Pedro Jova Pérez, un Ícono Olvidado del Béisbol Cubano, Jorge Luis Artiles Montiel “Bebo”.

Bebo.jpg

Capiro, Santa Clara, Villa Clara, 20 de diciembre del 2013, (FCP). Pedro Jova Pérez es un icono olvidado del Béisbol Cubano, y después del mal llamado triunfo de la revolución de 1959 es el más completoshorstop de la Pelota Cubana. Jova es uno de los más controvertidos peloteros cubanos, es el que más han querido eliminar como jugador y como manager, a pesar de que nunca abandonó su país, pues varias veces fue objeto de scouts para contratarlo en las Grandes Ligas.

Después de 25 años de retirado como jugador activo se acordaron de Jova, quien también fuera el manager más laureado en la década del 90 del siglo pasado. Al estelar torpedero de Azucareros, Villa Clara, Las Villas y el team Cuba pudo vérsele el pasado 17 de diciembre en el programa de la Televisión Cubana Confesiones de Grandes, conducido por el periodista Aurelio Prieto Alemán.

Nacido el 18 de noviembre de 1953, en el poblado de La Esperanza, Ranchuelo, antigua provincia de Las Villas, hoy Villa Clara, desde niño practicó la pelota callejera, con una pelota de trapo o con una cajetilla de cigarro. También jugó a la floja en el estadio de su localidad hasta que fue captado para ingresar en la Academia de Béisbol de Las Villas que radicaba en el estadio Augusto César Sandino de Santa Clara.

Debutó con los Azucareros en la IX Serie Nacional 1971-1972, donde fue elegido el Novato del Año, algo que disputó hasta el último juego con el camagüeyano Eusebio Cruz, además en esa serie se coronó Campeón Nacional. Su primer hit lo conectó en el estadio Latinoamericano a Santiago “Changa” Mederos, el mejor zurdo del béisbol cubano. En esta serie sustituyó al estelar José Pérez quien estaba lesionado.

En 16 Series Nacionales bateó para 315 de promedio ofensivo de por vida, la más alta de un torpedero en la pelota cubana revolucionaria hasta ahora. Su promedio defensivo fue de 973, y en su carrera conectó 1 998 indiscutibles. Fue Campeón en 1972 con Azucareros, y en 1978, 1983 y 1985 con Las Villas en Series Selectivas, y en la Serie Nacional de 1983 con Villa Clara.

Le decían “El Maestro” por su maestría en el bateo por detrás del corredor. En una ocasión uno de los Grandes del Béisbol Cubano, el hoy exiliado Agustín Marquetti dijo de él en una entrevista: “Para mí el mejor bateador de la pelota cubana es Pedro Jova, por su inteligencia, por su elegancia y porque sabe lo que le van a lanzar los pitcher, y no dudo que llegue a batear por encima de los 400 de average“.

Los ídolos de Jova en Azucareros fueron el pitcher José Antonio Huelga “El Héroe de Cartagena”, el center field Silvio Montejo “La Bala de Caibarién”, y el slugger Antonio Muñoz “El Gigante del Escambray”, aunque también le agradece sus éxitos al manager Serbio Tulio Borges, a los entrenadores Pedro Pérez, Pedro Moret, Pablo García y Eduardo Terry. Por su parte, en el equipo Cuba le agradece a Serbio, a Pedro Chávez, y a José Miguel Pineda.

Fue el verdugo de los lanzadores Braudilio Vinet “El Meteoro de la Maya”, de Santiago de Cuba y de Rogelio Garcia “El Ciclón de Ovas”, de Pinar del Río, a quienes les bateó con relativa facilidad. Además de ser un gran bateador, poseía buen brazo, buenas manos al fildear desde cualquier ángulo y hacia adelante. Esto hacía que se lesionara con frecuencia, e hizo que se alejara del béisbol activo en plena maestría deportiva, pues se retiró en plenitud de facultades a los 34 años de vida.

En las combinaciones con la segunda base para double play se asoció con Emilio Madrazo en los Azucareros, con Adolfo Borrell en Las Villas, con quien se sentía seguro en dichas jugadas, y Ramón More en Villa Clara. En el team Cuba, con Félix Isasi, Rey Vicente Anglada y Alfonso Urquiola. Jova dijo que con los tres se sentía bien, pero que con Alfonso se sentía mucho mejor, por la seguridad con que jugaba. Anglada tenía mucha explosividad y Félix era muy inteligente.

Participó en cuatro Campeonatos Mundiales, 1974, 1978, 1980 y 1984, en dos Juegos Panamericanos, San Juan, Puerto Rico 1979 y Caracas, Venezuela 1983. En dos Juegos Centroamericanos, 1978 en Medellín, Colombia y en 1982 La Habana. En tres Copas Intercontinentales, 1979 en La Habana, 1981 en Edmonton, Canadá, y en 1983 en Amberes, Bélgica. Además participó en Topes de Confrontación contra los profesionales de México y Venezuela, y topes amateur contra México, Venezuela, Nicaragua, Japón e Italia.

De manager con el Villa Clara se tituló Tricampeón Nacional, 1993, 94 y 95, y obtuvo los subcampeonatos 96 y 97. Se conoce que Jova, de manager, Luis Enrique González, de entrenador y Orlando Chinea, de entrenador de pitcheo del equipo “La Naranja Mecánica” fueron expulsados en 1997 por órdenes precisas del dictador Fidel Castro, pues se estaban convirtiendo en muy famosos y peligrosos .

Imagino que en Confesiones de Grandes censuraron cuando le preguntaron sobre sus mayores tristezas, pues él debe haber dicho, cuando me acusaron de un robo en el Club Home, de mi equipo Cuba Rojo, que no cometí y fui despojado del equipo Cuba, en el 1972. Después de la muerte de Huelga en el 1973, se supo quiénes fueron los autores intelectuales.

Tampoco diría, por la modestia y la vergüenza que lo identifica dentro y fuera del terreno, que al recomenzar a jugar en 1973, lo hizo bajo un mar de aplausos nunca visto en el Sandino. La segunda tristeza de seguro fue cuando le chiflaron los fanáticos en el estadio Sandino por un error que cometió y Villa Clara perdió. La tercera sí se vio en el programa, fue cuando Cuba perdió con EE.UU. en la Copa Intercontinental de Edmonton 1981, con roletazo a tercera base, donde él jugaba, y que le achacaron a él la derrota.

La cuarta también se dijo en el programa, y fue cuando Cuba perdió en los Centroamericanos La Habana 1982, aunque la más importante está aún por decir, fue aquella cuando en 1997 los calumniaron acusándolos de traidores a él, a parte de la dirección del equipo, así como a varios jugadores. Después fue manager de Guantánamo en la temporada de 1999, y se fue a trabajar de Colaboración, digo de Trata de Profesionales, en el 2000 a una Academia de Béisbol Profesional en Italia.

Los días más felices fueron aquellos en que resultó Novato del Año y Campeón con Azucareros en el 1972, y al ganar la Isla el Mundial de Japón en el 1980, decidido por jonrón de Antonio Muñoz contra los anfitriones. Igualmente al ganar Las Villas las Selectivas de 1978, 1983 y 1985, y Villa Clara la Serie Nacional en el 1983. También cuando de manager consiguió los títulos consecutivos de 1993, 94 y 95, y los subtítulos del 95 y 96. La más reciente la vivió en Italia, cuando Villa Clara ganó en el 2013.

bebodeportes@yahoo.com

Twitter: @bebodeportes

Un comentario sobre “Pedro Jova Pérez, un Ícono Olvidado del Béisbol Cubano, Jorge Luis Artiles Montiel “Bebo”.

  1. Me alegra ver todo este comentario que se hace sobre Pedro Jova y todo lo que se habla es real,pero desgraciadamente ni lo mencionan casi y para mi fue un pelotero estrella que alumbro pero no lo reconocian por su gran talento,yo me recuerdo de el pues jugo con mi hermano en los escolares y despues en los juveniles y cuando se paraba a batear,casi siempre daba el palo cuando se necesitaba,ademas poseia unas manos tremendas y era muy rapido……Te saludo por tu exelente comentario….Un abrazo…….mi nombre es Felong y soy de Santo Domingo V.C CUBA y vivo en Miami.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s