Marta Abreu Más Allá del Tiempo, Feliberto Pérez del Sol.

Feli.jpg

Sakenaf, Santa Clara, Villa Clara, 3 de enero de 2014, (FCP). Marta Abreu jamás fue sorda o ciega a la caridad, quien lo niegue ofende su generosa existencia y humilla a quienes desde su ciudad natal honran la piedad con que actuó la ilustre patricia. El pasado 2 de enero se arribó al 105 aniversario de su muerte, y qué mejor modo de recordar a La Benefactora que comentar sobre algunos de sus actos benéficos realizados tras ser expulsado el dominio español de Cuba.

Un rasgo que definió la actitud moral de Marta fue que no mostró odio ni hacia aquellos que en sus días eran del lado español, no obstante haber sido ella una tenaz separatista que ayudó monetariamente la causa por la soberanía nacional. Recoge la historia que una vez pactada la paz con España varios peninsulares radicados en Santa Clara se le acercaron por la desigual situación en que vivían luego del cese de la dominación española en la Isla.

Argüían que el sitio donde radicaba su casino se lo pidieron para instituir el Liceo de Villaclara, y como ahora eran minoría se les dificultaba hallar un espacio adecuado. Por ello le solicitaron un local vacío que existía en los altos del Teatro La Caridad, a lo que ella respondió que fijaran ellos mismos el precio del alquiler y se lo hicieran saber, y que si no podían pagarlo igual quedaría satisfecha. Demostraba así lo libre de pasiones y odio que estaba.

Su amor por los más pobres de su tierra natal es algo que le seducía. Tras la Reconcentración ejercida por Valeriano Weyler contra los cubanos, buen número de niños santaclareños perdieron sus familias y sus hogares y fueron acogidos en una especie de asilo. El Ayuntamiento local, sin suficientes recursos para enfrentar esto, no halló más solución que acudir a la bondadosa mano de Marta Abreu.

Según lo pactado por ella, pues fue ella quien lo costeó, las ganancias obtenidas en el Teatro La Caridad se manejarían a partes iguales entre ella y el Municipio. De más está decir que su 50 %, correspondiente a mitad de los 199, 90 pesos oros y los 796, 69 en plata existentes en las arcas del teatro el 4 de enero de 1901, lo destinó a solventar a aquellos huérfanos de la guerra.

Luego que a su esposo Luis Estévez le invistieran primer vicepresidente de la República el 20 de mayo de 1902, Marta Abreu vio alterado un tanto el candor del entorno familiar. No obstante, y sin alterar los deberes protocolares que el cargo de su cónyuge le exigían, su vida transcurría con normalidad entre el ingenio San Francisco y su vivienda ubicada en Prado 72, en La Habana.

En el # 1 del citado paseo habanero radicaba entonces la Cárcel, por lo que desde su casa advertía el constante trasiego de reclusos que casi siempre iban atados por los codos con lastimosas cuerdas, hábito heredado de la colonia que Marta aborrecía. No es de extrañar que la excelsa dama esgrimiera su oposición a tan cruel costumbre, y donara ella misma las esposas que en lo adelante llevarían los prisioneros.

Para obtener lo anterior apeló a su esposo, y por aquellos días y por varios años más, sobre todo en La Habana, entre policías y cuidadores de presos se usó decir que habían colocado “las Marta Abreu” cuando esposaban a alguien. Ahora bien, que a un áspero método de seguridad se le haya dado tan piadoso apelativo, señala cómo hasta “en las malas” nada se le puede reprochar a la noble santaclareña.

Por todo lo anterior, lo cual solo son mínimos ejemplos, no existe razón para que “Vanguardia”, único periódico permitido por el régimen en la provincia, en su ejemplar impreso del pasado 4 de enero “olvidara” escribir sobre Marta Abreu en el aniversario 105 de su muerte. No obstante, y por más que lo intente el aparato propagandístico comunista, la ingente filantropía prodigada por Marta a sus coterráneos no se borrará ni con 55 años más de dictadura.

Marta Abreu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s