Las Ordenanzas del Amor, José Luis LEÓN Pérez.

Leon.jpg

«La capacidad de reír juntos es el amor».

Sagan Françoise.

El Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 14 de febrero del 2014, (FCP).Febrero 14, Día de los Enamorados, de San Valentín, del Amor y la Amistad, o como queramos llamarlo. Fue el propio Valentín, quien desafió al emperador Adriano, realizó casamientos a escondidas, firme en su creencia en la unión matrimonial. A partir del día de su ejecución se decidió rendirle homenaje, justo a mitad del segundo mes del año.

Mucho se ha escrito sobre el amor en el intento de definirlo o conceptualizarlo de algún modo. Casi toda la literatura y el arte en general giran en torno a él, porque es considerado -y casi toda la humanidad está de acuerdo con esto- el sentimiento más puro y transparente. Como diría José Martí, es “la fuerza que mueve el mundo”.

Pero no me corresponde en este espacio hablar de su belleza o capacidad motivadora, sino de cómo se regula legalmente el afecto y la unión entre las personas en nuestra sociedad. La familia es, según la Declaración Universal de Derechos Humanos, el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección del Estado.

Los lazos principales que definen una familia son de dos tipos. El primero, las relaciones de afinidad derivadas del establecimiento de un vínculo reconocido socialmente, como el matrimonio. El segundo, los vínculos de consanguinidad, como la filiación entre padres e hijos o los lazos que se establecen entre los hermanos que descienden de un mismo padre.

El matrimonio es la base de la familia definido como la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común. Según nuestro Código de Familia, artículo 2, debe ser una unión voluntaria y deben tener el pleno ejercicio de la capacidad, además de la disposición para la comunidad matrimonial.

Este artículo establece que el matrimonio sólo producirá efectos legales cuando se formalice o se reconozca de acuerdo con la Ley del Registro del Estado Civil. Esto es contradictorio, porque desde el inicio se le reconoce legalidad a la unión matrimonial, pero de lo que se trata es de que esta unión sea un requisito previo para reconocer su existencia o formalizarla como matrimonio.

En cuanto a la edad para realizar este acto se exige que sea de 18 años. Excepcionalmente pueden casarse las féminas mayores de 14 años y los varones mayores de 16, con una autorización especial para ello, dado por sus padres o tutores legales.

No podrán contraer matrimonio, según el artículo 4 del Código de Familia, los que carecieren de capacidad mental para otorgar su consentimiento ni los unidos en matrimonio formalizado o judicialmente reconocido ni las hembras menores de 14 años y los varones menores de 16 años.

Igualmente el artículo 5 reconoce aquellas personas que no pueden contraer matrimonio entre sí como los parientes en línea directa, ascendente y descendente y los hermanos de uno o doble vínculo. Ello conllevaría a una sanción penal por incesto, de acuerdo con el artículo 304 del Código Penal cubano.

Este propio cuerpo legal establece sanciones para el delito de Matrimonio Ilegal, que es el que se formaliza no obstante existir una prohibición legal de las anteriores. Además sanciona la Bigamia, que se refiere a formalizar nuevo matrimonio sin haber disuelto el anterior.

En cuanto al régimen económico, este será la comunidad matrimonial donde todos los bienes adquiridos durante el matrimonio pertenecen por igual a ambos cónyuges. Solo se excepto los recibidos por herencia o donación.

Por último, quisiera hacer referencia a los artículos 24 y 25 del Código de Familia, los cuales plantean respectivamente, que el matrimonio se constituye sobre la base de la igualdad de derechos y deberes de ambos cónyuges. Estos deben de vivir juntos, guardarse la lealtad, la consideración y el respeto debidos y ayudarse mutuamente.

En el citado Código también se regulan las relaciones paterno-filiales y los derechos y obligaciones que tienen los padres para con los hijos y viceversa, además de la tutela, la adopción y el parentesco, entre otras cuestiones referentes al afecto entre los miembros de una familia, porque, ¿qué mejor acto de amor y entrega que contraer matrimonio y formar una familia donde prevalezca el cariño sincero y el respeto entre todos sus integrantes y, sobre todo, el respeto a las leyes del amor?

Por último, aprovechemos esta fecha no solo para demostrarle a nuestra pareja cuán importante es, al reunir el valor para confesar aquello que nos impide respirar o simplemente regalar una flor a un amigo, sin complejos ni ataduras. Podemos plantearnos si realmente nuestra sociedad posee los valores necesarios para sonreír cada mañana y saludar sin hipocresías.

Aunque nos cueste admitirlo, ya muy pocas cosas se hacen sin interés de por medio, por ello, duele recibir malos tratos al pedir un favor. Solo porque no tengas nada más para ofrecer que un sincero agradecimiento, el amor desinteresado es como decían los antiguos romanos es una rara avis en el mundo contemporáneo.

Cae ahora sobre nuestras cabezas la sombra de la alienación, poniendo muros entre nosotros que a diario se derrumban a pedradas, pero animémonos, entre todos podemos convertir esos muros en cortinas translúcidas y que solo sea necesaria la brisa de la gentileza, la sencillez, la libertad y con la aceptación de lo plural de pensamiento para pasar a través de ellas.

Hagamos un trato: que sea este 14 de febrero algo especial; un punto de partida para ser mejores personas, para amar, para agradecer, para decir te quiero, para pedir perdón, dar, recibir, dispensar a nuestros enemigos y sobre todo no dejar de luchar por nuestros derechos. Si necesitábamos una razón para un nuevo comienzo, ya nos llega, ¡nada mejor que el día del amor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s