El Totalitarismo y la CELAC, (II y Final), Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon.jpgEl Condado, Santa Clara, Villa Clara, 14 de febrero del 2014. (FCP).Cerraron las cortinas de la II Cumbre Latinoamericana y Caribeña, sin que se despejaran las expectativas sobre los múltiples y complejos problemas que envuelven a la región. Se supone que en las reuniones a puertas cerradas que celebraron los mandatarios, deben haberse producidos grandes debates, como expresión de las posiciones encontradas que mantienen.

De nuevo la extrema izquierda abroquelada en el ALBA, pretendió como siempre desentonar el conclave de La Habana. Nicolás Maduro el oído receptivo del Totalitarismo y heredero teórico del Socialismo del Siglo XXI, volvió a reincidir en muchas de sus propuestas descabelladas. En su fobia antinorteamericana, planteó la incorporación de Puerto Rico a la CELAC.

El pueblo puertorriqueño en cada uno de los referéndums efectuados hasta la fecha ha manifestado su voluntad de seguir asociado a los Estados Unidos, otros votan por ser un Estado más de la Unión y menos del 5%, por la independencia. A nombre de esa exigua minoría es por la que el trasnochado y fraudulento presidente venezolano aboga.

Los tiempos que corren ya no son la del aventurero y octogenario ex presidente y Comandante en Jefe, ni de los que se dedican a sembrar el odio hacia la nación norteamericana. Pasó la época en que las legiones de soldados cubanos iban como agentes del Comunismo Soviético, a imponer en las tierras africanas el modelo totalitario imperante en Cuba.

Hoy en el arcoíris de matices y colores ideológicos presentes en la Cumbre, con la excepción de la representación cubana, todos los allí presentes fueron electos por el sufragio libre y secreto de sus ciudadanos. Aunque existieron casos como en Venezuela que el fraude le arrebató el triunfo al candidato de la oposición, en la mayoría de estos países el pueblo fue el que eligió.

Por eso resulta bochornoso para la conciencia democrática del hombre y mujer latinoamericano, que al frente de la CELAC, durante el año 2013, estuviera el representante del totalitarismo criollo. No obstante fue un año en que las fuerzas que aspiran a derrotar al mundo libre, no tuvieron grandes progresos, y mucho menos en la economía.

Dos tendencias se manifestaron en ese cónclave, donde una vez más ante los grandes y complejos problemas nacionales e internacionales, salieron a la luz las más variadas y diversas posiciones. De un lado los que defienden la libertad de Comercio, la liberación de los precios del Control Estatal, el respeto a las inversiones extranjeras, y el desarrollo de la Libre Empresa.

En esta posición se sitúan los países y gobiernos que en la Cumbre de la CELAC, debatieron duro con la izquierda más extremista, y con los mandatarios que hacen algunas concesiones a esta aberrante ideología política. Los Estados están para servir a los pueblos y no para dominar a éstos, no para administrar la economía, sino, para permitir su desenvolvimiento.

Mucho se habló por parte de los conocidos mandatarios integrantes del ALBA, de las asimetrías que están presentes entre los países integrantes de esta organización. Estos partidarios del igualitarismo, del precio justo, y de la eliminación del intercambio desigual, se afanan en lograr aislar a la nación norteamericana del resto de los países de la región.

Resulta bochornoso o tal vez no lo reflejó la prensa oficial, único medio informativo que cubrió el evento, el silencio cómplice de algunas delegaciones, sobre las crecientes violaciones de los Derechos Humanos, que tienen lugar en Cuba. Cientos de detenidos se produjeron a lo largo y ancho de la República, para impedir la celebración de una Cumbre Alternativa.

Imposible encerrar entre cuatro paredes muchas de las cuestiones debatidas por los gobernantes. Allí se instó al presidente cubano a que aceptara los cambios que impone la situación actual, lo cual evitaría mayores daños a la población de este archipiélago. El desarrollo posterior de los acontecimientos indica que el régimen continúa con más fuerza su política represiva.

Como era de esperar para los cubanos, antes y después de la Cumbre, el panorama sigue cargado de incertidumbre. El camino a una transición pacífica y democrática sigue torpedeado por el totalitarismo, el cual esboza mil artimañas para prolongarse en el poder. Ahora habrá que esperar por nuevas arremetidas contra la democracia, a los demócratas les espera duros momentos.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s