Extremistas sí…espontáneos…eso habría que verlo. Compay, Héctor Darío Reyes.

hector dario

Vigía Sur, Santa Clara, 27 de junio del 214, (FCP). Hace más de un año que murió, y fue un golpe muy fuerte a los esperanzados en la propuesta “más alante” del XXI. Murió, y tanto Venezuela como Latinoamérica y el resto del mundo, esperan ver cómo se desarrollan los acontecimientos en la Caracas post-Chaves.

¿Podrá Maduro llevar a cabo la campaña que unificó no solo al pueblo venezolano, sino a la América del Sur y las Antillas? Razones hay para creer que no, pues su actitud ante las protestas estudiantiles no ha sido cuerda. Espero que sus actos retomen la idea del comandante que no lastimó al pueblo y pare sus fuerzas paramilitares ante la ciudadanía.

Pero amen de temas que no deben preocuparnos, por lo menos a los cubanos de acá, quiero alertarnos nacionalmente. Una cosa es que el pueblo de Venezuela rinda honores a su líder, otra es que Cuba lo haga al utilizar la difícil pero manida ecuación de: –No es obligado ir pero si no quieres no vayas.

Resultado: una ola humana de santaclareños que no llegaron a tiempo a su trabajo porque “de todas maneras había que ir…” ; y estuvieron media hora aglomerados, empujándose para entrar a un recinto; para penetrar e irse, y no volver a su centro de trabajo mientras el público y el país espera de su labor.

Y es que cada vez que hay una marcha o mitin se ven tres cosas innegables. Todos van. Todos están contentísimos de verse y se abrazan y se besan y se preguntan por los parientes, no importa si marchan por los cinco héroes, o por la defunción de Chávez. Y siempre aparece “el compañero” de la lista.

Ir por cumplir. Si no te anotan en la lista. Y luego… No sé, porque yo nunca he hecho nada por cumplir. Mmmm… debe ser por eso que me expulsaron de una universidad, dos centros de trabajo y aún soy desempleado. Porque solo cumplo lo que creo. Yo no fui y creo que ir por cumplir no es actitud de nadie que se precie de revolucionario.

A todas estas, no se sabía si era un homenaje o unos carnavales porque vi desde alegría –la típica del cubano–, escándalo, –el típico del cubano– y la infaltable chusmería en acciones de una encargada de la organización que dejó plasmada en la Santa Clara del 7 de marzo un axioma letal –fíjense bien, sino se arreglan por aquí no pasa nadie–.

Lo cual provocó que todos se calmaran, porque hemos aprendido a mover fichas para lograr acometidos, y el acometido era ir, cumplir, y luego irse sin tener que volver al trabajo. Así cualquiera…por mí, y por muchos se puede morir un presidente diario y se le hace un homenaje diario en detrimento de la producción y del PIB.

Creo que el tipo más espontaneo fue el vendedor de dólares que quiso ver cómo era el homenaje y al hacer la interminable cola entró. La variable espontaneidad hace rato no se usa en Cuba y creo que si el homenaje hubiera sido menos “espontaneo” muchos como yo, que sí creo en Chávez y en su sistema, hubiéramos ido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s