La UNEAC: ¿Un compromiso con el patrimonio cubano?, José Luis León Pérez.

Leon

El Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 27 de junio del 2014, (FCP). La comisión permanente «Ciudad, Arquitectura y Patrimonio», de la UNEAC, confirmó el compromiso de los escritores y artistas de contribuir con la preservación de los valores patrimoniales, la elaboración y el cumplimiento de ordenanzas y normas, y la jerarquización de la estética urbana. Asimismo, se aprobó el programa de trabajo del VIII Congreso en esa dirección.

El contenido de los acuerdos se proyecta hacia la calidad del desarrollo urbano del conjunto de las ciudades y localidades del archipiélago. Una realidad es que muchas de nuestras ciudades, en muy diverso grado, atesoran exponentes arquitectónicos y urbanísticos de gran riqueza cultural, y que estas sufren deterioros por diversas causas, tanto naturales como antrópicas.

Se acordó que los escritores y artistas, fortalecerán sus vínculos con las provincias. Esto se haría mediante las estructuras territoriales de la UNEAC, con las Oficinas del Historiador o del Conservador que existen en los principales núcleos urbanos del país. También hubo consenso acerca de colaborar en la instrumentación de modelos de gestión en nuestras ciudades que aporten recursos para la sostenibilidad económica.

En la etapa que se inicia, explicaron, la comisión dará particular atención a los problemas relacionados con la vivienda. Esta se asumirá, según ellos, desde una perspectiva integral que tenga en cuenta desde el diseño hasta su inserción en el tejido sociocultural.

Se trata, en este último caso, de coadyuvar de manera puntual, al cumplimiento de los Lineamientos 292 y 295 aprobados por el VI Congreso del Partido. Referidos estos a las labores de mantenimiento y conservación del fondo habitacional y a la introducción de nuevas y racionales tipologías constructivas, respectivamente.

El poeta Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, calificó de estimulante la proyección de la comisión en el seguimiento de los acuerdos del VIII Congreso de la organización. También, destacó su articulación tanto con el proceso de actualización del modelo económico cubano como la elevación de la calidad de vida de la población.

Al dirigirse a los participantes en la sesión, Barnet abordó la implicación de los creadores con la defensa y valor del patrimonio cultural de la nación. Destacó y citó, sínicamente, como referencias el rescate y refuncionalización de edificaciones de La Habana Vieja, ejemplarmente liderado por el doctor Eusebio Leal, y de las áreas que circundan la Bahía de La Habana.

Próximamente, este 15 de julio, la ciudad de Santa Clara cumplirá sus 325 años de fundada. Esperemos, pues, que los acuerdos adoptados por la prestigiosa comisión de la UNEAC, se advenga con alas redentoras sobre las destruidas paredes patrimoniales de su silencio. Al mismo tiempo, acarreen en sus “arcas triunfantes” los bastiones libertadores de los cataclismos.

«La ciudad de Marta Abreu», –nunca y jamás del Che, como la impusieron los comunistas–, desgraciadamente está al borde de un colapso irreparable sus memorias históricas y patrimoniales. No existe atención permanente ni políticas de conservación consiente y diferenciada sobre muchas construcciones de alto baluarte patrimonial, tanto local como nacional.

Se evidencia un descuido en la mayoría de los monumentos existentes en la localidad. Casi todos revelan daños constructivos, moho, graffiti, quebraduras… Destacar que, en su mayoría es causado por la poca voluntad conservacionista por parte los directivos políticos municipales y provinciales. Porque ellos, y solo ellos, tienen el poder para solucionar estos infortunios.

Los acólitos de la dictadura castrista, sí cuidan, sí protegen y sí financian, aquellas construcciones y monumentos alegóricos que identifican su ideología política. Esto se manifiesta al comparar los estados de preservación en que se encuentran los monumentos al Che, con el resto de los monolitos y áreas históricos existente en la villa. En los demás, sus huellas hablan por sí solas.

La comisión de la UNEAC tendrá una peliaguda labor en nuestro emporio. Aquí, se pondrán a prueba sus verdaderas intenciones de implementar acciones de cuidado y preservación del patrimonio, así como su compromiso para con ellas. Solo resta responder para el futuro inmediato una interrogante: ¿Tendrá la UNEAC un verdadero compromiso con el patrimonio cubano?

Calle Independencia, entre Maceo y Unión se cubrió con asfalto los adoquines de principios del siglo XX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s