Represión Ilegal (II) y Final, Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpg

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 31 de enero de 2014, (FCP). La Seguridad del Estado lleva al extremo la represión contra los Opositores Pacíficos. Desde inicios del año 2014 el totalitarismo castrista impide que la Unión Patriótica de Cuba, (UNPACU) Las Villas realice sus reuniones en la Casa Sede de Misionero entre Ciclón y Rodolfo Balderas, Santa Clara, Villa Clara, para lo cual detiene con violencia a los activistas en su arribo al lugar.

Los opositores son avasallados y se les viola sus Derechos Humanos plasmados en la Declaración Universal. El régimen hace caso omiso a los postulados de la Declaración de Derechos Humanos, a pesar de que Cuba es consignataria de la misma, y que a diario hacen mención con vehemencia e indignación de países que según el gobierno cubano son violadores de los Derechos Humanos.

Estos gobernantes intolerantes y frustrados violan el Artículo 9 de la Declaración Universal. La violación está dada por el contenido del artículo, que dice: “Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado“. Íntegramente se pone de manifiesto la omisión estatal a este enunciado, pues finalmente los opositores se ven obligados a emigrar de su propio país.

Otros artículos de este Cuerpo Legal se manifiestan como violados parcialmente por los castristas, en referencia a las circunstancias expuestas. Es de gran significación también que el Artículo 13 expresa: “Toda persona tiene Derecho a circular libremente”, cosa esta que no es permitida por los represores a los activistas anticastristas, que son constantemente detenidos.

Debemos hacer clara referencia al Artículo 19 de la propia Declaración que expresa: “Todo individuo tiene Derecho a la libertad de opinión y de expresión, este Derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión“. Esto implica una libertad, que es usurpada a todos los cubanos.

Tiene medular aplicación al tema tratado de la represión gubernamental hacia los opositores pacíficos, el Derecho natural que tiene todo individuo a la libertad de reunión y de asociación pacífica. Entonces por qué los activistas de UNPACU Las Villas son detenidos para impedir que se reúnan y realicen sus actividades contestatarias pacíficamente.

El Artículo 20 de la Declaración de Derechos Humanos, es precisa en señalar el tema. Su inciso 1 dice: “Toda persona tiene Derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas“, lo cual se traduce en que nadie podrá ser objeto de represión por ejercer dicho Derecho, hechos que ocurren a diario en nuestro país, por órdenes de la Dictadura castrista que viola este enunciado.

Dicho artículo es más abarcador, y en su inciso 2 refiere: “Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación”. Los cubanos son obligados a pertenecer a asociaciones gubernamentales, y no pueden negarse por las consecuencias que les acarrearía, en ellas acometen actividades a favor del régimen y en contra de su voluntad, que incluye reprimir a los opositores pacíficos.

Para lograr el apoyo Constitucional a sus acciones violatorias de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el régimen totalitario cubano creó el Artículo 54 de la Constitución, donde se rige la forma conveniente de ejercicio del Derecho a la libertad de reunión, manifestación y asociación. El artículo constituye una puñalada por la espalda al pueblo y a la democratización de la nación.

Este artículo dice: “Los Derechos de reunión, manifestación y asociación son ejercidos por los trabajadores, manuales e intelectuales, los campesinos, las mujeres, los estudiantes y demás sectores del pueblo trabajador, para lo cual disponen de los medios necesarios a tales fines”. Se puede apreciar la manipulación estatal de estos “Derechos” dados por el precepto legal.

La clave de la manipulación en el artículo está en el concepto de “Pueblo Trabajador” que da el régimen. Para el totalitarismo castrista el pueblo trabajador está conformado por los que le siguen el juego de la Democracia Socialista, y que además están alineados incondicionalmente a sus designios políticos por conveniencias y prebendas que obtienen del gobierno. Los no alineados al régimen no son parte del pueblo trabajador, entre ellos los opositores pacíficos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s