Insignificantes crecimientos de la Economía. Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 27 de junio del 2014, (FCP). El periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba en su edición del lunes día 23, reseña minuciosamente la última sesión del Consejo de Ministros. La reunión estuvo presidida por el General de Ejército Raúl Castro, quién manifestó ante el desaliento generado por los reiterados incumplimientos «no podemos permitir que nos abrumen los problemas, ni amedrentarnos ante ellos».

Rindieron sus informes respectivos, el ministro de Economía y Planificación Adel Izquierdo Rodríguez, la ministra de Finanzas y Precios, Lina Pedraza Rodríguez, y el jefe de la Comisión de Implantación y Desarrollo Marino Murillo Jorge. Todos insistieron en lo mismo, buscar nuevos argumentos que den respuesta a las interrogantes de una población incrédula.

No tiene que ser una persona ilustrada en problemas económicos para comprender que la situación de la economía cubana es en exceso difícil y complejo. No bastan curitas de mercuro cromo, que el régimen aplica para salvar la situación actual y prolongar por tiempo indefinido la agonía del régimen. Pretenden ignorar que el cambio es inevitable.

En estas sesiones del Consejo de Ministros, no podían ocultar lo errónea que ha sido la política seguida por el Partido y el Estado, que ha tenido consecuencias desastrosas para el país. Las condiciones de vida de la población no mejoran, y la esfera de la salud y de la educación, presentan un deterioro ascendente.

Preocupante es el balance que se presentó del estado actual de la economía, el estimado de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) está muy por debajo de lo planificado para la etapa. No se cumplen los niveles previstos en el plan, lo cual según sus propios informes induce a una desaceleración superior a la esperada.

Todos los sectores incumplen sus cifras planificadas. La industria, la agricultura, las construcciones, los servicios y el comercio. El débil crecimiento del PIB, que se estima para este semestre de un 0.6 %, y el del cierre del año 2014, de 1.4 %, evidencia que las medidas aplicadas para actualizar el Modelo Económico, resultan insuficientes.

Es alentador, que los únicos sectores que reflejan un progreso en el activar de las fuerzas productivas es el del trabajo por Cuenta Propia, con resultados superiores al de las cooperativas muy supervisadas y controladas estas por el Estado. Las actividades económicas no sujetas al severo control de las direcciones estatales han sido determinantes en la formación del PIB.

De nuevo no faltaron los alegatos justificadores de los constantes descalabros que sufren los planes económicos. Tanto Raúl Castro en su discurso en la Cumbre de los 77 más China, como en sus intervenciones en esta reunión del Consejos de Ministros, la responsabilidad por los sucesivos fracasos hay que buscarlas, no en nosotros, sino en terceros.

Cuando se refieren a terceros, es para justificar la aplicación de una política basada en la centralización estatal, el control absoluto de precios, y la falta de libertades económicas. Con ello se refieren a viejos y nuevos argumentos rechazados por la historia. Basta de hablar del recrudecimiento del Bloqueo, la causa de nuestro atraso y aguda pobreza es otra muy conocida.

Dentro de los códigos políticos de la época, para la dirección del Estado y del partido, sigue vigente la teoría simplista, “de que la posesión de la riqueza es producto de una operación de suma-cero”. El que algo tenía era porque había despojado a otro. Por lo tanto para los comunistas la existencia de países pobres obedece a la rapiña ejercida por lo que tenían bienes.

Actualizar el Modelo Económico Cubano, es sencillamente utilizar las armas que ellos dicen “melladas” del capitalismo, para salir de la crisis prolongada que sufre la nación. Pero estas son limitadas e insuficientes y generan todos los incumplimientos que fueron analizados en esta reunión del Consejo de Ministros tanto en la esfera de la producción como en la circulación.

Demorar lo que la época actuar demanda, agudizará aún más las penurias y limitaciones que enfrentan los cubanos. El estatismo, el colectivismo y la centralización, compendio teórico del Partido Único, ya agotó sus posibilidades. Quedó demostrado una vez más, que la iniciativa individual a través de trabajo por Cuenta Propia, determinó los niveles del PIB, alcanzado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s