Dos Congresos y un solo camino…, José Luis León Pérez.

Leon

El Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 2 de mayo, (FCP). Ansioso he estado desde la clausura del VIII Congreso de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), por conocer los detalles de las comisiones. Lo que sucedió en las salas del Palacio de las Convenciones el 11 y 12 de abril, a duras penas, se ha sabido. Engendrado por la poca cobertura mediática recibida.

Se sabía que así iba a suceder debido al elitismo, inconformidad y a la desconexión aparente de los intelectuales y artistas con la cotidianidad nacional, que no es la misma realidad en que viven. Y digo aparente, debido a que casi todos tienen familiares con gustos buenos y malos, con quienes deben convivir, y porque hay muchos que sí se mantienen al tanto.

Una vez terminado el congreso de la UNEAC, hay gente y sobre todo, instituciones culturales que establecen comparaciones entre este cónclave y el de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Pues, gracias a los “amplios” resúmenes de los diarios y trasmisiones por televisión de las sesiones plenarias, la ciudadanía opina de una manera más directa.

Resulta que se han establecido una suerte de «parámetros» para determinar la calidad de esos eventos sobre la base del grado de valentía o de individualismo de los delegados al emitir sus criterios. Las agendas temáticas colectivas, las nuevas propuestas, los problemas que se arrastran desde otros encuentros nacionales y el balance de lo que ha cambiado, o no, desde entonces.

Lo que se dice cambiar, han cambiado muchas cosas desde el 2001, cuando fue el primer congreso de la AHS, y desde el 2008, último año en que se reunió la UNEAC. Desde entonces, Cuba ha tenido fuertes impactos en lo económico y lo tecnológico con repercusión, no solo en la forma de entender algunos procesos culturales, sino en los modos del pueblo de asumir la cultura.

De la agenda visible de ambos eventos se puede decir mucho. Hubo algunos puntos de contacto y muchas diferencias. Habría que analizar, cuál es la capacidad real de acción e impacto de estas organizaciones en el palpitar constante de una nación fuertemente marcada por la necesidad inminente de cambios en todas las esferas, en lo económico, político y social.

Lo otro sería superar las reservas con respecto a la cultura cubana y el mercado, y preparar a los creadores para el nuevo contexto. Superar los «feudos» y favoritismos que marcan la producción en muchas instituciones, limitándoles el acceso a nuevas figuras con talento que, podrían mejorar creaciones colectivas como la televisión, el cine, la música, la radio, el teatro…

Pendiente queda la interacción de los intelectuales y artistas, en las plataformas digitales. Y no me refiero solo, a que aparezcan sus escritos en sitios web, sino a que posean perfiles en Facebook y Twitter y compartan con sus seguidores a través de ellos, para que así estén en sintonía con el mundo. ¿Estarán estas propuestas a la altura de estos tiempos…?

Es un débito también amplificar la visibilidad de estos en los medios de comunicación del país. En especial en los periódicos nacionales y provinciales, como articulistas, así como su vínculo con la juventud en los preuniversitarios y universidades para dialogar abiertamente sin que medien esquemas comunicacionales preconcebidos.

Porque cuando un intelectual de altura, se aventura a dialogar, con la generación de cubanos más joven, esto tiene resultados. Al platicar, sobre los cines 3D, “el paquete”, la pésima telenovela de turno, o las siniestras películas propuestas por la televisión, se aprende más y mejor a desmontar los discursos supuestamente superfluos de las industrias extranjeras, que es, al final, lo que se quiere ¿o no?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s