Patriotas y seres humanos superiores, Guillermo Fariñas Hernández.

Coco

La Chirusa, Santa Clara, 6 de junio del 2014, (FCP). Los opositores no violentos al castrismo, abiertos y rechazantes del clandestinaje político, se encuentran ante una gran disyuntiva, que consiste en perdonar o no a los represores que hoy los torturan. Una acción cívica consciente que sobrevendrá indefectiblemente, cuando pronto arribe a Cuba la Democracia Representativa.

La ciudadanía de Santa Clara y algunos residentes en municipios o provincias aledañas han sido testigos, por 20 lunes consecutivos, de la intolerancia de aquellos que aquí ejercen el poder. Los gobernantes a través de sus represores de oficio arrestan con violencia, para después golpear o torturar en los centros de Instrucción Penal a sus conciudadanos.

Cubanos y cubanas que son activistas no violentos de la oposición pública al régimen de Fidel y Raúl Castro Ruz, son llevados cada lunes a unidades militares del Ministerio del Interior y allí son planificadamente sometidos a torturas. Una práctica que es condenada por la Organización de Naciones Unidas y que existe todo un Relator Especial al respecto.

Ellos, los miembros del Foro Antitotalitario Unido “Juan Wilfredo Soto García” (FANTU), son conducidos preferentemente a la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO) de Villa Clara. En ese tenebroso lugar los arrestados resultan vejados con acciones de abusos físicos y verbales por parte de los uniformados.

Estos quehaceres despóticos consisten en amenazar de muerte, encarcelar, reírse de sus defectos físicos o problemas personales y amenazar con enviar a “Casas de la Patria” a niños, hijos de los anticastristas. Mientras que las acciones abusivas físicas son: someter a fuertes pateaduras, a un intenso calor o a un excesivo frio a los pacíficos activistas pro democracia.

Estas conductas violatorias de la Declaración Universal de los Derechos Humanos recogidas como torturas por los distintos organismos internacionales, pero hasta ahora, la mayoría de los gobiernos democráticamente electos no protestan. Porque no desean, que sus sociedades internas sean atacadas con el alto nivel de subversión de que es poseedor el castrismo.

Existe un silencio cómplice con el régimen totalitario castrista, sobre lo que cada lunes acontece en la capital provincial de Villa Clara, la mayor parte de los demócratas de este planeta prefieren mirar para otro lado. E incluso, otros proclamados pro-demócratas hasta se sientan a conversar sobre negocios e inversiones económicas con representantes de este sistema inhumano.

¿Por qué son torturados y sometidos a tratos crueles, inhumanos o degradantes a estos hijos de la tierra villareña? ¿A qué se debe el hecho, que los militares fieles al gobiernos golpeen desmedidamente a sus adversarios políticos ocasionándoles a estos lesiones, que pudieran matarlos? o ¿De dónde proviene tanto odio contra la no violencia como filosofía política?

La respuesta parece inverosímil, pero es cierta: El Partido Comunista de Cuba se siente ofendido, debido a que el pasado 5 de enero de este año 2014, los opositores del FANTU regalaron más de 700 juguetes a las niñas y niños pobres de Santa Clara. A esto, ellos lo consideran una acción de subversión, y eso a pesar, que en la entrega de los juguetes solo se habló en términos cristianos.

De continuar las cosas así, pronto habrá uno o varios mártires dentro de las filas de los militantes del FANTU, pues el gobierno y los gobernantes castristas cada día se sienten con mayor impunidad al no ser criticados por sus homólogos. Nuestro Himno Nacional “La Bayamesa” es un himno de combate y en una de sus estrofas dice: “Morir por la patria es vivir”.

¿Estarán los opositores no violentos cubanos preparados psicológicamente para morir en nombre de la Democracia Representativa, sin que tengan odio hacia sus represores? Pero existe una pregunta más esencial aún: ¿Estarán dispuestos a perdonar tras el triunfo de la Libertad y la Democracia en Cuba, todos los vejámenes provenientes de sus ahora captores?

Una Cuba, una Tierra Natal, una Nación, una Patria con prosperidad social y material debe siempre construirse encima del perdón a todos nuestros compatriotas, incluidos aquellos que nos reprimieron física y psíquicamente. La acción de condescender como “Demócratas Vencedores” que un día seremos, eso nos hará patriotas y seres humanos superiores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s