Revolución y Derechos Humanos (IX), Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpg

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 4 de octubre de 2013, (FCP). Al proseguir con el análisis del contenido de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el contexto de nuestra Cuba comunista, nos detenemos en el Artículo 12, el cual expresa: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene Derecho a la protección de la Ley contra tales injerencias o ataques”.

Para todos es muy conocido cómo la Seguridad del Estado interfiere en la vida privada de los ciudadanos. Sin exclusión, los cubanos son objeto de injerencias en sus vidas privadas al ser investigados en el lugar de residencia, centro de trabajo y los lugares que frecuentan, con sus vínculos de personas naturales y las actividades que realizan diariamente al detalle.

La injerencia va más allá de una simple investigación. Por orden de la Policía Política las viviendas son chequeadas por fuera y por dentro, al ubicar medios técnicos tales como micrófonos, cámaras de video y la realización de medidas operativas secretas que constituyen una violación de la propia “Legalidad Socialista” y de la Declaración Universal.

En el afán de obtención de información sobre el investigado, se hace cualquier cosa. La Seguridad explota todas las posibilidades, legales o no, e involucra a entidades estatales, a otras personas ajenas al caso y al relacionado, por lo que crea un ambiente nocivo para los afectados, con estados de opinión desfavorables, lo cual quedará para siempre.

El despliegue de acciones investigativas y de medidas operativas alcanza a toda la familia de quien es blanco de la Seguridad del Estado. Toda la familia es objeto de investigación, control y seguimiento en todos los lugares posibles, y se crean estados de opinión en relación con el interés del órgano represivo, lo cual afecta a los involucrados.

La afectación creada es permanente. Se dice que las personas quedan marcadas, pues además de que se lo escriben en su expediente personal, laboral o estudiantil, y de que operativamente por el Ministerio del Interior (Minint), le llevan este registro, se ha ganado el título de “no confiable”, por lo que no podrá optar por puestos de trabajo de alguna importancia para el gobierno.

Con objetivos supuestamente operativos, a favor de los casos tramitados por la Seguridad cubana, se realizan ataques a la honra de las personas. Indiscriminadamente, los oficiales de la Contrainteligencia utilizan el chisme y la calumnia contra los opositores, donde involucran a otros opositores y a sus familiares allegados.

Se trata de afectar la reputación de los opositores pacíficos. Se crean falsas imputaciones morales de los opositores ante la ciudadanía. Los oficiales de la Seguridad del Estado pretenden hacer ver a estos como personas de baja catadura moral, antisociales y con conductas denigrantes, para así obtener el rechazo de la población y tratar de aislarlos de la ciudadanía.

Cuando se realiza una investigación de algún ciudadano, al final no se hace saber de los resultados a la población que conoció del caso. Casi siempre los afectados quedan aislados, rechazados por los demás que tratan de protegerse de no ser marcados también. Aunque al final los involucrados fueran inocentes, ya se creó el estado de opinión y será en adelante un elemento con problemas con la Seguridad, que no se sabe cuáles son, pero que los tiene, un “no confiable”.

Desde el punto de vista Legal, en realidad el Sistema Jurídico cubano está implementado para favorecer, siempre, a los represores en todas sus fechorías, y hacen cuanta cosa se les ocurra contra los opositores pacíficos y la población. La Ley no protege a nadie contra los ataques e injerencias de la Dictadura hacia las personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s