Objetivos Comunes y Enfoques diferentes (II).Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpg

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 15 de noviembre del 2013. (FCP). Los que presenciaron los actos vandálicos ejecutados por las bandas fascistas, y los elementos Parapoliciales, orientados por el Partido Comunista de Cuba (PCC) y dirigidos por la Policía Política, han quedado consternados. Estos deben haber llegado a la conclusión, de que hay un fuerte sector en el Estado y en el Partido, que se niegan a todo cambio político.

Durante varios fines de semana estas fuerzas disputaron las calles a las Damas de Blanco y a la oposición pacífica. Las fuerzas gubernamentales incitaron a personas ignorantes de las realidades políticas y sociales que vive el país, a lumpens sin ubicación social alguna, a golpear e insultar a los patriotas que reclamaban respeto por los Derechos Humanos.

Estas fuerzas han triunfado momentáneamente al imponer la existencia y el reconocimiento de un Partido Único. Pretenden con las medidas económicas que se han visto obligados a aceptar, ganar tiempo y así prolongar la continuación del totalitarismo en el poder.

Estos personajes de la extrema izquierda sueñan con una vuelta atrás de la historia, consideran que el mundo puede involucionar hacia los regímenes de terror que fueron expulsados de la Europa del Este, y de la antigua Unión Soviética. Por eso encuentran apoyo internacional en las fuerzas obscurantistas y retrógradas del continente.

La unidad monolítica e indestructible en las filas del Partido y del Estado dejó de existir, y seguirá resquebrajándose en la medida que la crisis económica y política se agudice. El partido es incapaz de trazar un rumbo correcto en medio de la compleja situación que vive la humanidad.

Existe un radical proceso de transformaciones a escala planetaria conocido como globalización. Esto no es nada más que es el resultado de los esfuerzos de la especie humana durante siglos en busca del progreso. Hoy lo vemos coronado con una revolución científico-técnica de alcances incalculables.

Seguirán las contradicciones y la lucha dentro del seno de la dirección del partido y del Estado. Contradicciones estas que resultan insalvables, dentro de la nomenclatura oficial. Continuarán las diferencias entre la extrema izquierda y la moderada, entre los que quieren cambios sustanciales, y los que frenan cualquier avance.

Ninguna de las tendencias en disputa, están verdaderamente interesadas en que el país avance hacia la democracia verdadera, el Estado de Derecho y una Economía de Mercado. La correlación de fuerzas que se establece entre ellas se refleja en su accionar diario.

En el aspecto económico, la izquierda moderada impone sus criterios que se traducen en los tibios cambios que se aplican, y que se denominan actualización del Nuevo Modelo Económico. En el plano político la extrema izquierda se lanza desesperadamente contra todo lo que consideran puede poner en peligro la esencia del sistema totalitario.

Por eso agrupan todos los fines de semana a la escoria, lumpen y delincuentes comunes sin principios para efectuar los actos de repudio. Muchas de estas personas viven permanentemente bajo la amenaza de la Ley de Peligrosidad Social y el de ser condenados sino cooperan con la Seguridad del Estado.

Otros participantes en estos vandálicos hechos lo hacen con pleno espíritu oportunista. Aspiran a cumplir una misión en el exterior como cooperante, uno de los caminos más seguro para mejorar sus agobiantes condiciones de vida. La extrema izquierda le asegura cumplir sus objetivos si participa en la represión contra los opositores.

Cada domingo las fuerzas de la izquierda que se oponen a los cambios, incitan a estos elementos sin escrúpulo alguno a golpear y agredir a los defensores de la libertad. No todos comparten estos métodos, y lentamente la opinión pública sale poco a poco de ese largo letargo en que el régimen la ha mantenido durante más de medio siglo.

A los enemigos de la libertad les molesta que Damas de Blanco y opositores circulen por las calles de Santa Clara.

A los enemigos de la libertad les molesta que Damas de Blanco y opositores circulen por las calles de Santa Clara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s