Deberían Leer Mucho Más a Gene Sharp, (II y Final), Guillermo Fariñas Hernández.

Coco.jpg

La Chirusa, Santa Clara, 24 de enero del 2014, (FCP). Tampoco los jefes de los represores en Villa Clara determinan los factores por lo que la economía cubana está en bancarrota. Existen otras muchas medidas represivas, como son los encarcelamientos, que no pueden darse el lujo de aplicar en estas circunstancias históricas, porque necesita del apoyo internacional y sobre todo el regional.

Ya que a duras penas el gobierno cubano se ha logrado insertar en las entidades de cooperación económico-políticas de la zona geográfica latinoamericana y cualquier mal paso que den pudiera desmoronar la precaria credibilidad del sistema castrista. Pues su principal protector, el fallecido presidente Hugo Chávez, murió y la inestabilidad en Venezuela puede ser contraproducente.

Ha transcendido que los multimillonarios inversores latinoamericanos de la Zona Franca del Mariel se sienten estafados por los hermanos Fidel y Raúl Castro. Estos mismos son los que auparon a alcanzar el poder a todos los gobiernos filo izquierdistas de América Latina, por lo que varios de los aliados del castrismo les solicitan explicaciones a las autoridades castristas.

Algo que se ha conocido ya afecta la próxima celebración en La Habana, los días 28 y 29 de enero del 2014, de la Cumbre del Consejo de Estados Latino-Americanos y Caribeños (CELAC), como lo aseguró el actual presidente venezolano Nicolás Maduro Moros. Claro, que sin decir que unos izquierdistas se sienten engañados por otros izquierdistas.

Para hacer pagar de las contradicciones existentes entre algunos gobiernos pertenecientes a la CELAC con Cuba, siempre se encuentra el socorrido recurso de culpabilizar a los Estados Unidos de América. De ahí las palabras pronunciadas por Maduro, que rezan: “… el imperialismo norteamericano está haciendo grandes esfuerzos por sabotear la próxima Cumbre de la CELAC en La Habana…“.

Debido a que los Castro prometieron que harían reformas económicas y políticas al interior de Cuba, para que cuando terminaran las obras del Mariel ya el Embargo de los Estados Unidos de América estaría levantado, algo que aún brilla por su ausencia. Porque las reformas económicas ejecutadas por los castro-raulistas han sido intrascendentes y varias se le ha dado marcha atrás.

Respecto a las reformas políticas prometidas a este grupo de inversionistas latinoamericanos, las mismas nunca fueron anunciadas, sino que siquiera fueron valoradas. Y se puede asegurar sin temor a equivocarse que tras la entrega del poder ejecutivo de manos de Fidel a Raúl, el discurso político de este último gobernante se hace cada día más ortodoxo e intransigente.

Sabido es que estas grandes inversiones, ya realizadas, no pueden ofrecer las muchas ganancias planificadas, sí no son como una plataforma intermedia entre Sudamérica y los Estados Unidos de América, con su enorme red de solventes consumidores. Donde los puertos de New Orleans y Miami tendrían una destacadísima preponderancia, pero ambos están en territorio estadounidense.

Debido a la prepotencia que a veces ciega a quienes ejercen el poder político de manera absoluta, como es el caso de los gobernantes castristas y sus funcionarios o partidarios, ellos no tienen en cuenta que se enfrentan a contrincantes no violentos. Y en los desafíos políticos donde se obvia hacer uso de los métodos violentos las tácticas de fuerza nunca dan resultados.

Según nos asegura en sus variados ensayos respecto a las formas de Lucha No Violenta el más publicitado de estos expertos, el politólogo norteamericano Gene Sharp: “La lucha no violenta es un ejercicio de valor cívico, donde un pequeño grupo de ciudadano se enfrenta a una dictadura opresora y su principal arma es su integridad moral ante los métodos crueles e inhumanos…“.

Continua el profesor Sharp: “… la principal táctica de este simbólico grupo de ciudadanos consiste en tratar de crecer cada día más, a pesar del desaliento que dentro de este tipo de lucha se da continuamente y para ello se necesita de la elaboración de campañas políticas, donde cada día se hagan más visibles los propósitos del grupo en el conjunto de la ciudadanía…“.

Del contexto socio-político cubano de hoy, la población sin ser formalmente de las agrupaciones disidentes hace demandas sociales a diario, es un regalo de Dios que los políticos oficialistas y los represores le den visibilidad a una organización como el FANTU-UNPACU. Los adversarios políticos de los demócratas no violentos dentro de Cuba deberían leer mucho más a Gene Sharp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s