Para “El Estudiante” la muerte no es cierta, Guillermo Fariñas Hernández.

Coco

La Chirusa, Santa Clara, 9 de mayo del 2014, (FCP). Por desgracia para la cotidiana convivencia social uno conoce quién es tu verdadero amigo, cuando se va de este “perro mundo”. Eso me ha pasado a mí, tras padecer el asesinato alevoso de un hermano de luchas e ideas prodemocráticas, al que incluso, conocía desde la temprana infancia.

Este pasado jueves 8 de mayo del 2014, se conmemoró el 3.er aniversario del asesinato por parte de miembros del Ministerio del Interior de Juan Wilfredo Soto García, apodado popularmente “El Estudiante”. Un cubano humilde que conoció las cárceles castristas por motivos políticos a los 16 años de edad, cuando aún estudiaba en el nivel preuniversitario, de ahí le venía el apodo.

Precisamente fue El Estudiante la persona que en el 2008, me propuso, como Director General del Foro de Estudios Sociales “Marta Abreu”, una entidad opositora al castrismo meramente académica, para que se fundase un movimiento contestatario político. De aquella encomienda surgió, el hoy enfrentativo Foro Antitotalitario Unido (FANTU).

Una entidad que desea hacer cambios democráticos en Cuba, a través de las concepciones de la Lucha No Violenta propugnados por el académico Gene Sharp. El FANTU el pasado año 2013, se integró en concertación política a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y constituyen el segmento con mayor dinamismo de la disidencia interna cubana.

Aseguran los sabios luchadores por la Democracia Representativa, que todo movimiento libertario debe contar con cuatro aspectos: 1.- Un emblemático mártir. 2.- Una identificativa y popular consigna. 3.- Un carismático liderazgo y 4.- Una planificación estratégica sobre los pasos a dar para ¿Cómo llegar a conquistar el poder político?

Aquel anticastrista, hasta los tuétanos, que fue en vida El Estudiante, con la sabiduría de sus tres prisiones políticas, nos compulsó a entrar de lleno en la Desobediencia Cívica. Una etapa de la Lucha No Violenta en la que todavía se encuentran enfrascados los militantes del FANTU, en las tres provincias centrales y en las pequeñas delegaciones de Ciego de Ávila y La Habana.

En la mañana del 5 de mayo del 2011, un par de uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) lo patearon mortalmente, en el “Parque Vidal”. Él sintió fuertes dolores en todo su tórax y comprendió que su cuerpo había sido quebrantado, por lo que acudió, por sus propios medios, al Hospital Provincial Docente “Arnaldo Milián” de Santa Clara.

Los policías fueron los autores materiales de este pérfido homicidio, pero aseguran varios transeúntes al FANTU, que por lo menos, dos oficiales de la Seguridad del Estado vestidos de civil, fueron los que dieron las indicaciones para el asesinato, única manera de liquidar físicamente al carismático anticastrista, quien siempre estaba en ese céntrico parque.

Aquella pateadura le afectó letalmente su páncreas, por lo que necesitó ser ingresado, y murió en una sala del centro hospitalario. La Policía Política castrista tergiversó los hechos e intentó engañar a la opinión pública nacional e internacional, al afirmar que El Estudiante había fallecido de las múltiples patologías que le trajeron sus tres condenas carcelarias.

La doctora en medicina Yoslayne Pacheco White, su médico de cabecera en el Consultorio aledaño a su casa, aún sufre represiones por no firmar un espurio Certificado de Defunción. Pacheco White, hasta el momento de redactar este artículo, continúa expulsada del Sistema Nacional de Salud.

Como acto contestatario al régimen totalitario en sí mismo, el funeral del Estudiante fue una manifestación de duelo e impotencia popular, a donde por suerte para su memoria pudieron asistir hermanos y hermanas contestatarios residentes en otras provincias cercanas a Villa Clara. Todos los asistentes gritaron sin miedos, a pesar del reciente asesinato: “Abajo la dictadura”.

Es un factor cierto e indiscutible, que Juan Wilfredo Soto García, apodado El Estudiante, no está entre los vivos de este mundo. Pero en cada una, de las cada vez más crecientes actividades contra el castrismo y en la organización que él solicitó se creara, vemos su obra, vida y sobre todo, su ejemplo. Porque para El Estudiante la muerte no es cierta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s