Adiós a Juan Formell Cortina, Alexander Andrade Guimbarda.

Alexander

Santa Catalina, Santa Clara, 10 de mayo de 2014, (FCP). Su padre era músico y deseaba que su hijo estudiara medicina u otra profesión. Sin embargo, al ver la fuerte inclinación que sentía por la música le aconsejó que aprendiera a tocar el bajo, ya que así tendría más posibilidades de hallar empleo, pues este instrumento no debe faltar en casi ninguna agrupación musical.

Juan Formell comenzó a tener éxito con sus innovaciones musicales cuando integró, como bajista, la charanga de Elio Revé Matos, a fines de la década del 60. Los revolucionarios cambios introducidos por él en el formato instrumental y musical de la Orquesta Revé, llevaron a esta a los primeros planos de popularidad en el ámbito nacional.

Sin embargo, él se sentía inconforme por las limitaciones que le imponían la dirección y el formato de La Revé. Por esto decidió fundar su propia banda, donde podría dar rienda suelta a su genio y creatividad.

Por entonces, el gobierno cubano llevaba adelante una campaña para alcanzar la meta de producir diez millones de toneladas de azúcar. Tan segura se sentía la dirección política del país de lograr sus fines, que afirmaba: De que van, van. Formell tomó este slogan para darle nombre a su proyecto musical, el cual tuvo un éxito rotundo, contrario a lo que le sucedió al gobernante.

Inmediatamente, tras su estreno, Los Van Van se colocaron en los primeros lugares en las lista de preferencia de los bailadores a nivel nacional. La fusión de ritmos y el modo peculiar de tocar algunos instrumentos, dieron nacimiento a un género que él denominó songo, el cual daría un sello rítmico a la agrupación.

Debido al aislamiento que vivió Cuba en todos los ámbitos, a partir del régimen político impuesto en 1959, la música popular cubana sufrió un estancamiento entre las décadas del 60 y 70. Justamente lo opuesto, sucedió en el extranjero.

A finales de los años 60 el trombonista y compositor neoyorquino, de ascendencia boricua, Willie Colón y el cantante portorriqueño Héctor Lavoe, formarían un binomio que revolucionó la manera de hacer la música afrocaribeña. Nacía la salsa, género con hondas raíces en el son cubano, aunque también mezclaba otros ritmos y géneros de la Cuenca del Caribe.

Fue el genio de Nueva York quien acopló, por esa época, los arreglos de trombón para la salsa. Pero la adicción a las drogas del “Cantante de Cantantes” (Lavoe), provocó la separación de Willie Colón, quien formaría otro binomio, hacia fines de los 70´, con el cantante y compositor panameño Rubén Blades, creador de la Salsa Intelectual.

Según los entendidos, hubo un antes y un después del disco Siembra, de 1978, producido por la disquera Fania Records y que fuera el más vendido en la historia de la música salsa. Fue el segundo disco del binomio Blades-Colón y contenía entre sus piezas musicales: Pedro Navaja, Buscando Guayaba, Plástico y Siembra.

Mientras tanto, en la Cuba de fines de los 70´, Formell planteaba, que la música cubana había perdido terreno frente a la foránea y por lo tanto se necesitaba una apertura para ponerse al día con los estándares que, a nivel internacional, tenían los exitosos músicos salseros del momento. Por supuesto: Fue acusado de herejía.

La estupidez, hija de la perversidad, nunca puede ver las cosas con sensatez. Exponer aquello en una época en que el solo hecho de escuchar la música del Cuarteto de Liverpool, constituía un terrible crimen de desviación ideológica, fue algo que solo su pasión por la música pudo llevarlo a hacer, lo cual lo expuso a ser víctima de los inquisidores del régimen.

El haber tomado conciencia de esta situación, lo indujo a introducir algunos cambios en el formato instrumental de la agrupación. El más notable, fue la colocación de tres trombones que darían una nueva sonoridad a la orquesta. A partir de entonces, diría que «Van Van, era una charanga que sonaba macho».

No obstante, la forma en que utilizó el sonido de este instrumento, no fue la misma que la usada por los músicos salseros o por otros del patio que, posteriormente, también introdujeron este formato. Según declaró en ocasiones, hacía sonar los trombones como violines y viceversa, algo que le dio un sello tímbrico único y exquisito a Van Van.

Fue un permanente innovador y experimentaba constantemente, con lo cual buscaba estar a tono con las sonoridades y corrientes musicales del momento, pero sin descuidar su sello característico. Utilizó desde sintetizadores de sonido, baterías electrónicas o cualquier instrumento novedoso o tradicional, para renovar o variar la sonoridad de la orquesta.

A través de los años pasaron muchos músicos por la banda, los que nutrieron su accionar musical, pues tenía buen olfato para descubrir y captar talentos que aportaran al desarrollo de la música cubana. El percusionista José Luis Quintana “Changuito”, el pianista y compositor Cesar “Pupi” Pedroso y el cantante Pedro Calvo Rojas, fueron de los más destacados.

Las letras interpretadas por Van Van, tanto las que él componía como las que escogía de otros autores, a diferencia de las de otras agrupaciones del género, no eran pedantes ni chabacanas. Sus estribillos, pegajosos y llenos de humor, nunca cayeron en la grosería. Generalmente, contaban una historia, por lo que se le señala como un cronista de la época y sociedad que le tocó vivir.

Y, como cronista, no escapó a la censura del régimen. Cuando en la década de los 80´, durante la clausura de la entrega de los Premios Girasol, de la revista Opina, estrenó una pieza cuyo estribillo decía: «no es fácil saber vivir, no es fácil», enseguida fue llamado por los “camaradas” del Partido Comunista que se lo hicieron cambiar a: «no es fácil que no, que no, no es fácil».

Era la época de la Glasnot y la Perestroika en la extinta Unión Soviética. Pero en Cuba nadie estaba autorizado a decir, y menos en los medios de difusión, que no era fácil vivir bajo una revolución socialista. Con su música, llevó alegría a la vida llena de privaciones y penurias de los cubanos, y eso es algo que deberíamos agradecer eternamente a Juan Formell Cortina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s