Acerca del patriotismo en Cuba (Parte Primera). Alexander Andrade Guimbarda.

Alexander

Santa Catalina, Santa Clara, Villa Clara, 11 de julio de 2014, (FCP). En días pasados, en una de las páginas dominicales del diario Juventud Rebelde, apareció una entrevista en la que se hacía referencia al tema del patriotismo de los cubanos en la actualidad.

El entrevistado fue el doctor en Ciencias Históricas Elier Ramírez Cañedo. Este respondió las preguntas de la periodista Yisell Rodríguez Milán, perteneciente al sitio web “Soy Cuba”, el cual responde a los intereses del régimen de la Isla.

Rodríguez Milán comienza por preguntarle al doctor, cómo se mide un acto de patriotismo, a lo que éste respondió: «Por el nivel de entrega, sacrificio y desprendimiento con el que una persona sirve a su patria»

De esto que expone Cañedo, se puede inferir que los hermanos Raúl y Fidel Castro no pueden ser patriotas. Ellos nunca entregarían el poder, ni harían el sacrificio de dejar de disfrutar de sus “dulces mieles”, porque carecen en absoluto de desprendimiento.

Sin embargo, el asunto casi se torna cómico cuando el entrevistado aclara que él pensaba en todos los cubanos que resistieron los años más difíciles del período especial, manteniéndose al lado de la Revolución y del socialismo. Para él esto fue un acto de heroísmo colectivo.

Y prosigue: «Pienso en los que todavía continúan arrostrando muchas necesidades económicas, pero se mantienen fieles al proyecto de nación que nos hemos trazado». ¿Cuál proyecto? Por supuesto, el del grupo que por la fuerza controla el poder político en Cuba, y considera que sus intereses son los de toda la nación.

Más adelante dice: «Ojalá todos en Cuba pudieran ganar un salario decoroso (…) pero sabemos que aún no están creadas las condiciones para alcanzar esa meta tan necesaria». De esto se infiere que si después de 55 años de dictadura castrista esto no se ha logrado, solo se conseguirá cuando esta desaparezca.

Cañedo afirma que la Cuba revolucionaria no ha tenido un período de paz generalizada nunca, puesto que la guerra de los Estados Unidos ha sido permanente. Según él, esta ha tenido diferentes facetas: económica, mediática, psicológica, ideológica y cultural. En fin, el viejo y gastado cuento de la “plaza sitiada”.

A la pregunta de si el concepto de patriotismo está divorciado del de nacionalismo, el doctor Cañedo dice que aquel es una actitud mucho más abarcadora. A continuación describe lo que él define como Internacionalismo, y alega que esto es una forma de patriotismo.

Asegura este sujeto que también se puede ser un emigrado y a la vez un buen patriota. Que en Miami hay muchos cubanos que defienden a Cuba y su revolución. Resulta que para él hay que defender la dictadura que ha hundido a su país en la ruina y al pueblo cubano en la miseria, para ser patriota.

El doctor en Ciencias Históricas, pasó por alto los 55 años de sometimiento en que el pueblo de Cuba ha sido excluido de participar en la decisión de los destinos de su país. Esto ha sucedido por la voluntad de un grupo de apátridas criminales que han administrado la patria como una posesión privada.

Muy convenientemente, el doctor Cañedo también pasó por alto a José Martí, nuestro Héroe Nacional, quien en su obra Abdala, diera la mejor definición de lo que debe ser el patriotismo: «El amor (…) a la patria, no es el amor ridículo a la tierra ni a la yerba que pisan nuestras plantas (…), es el odio invencible a quien la oprime, el rencor eterno a quien la ataca»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s