La libertad y democracia que luego traicionó Fidel Castro, Oscar Luis Milian Reinoso.

Oscar Luis

Cifuentes, Villa Clara, 6 de junio de 2014, (FCP). La guerrilla de Claro Mollinedo estuvo incorporada a lucha contra la tiranía de Fidel Castro, en las llanuras norteñas de la provincia. Este era uno de los terrores de los milicianos, policías, voluntarios y chivatos de la región sagüera.

En todo el norte de la provincia Las Villas operó este partisano. Pero solo se divulga lo positivo del bando castrista. Los otros eran exhibidos como humildes campesinos asesinados en la prensa controlada por el régimen, de formas muy parecidas a las tácticas coloniales españolas del siglo pasado.

Nuestros mambises también eran catalogados de “bandidos” por la propaganda española. Ellos desaparecían bajo tumbas desconocidas y toneladas de pesos invertidos por el gobierno en la propaganda en su contra. Del mismo modo, Fidel Castro soñaba con eliminar estos nombres de la mente del “hombre nuevo”.

El tirano pensó que Jesús Claro Mollinedo Plasencia nunca más seria mencionado por estas situaciones, pero se olvidó de la genealogía, no pensó que la semilla quedara en Viana, donde actualmente la descendencia de los Mollinedos ha hecho casi raza de rubiecitos y rubiecitas de ojos azules que ahora quieren saber sobre su intrépido antecesor.

De generación en generación, como los antiguos juglares la historia se conoce por la transmisión oral. La leyenda no se puede ocultar, porque hombres honestos que lucharon contra la dictadura de Castro Rúz, aún cuentan sobre la audacia de estos personajes.

Si Tondike fue el “Robin Hood”, Claro fue “El Zorro”. Hay que escuchar los insólitos relatos de la lucha de estos superhombres por la noble causa de la libertad, frente a un enorme ejército bien preparado que los superaba por una abrumadora superioridad numérica en hombres y material bélico.

Al principio, Claro y Tondike estaban en la misma guerrilla, luego Mollinedo formó su propia partida. Entre ambos tenían en jaque a las tropas del tirano que tan pérfidamente había traicionado los ideales de democracia por los que había luchado el pueblo de Cuba contra la dictadura de Batista. Entraban y salían del pueblo como Pedro por su casa gracias al apoyo y complicidad de los habitantes.

El joven campesino nacido en la finca de San Miguel, hijo de Vidal y Chichita, creyó en la Revolución de Fidel Castro y luchó contra Batista. Como jamás el mismo Fidel Castro hizo, por acabar con aquella dictadura. Pero poco después del triunfo, comprendió la triste realidad de que la bella idea había sido traicionada.

Por lo que no quedaba otro camino que seguir la lucha, ahora, contra el nuevo tirano. Aunque la batalla era desigual, pero nada de eso lo amilanó y por esto consiguió la admiración y apoyo del pueblo sagüero.

El gran coraje de estos sagüeros consiguió formar una legendaria guerrilla bien organizada, que arrebataba el armamento a las milicias castristas, y les causabas verdaderos estragos en las superiores tropas del adversario. Uno de los hechos más notorios realizados por los hombres de Mollinedo, fue el asalto al cuartel del poblado de Viana, donde cayó gloriosamente Pepe Niebla.

El 26 de septiembre de 1961, al ser descubierto el escondite en la tienda en Guayabo, Quemado de Güines perdió su base de operaciones. Fue perseguido por las tropas castristas pero no lo pudieron capturar. Claro hacia estrategias brillantísimas en medio del monte donde los milicianos caían bajo las trampas del talentoso guerrillero.

El 1º de diciembre de ese año, muere uno de sus perseguidores, más conocido por “El Jíbaro” (Gregorio Pedraza). Pero la esperanza de los sagüeros desapareció cuando el 14 de septiembre de 1962, Claro Mollinedo fue capturado en Calabazar de Sagua, y fue torturado por el G -2, en Santa Clara, junto a Omar Hernández Mollinedo.

Nada salió de la boca de Claro que pudiera perjudicar la causa de la libertad. La tortura y el paredón es la forma más sencilla que usan los comunistas castristas para aplacar su odio. La entrega total de estos hombres por la causa que defendieron, nunca podrá ser olvidada y nos tocará a los más jóvenes rescatarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s