El gran forjador. Primera Parte, José Luis León Pérez.

Leon

El Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 30 de mayo, (FCP). Para aquellos idealistas que persiguen emociones puras de lo bello y la buscan en la forma del ánfora pagana, o en el gesto gracioso con que mueren los héroes de la Ilíada, Martí, es un supremamente virtuoso, un artista…

Para los hechos a admirar en las arengas, ver como se despliega la onda luminosa del pensamiento, ahora se muestra álgido escalando inaccesibles cimas con su cabalgata deslumbrante de máximas. Su ejército de epítetos, se repliega en series calculadas de maravillas los llanos de promisión del ideal con aguas dormidas y murmullos que mueren entre flores…

Para los que admiren todo eso y más aún, para quienes gloríen los arranques sublimes de la libertad, que se apodera del alma de los pueblos y los arrastra, Martí es un atleta de tribunas.

Para otros, que lo siguen y son en su legión los incondicionales, los fervorosos, Martí llega a ser un impetuoso, un vehemente, «que pudiendo haber acabado como un loco, acabó del mejor modo posible»… De tan indiscreta manera se expresa el ilustre Gral. Enrique Collazo; pero, ¿quién osa poner reparos a los recursos de los Inmortales?

Loco Alejandro contra el Asia entera, cuando en un banquete un amigo le intitula loco, loco César que extermina un millón de galos y hostiga contra sus públicos prestigiosos los puñales de insurgente; loco Napoleón enjaulado por la inmensidad del Océano; locas las figuras más grandes de la Historia, y locos…

Pero ¿a dónde vamos a parar con análogos incomodidades: locos los protagonistas de los sucesos más trascendentales porque rebasan los límites de los pigmeos vulgares, así como locos o rebaños los pueblos que por ellos se guiaron…?

¿Es esto respecto a la honorabilidad de la naturaleza human? ¿No rueda con estos por tierra la consideración a un prudente criterio histórico, que mira en el predominio de los más gloriosos el triunfo de la selección consiente?

La idea ofrece amplia base para presentar un genio peregrino en quién el ideal del sacrificio, encuentra una correspondencia exacta con las actitudes y gestos de su vida. La personalidad del hombre tiene tal fuerza poderosa entre los que se agrupan a su alrededor, que parecía un imposible místico.

La faceta que me propongo presentar en este artículo es esta otra, tal vez no muy destacada por los estudiosos martianos: la del forjador de pueblos. O sea, un papel de estadista de genio y autoridad, papel en el que se hallaba muy naturalmente en su verdadera “pose”como si sus demás cualidades se juntasen para prestarle fuerza y abrillantarle la faceta especial.

Poetas, artistas, sacrificados, tribunos, héroes, fueron muchos entre los nuestros. Martí fue un genio que con moral absoluta, conquistada a fuerza de méritos, dio efectividad real, con recursos al parecer misérrimos, a una obra más que titánica, virtualmente imposible.

Sus medios que fueron originales, únicos, como conductor de muchedumbres, perfilan su personalidad para darle relieves propios entre los héroes forjadores de la Historia.

La Década de los Diez Años decayó, no por falta de consagración a los ideales revolucionarios, sino por carencia de un varón superior a todos, por todos acatado y que diera férrea unidad a las fuerzas de la Revolución, imprimiéndole lo que necesitaba: dirección, organización, espíritu de consagración.

Muchos reunían sobre sí selectísimos méritos de tribunos o de guerreros inmortales y ante ellos nos prosternamos reverentes: pero faltaba el hombre equilibrado y completo. La gloriosa emulación de los luchadores del primer puesto perjudicaba la causa revolucionaria, dividía fuerzas, sin que hubiese para las iniciativas, uno que alcanzase la altura del genio sobre los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s