DotA: pescador de hombres, José Luis León Pérez.

Leon

El Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 9 de mayo de 2014, (FCP). Las redes de la virtualidad tecnológica parecen no dejar a nadie ileso. Si el cálculo no me falla podría decir que más de un tercio del tiempo de los jóvenes, y de muchos no tanto, es utilizado frente a un ordenador.

La mayoría de los procesos de la  actualidad, son regidos por el cerebro inteligente de una Personal Computer (PC), las memorias RAM (Random Access Memory), los microchips, cuanto implique Windows u otros sistemas operativos. Parece que Bill Gates estaba convencido de que su hallazgo se iba a convertir en el mejor anzuelo, en pescador de hombres.

La tecnología ha sobrecogido al mundo de tal manera que no nos  imaginaríamos  sin estos soportes, parecería que el orbe estuviera sumido en la prehistoria. Hasta los juegos tradicionales han sido relegados por los sistemas inteligentes.

Las universidades cubanas no están exentas del panorama. Uno de los juegos que más seguidores se ha ganado en la comunidad es el llamado DotA: Defense of the Ancients. Desde septiembre, en nuestro campus universitario. Por ejemplo, se ha podido observar como el número de seguidores aumenta. Hay a quienes el DotA no les da un respiro.

Si tenemos presente que este es un centro de altos estudios, y que muchos estudiantes lo juegan desenfrenadamente, esto nos da lugar a las siguientes preguntas: ¿Cuál es el tiempo dedicado al estudio? ¿En qué momento realizan las tareas pertinentes? ¿Cuántas son las horas que le atribuyen al sueño o a la socialización con el resto de los compañeros?

Para muchos la moneda destinada al pago de esta “costumbre tan arraigada”, para no denominar tan fuerte a lo que no tiene otra designación que “vicio”, es el descanso. A esto le agregamos el abandono académico de otros tantos por ese afán desmedido de ir tras la defensa de los antiguos.

Los efectos de esta pandemia universitaria se han hecho ver en algunos estudiantes que no han visualizado los límites y han echado a un lado el verdadero propósito de su estancia en este centro. Podríamos decir que aproximadamente 300 usuarios de nuestra universidad se han registrado en la base de datos del juego.

Es probable que Ud. piense que con estos datos de conectividad de usuarios, exista libertad en Cuba para «ejercer el juego y el esparcimiento», derecho elemental del hombre. Lamentablemente, la mutilación desenfrenada y desmedida del Gobierno cubano, también llega hasta el DotA. Este juego, como todos los demás, están prohibidas su ejecución y práctica.

Las computadoras y las redes son de uso exclusivo para el aprendizaje. Así lo reflejan, de forma general, los reglamentos de la seguridad informáticas de todos los centros donde exista la tecnología informática. Por lo tanto, todos los usuarios del DotA en Cuba incurren en una ilegalidad. Muchos trabajadores y estudiantes han sido sancionados severamente por “dotear”.

¿Por qué tantas personas se arriesgan a ser sancionados por jugar? En Cuba no existe la infraestructura para crear una red nacional para que todos tengamos interconectividad desde nuestros hogares. Tampoco los jóvenes cuentan con una computadora, sus precios por el gobierno son inaccesibles. Por ello es que incurren en infracciones informáticas.

El mundo se  revolucionó luego de la creación del primer videojuego, el famoso Pong, que apareció en la década de los 80. La posibilidad para jugar en red fue dada en el año 1979, cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Essex crearon una versión informática. Pero la verdadera revolución de los juegos en red ocurrió en 1993 con la creación de World Wide Web (www).

Algunas fuentes declaran que DotA quizás sea la modificación de videojuego gratuita más popular del mundo. Hasta el 2013 se habían desarrollado más de 70 000 partidas, por aproximadamente, más de un millón de jugadores.

Estudios recientes convierten en racional la idea de que pasar mucho tiempo delante de una PC e inhibirse por completo en un universo de fantasía, pueden tener devastadoras consecuencias en el desarrollo emocional. También se ha comprobado que la rapidez con que se mueven los gráficos puede provocar ataques en las personas que padecen de diferentes tipos de epilepsia.

No quiero decir con esto que los juegos virtuales sean lo peor de la producción tecnológica que se haya creado jamás en la historia por el Capitalismo, como le llaman los comunistas, ni sinónimo de prohibición. Para nada, solo que es necesario saber colocar todo en su justa medida. Los excesos no llevan a ningún camino confiable.

Lo cierto es que DotA es como una droga virtual: mientras más se consume, más deja que desear. Es un pescador en el agua universitaria que espera a que nuevas presas caigan en sus redes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s