Un cambio necesario, José Luis León Pérez.

El Gigante, Santa Clara, Villa Clara,  de Abril, (FCP). La Educación ejerce una influencia decisiva en la formación del hombre. Este como fenómeno social históricamente desarrollado y como núcleo del proceso socializador, es quien prepara a ese individuo para su incorporación social activa, al disfrute, y plenitud de la vida.

Por eso, la Educación es una actividad formal, instituida y estratégica. No sólo en las políticas culturales y de bienestar social, sino también en las de desarrollo humano en sentido general.

La universidad como expresión peculiar de prácticas educativas es en gran medida una institución cultural. Esta tiene como componente del cuerpo social, una marcada responsabilidad con la sociedad, que se concreta en actuar por el mejoramiento económico, social y cultural del mismo.

El escenario universitario como entidad debe cumplir cabalmente su encomienda social y tiene un rol fundamental: «el desarrollo de ciudadanos de pleno hecho, es decir, plenamente conscientes de su responsabilidad cívica y ética, capaces de desarrollar su ciudadanía de forma completa y con un fundamentado sentido crítico»[1].

Sin embargo, si se analiza lo que acontece en las instituciones educativas, se puede apreciar la insuficiencia de un modelo que resalta el autoritarismo. Asimismo, se evidencia en la dinámica: profesor (decisor) –estudiante(ejecutor). Esta situación es uno de los elementos concluyentes que debe ser abordado en pos del perfeccionamiento de la Educación.

Ello obstaculiza el desarrollo de prácticas educativas desde posturas constructivas, participativas y desarrolladoras del sujeto ante una sociedad. En especial la nuestra, que requiere de hombres críticos y transformadores de su entorno, capaces de tomar sus propias decisiones, sin dogmas ideológicas, y efectivas actuaciones para adaptarse a los cambios.

Se requiere mayor dinamismo, un cambio de paradigma movido desde la transferencia hacia la transacción. Es decir, el intercambio de conocimientos, de manera que el aprendizaje consista en una especie de pacto, de sintonía entre fuentes, en la que ambas partes constaten una mejora de su estado de conocimientos entre el antes y el después.

Se trata de colocar a los estudiantes en un primer plano de sus preocupaciones en la perspectiva de una educación a lo largo de toda la vida. Con el fin de que se puedan integrar plenamente en la sociedad mundial del conocimiento. Tal enfoque, supone una notable contradicción con las prácticas “edu-comunicativas” tradicionales.

Por un lado, la sociedad y la política educativa nacional, aspiran a dos objetivos: Primero: al desarrollo del protagonismo estudiantil. Segundo: a la práctica de relaciones educativas que fomenten la creatividad, la autogestión, la co-construcción y la participación conjunta.

Mientras que en la realidad, las relaciones que se establecen en las instituciones de Educación Superior están permeadas, muchas veces por modelos y relaciones constitutivas de poder, donde el educando es reflejo de un sujeto pasivo y acrítico de su propio proceso de enseñanza-aprendizaje.

Tener en cuenta el papel activo del colegial y las buenas relaciones entre profesores y estudiantes, contribuye a solidificar lazos. Además, posibilita un clima de desempeño positivo que favorece  las relaciones humanas, el sentirse a gusto en el centro donde estudia o labora.

El objetivo principal de esta demanda, posibilita la formación y desarrollo de los modos de actuación profesional. Para ello, se necesita la coordinación entre los estudiantes y sus organizaciones sociales como entes activos de su propia formación.

En sentido general, se requiere de una comprometida forma de plantearse las relaciones en el ámbito educativo. Que se haga desde una práctica que involucre a todos los actores en la solución y transformación de su realidad. Este cambio es necesario, si se quiere avanzar en aras de perfeccionar un poco la enseñanza universitaria cubana.

 

 

Nota:

 

[1] Junta de Acreditación Nacional, Ministerio de Educación Superior de Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s