El más Destacado, Alexander Andrade Guimbarda.

Alexander.jpg

Santa Catalina, Santa Clara, 22 de noviembre del 2013, (FCP). Mario Abreu Padrón, el moreno de las trencitas al estilo rastafari, al que todos, cariñosamente, le llamamos Pillo, es un cubano que brilla con luz propia. Es que Pillo lleva en sí el decoro de muchos hombres, de un pueblo entero.

Este hombre humilde, valiente y sencillo, es de esos que nunca hacen alarde de nada. Se distingue por su coraje, por su desprendimiento y desinterés, y por el empeño y constancia con que defiende y pelea una causa cuando la considera justa.

Es miembro del Movimiento Maceístas por la Dignidad y la Democracia MMDD, grupo que integra la concertación regional Foro Antitotalitario Unido “Juan Wilfredo Soto García” FANTU, que a su vez es parte de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU. Como activista de Derechos Humanos, realiza una labor digna de destacar.

Labor que se caracteriza, fundamentalmente, por el seguimiento metódico, sistemático y sostenido, que realiza con determinados casos sociales. Casi siempre se trata de personas humildes que han sido desamparadas por un régimen hipócrita y perverso, a las que Pillo trata de ayudar con generoso altruismo.

Recuerdo cuando algunos compañeros planteamos a la dirección de la UNPACU la necesidad de recabar una ayuda económica para Pillo, dada sus difíciles condiciones de vida, a causa del desempleo y la persecución que sufre por parte del régimen comunista. Aquello lo hicimos sin su conocimiento.

Cuando la modesta ayuda llegó y le informamos a Pillo que debía pasar a recogerla, se negó de plano, pues alegó que él no ayudaba a las personas para que le pagaran por eso. Tuvimos que ponernos firmes para convencerlo de que no se le pagaba nada, sino que se trataba de una ayuda y que él, más que nadie, se la merecía y la necesitaba.

Así es nuestro Pillo, como una especie de Robin Hood, no porque le robe a los ricos para darle a los pobres, sino porque pacíficamente le exige a los poderosos, es decir, a los corruptos funcionarios del estado socialista, para que dejen su indolencia y egoísmo. Con la denuncia pública y la protesta cívica, lucha para que se imponga la justicia.

Con este espíritu de luchador incansable, tomó en sus manos el caso de la hija de Caridad Corcho Rodríguez, la jovencita Alianni Rodríguez Corcho, afectada por el Síndrome de Prader-Willi (SPW). También los de otras dos familias con hijos que sufren este mismo padecimiento y a las que el gobierno les ha negado toda clase de ayuda.

El SPW es un desorden neuroconductual complejo de origen genético, que se localiza en el cromosoma 15. La afectación del sistema nervioso central y una disfunción del hipotálamo, son causas de un metabolismo diferente y de la compulsión por la comida. Esta enfermedad es tan rara, que en Villa Clara solo existen tres casos conocidos y veinte en todo el país.

Las personas con SPW se destacan por el retraso madurativo, la pluridiscapacidad (intelectual, sensorial y física), el sobrepeso, la obesidad mórbida y problemas de salud, sociales y psicológicos. La búsqueda constante de alimentos, sus comportamientos destructivos y sus alteraciones del sueño, hacen necesaria una asistencia constante.

Las personas con SPW pueden desarrollar con rapidez complicaciones médicas severas. La respuesta a la medicación y tratamiento no suele ser la esperada como con el resto de la población. Algunos factores que pueden causar dificultades en la detección de complicaciones son un alto umbral al dolor, ausencia de vómito y temperatura inestable.

En el caso específico de Alianni Rodríguez, hay que agregar a estos riesgos para su salud sus pésimas condiciones de vida, como son habitar una vivienda con techo de cartón, paredes de pedazos de zinc y madera y piso de cemento, así como baño fuera de la casa, todo en muy mal estado. También su cama, colchoneta y ropa de cama están en pésimo estado.

La madre y cuidadora de Alianni, Caridad Corcho, ha acudido reiteradamente en busca de ayuda, desde hace varios años, hasta las máximas autoridades del país, sin que estas se hayan sensibilizado con su situación. Por esto el MMDD, con Mario Abreu, Pillo, al frente, ha decidido apoyar la justa causa de exigir al gobierno cubano una solución satisfactoria para este caso.

Mario Abreu Padrón junto a la joven afectada.
Mario Abreu Padrón junto a la joven afectada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s