Penurias (III), Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer.jpgCamino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 14 de marzo de 2014, (FCP). El Sistema de Asistencia Social Cubano es tan solo una fachada muy bien decorada. Este diseño es una hipócrita exhibición para mostrar engañosamente al mundo, en teoría, pues en las entrañas de su aplicación popular la realidad nos impacta fuertemente en lo más hondo de la sensibilidad humana.

Tan solo se requiere el andar por las intricadas urbes de nuestra Cuba, para apreciar de cerca la dolorosa realidad. Las familias carentes de recursos son las más. Otras que a pesar de tener empleos no les alcanza para sufragar los gastos imprescindibles. Y están aquellos con impedimentos que les imposibilita hasta inventar, a los que se les torna la situación bien difícil.

Existen varios tipos de limitantes en las personas que les impide trabajar. Dentro de las limitaciones, están las físicas por enfermedades o inutilización de partes del cuerpo, parcial o totalmente; también las personas con discapacidad mental en cualquiera de sus manifestaciones, y están aquellos que tienen bajo su cargo y cuidado a recién nacidos o enfermos impedidos.

La verdadera asistencia social se desvanece tras la cortina de humo que forma el anuncio de “atención a los pobres y necesitados”, que realiza el régimen para engañar al mundo al mostrar un sistema social “cercano a la perfección”. Los cubanos necesitan que el Estado se ocupe de los desamparados sin asistencia social.

Dayli Cuellar Díaz, es otro de los tantos casos de desamparo estatal. Esta joven de 33 años de edad, es madre soltera de dos hijos que tienen padecimientos de asma crónica y retraso mental con tratamiento psiquiátrico, enfermedades que se han visto agravadas por tener que deambular ésta con sus hijos de un lugar para otro sin tener una casa donde vivir.

Está en una vivienda de donde el Estado la quiere sacar por la fuerza. El inmueble donde ella reside está ubicado en el Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, que consiste en una sola habitación multifuncional construida de mampostería, donde apenas cabe la familia. La policía se ha presentado en la casa para desalojarla, a lo que ella y los vecinos no han accedido.

Ante la crítica situación de vivienda, el Estado no le da solución. A pesar de tener un expediente abierto en el Órgano de Vivienda Provincial por más de 10 años, no hay una intención de ayudarla, pues ha estado en vísperas de recibir una casa por la cola de espera y según ella, “… cuando me tocaba que me dieran la casa, los de vivienda, la vendieron”.

Ella carece de todo tipo de recursos y medios de vida. Su caso es debate de la comunidad por lo que pasa para subsistir con sus dos hijos, los vecinos la auxilian en la medida de sus posibilidades principalmente en la alimentación de los niños. Le es imposible trabajar por tener que dedicarse a cuidar sus hijos que requieren de atención especial, por lo que no percibe salario alguno.

Las entidades estatales le niegan la ayuda. El Estado no le da auxilio, pues no le asignan asistencia social para la alimentación, el vestir y cubrir las demás necesidades básicas, así como la vivienda, que resulta significativo que estuvo por espacio de 6 días en el parque frente a la quinta unidad de la policía, con sus hijos, donde hasta dormían.

Con este caso se ilustra cómo el Estado obstaculiza la posibilidad de que las familias de los cubanos de a pie tengan una casa. La Constitución de la República de Cuba refiere en su Artículo 9 inciso c: “El Estado trabaja para lograr que no haya familia que no tenga una vivienda confortable”.

Aquí se muestra la realidad del régimen castrista en su gestión de gobierno respecto a la población. Por más que se pretenda querer vender una imagen de perfección del sistema social cubano, la verdad está a la orden del día para desmentir a estos impostores que tienen a un pueblo en total padecimiento como nunca antes visto, con las “Penurias en estado superlativo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s