabar a los golpeados, y no los cito porque no buscan protagonismo en sus actos, pero por el solo hecho de ser parte de tan épica cabalgata histórica, a todos les concedo mi mayor estima y gratitud.

La Dama de Blanco Sandra Rodríguez una de las tantas personas golpeadas por las fuerzas del régimen.
La Dama de Blanco Sandra Rodríguez una de las tantas personas golpeadas por las fuerzas del régimen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s