Hojas Sueltas: Pendiente a Juicio Oral (Quinta parte), Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 4 de julio de 2014, (FCP). El Sistema Jurídico cubano está diseñado al detalle, para garantizar que se cumplan los objetivos primordiales. El primero es la preservación de la Seguridad del Estado y el Orden Interior del país. Aquí se incluyen todas las acciones encaminadas a proteger la figura del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba PCC y la Estabilidad de la Nación.

Totalitariamente, las entidades jurídicas de: Tribunales Populares, Fiscalías, Bufetes Colectivos, los Órganos de Instrucción de la Seguridad del Estado y de la Policía Nacional Revolucionaria, así como las líneas operativas, del Ministerio del Interior MININT, se subordinan al PCC. Este último traza la política, orienta y controla las misiones coordinadas de estos organismos estatales.

Según la Legalidad Socialista, para ser detenido es necesario una Orden Judicial. Es ineludible, por Ley, cumplimentar una serie de requisitos legales, donde el tribunal competente emite la mencionada resolución. Claro está que, se supone, existe un expediente bien conformado, con las evidencias acusatorias, acciones de instrucción, elementos de prueba, testigos, y todo lo que exige la Ley de Procedimiento Penal.

En unidad de intereses, políticos, se entrecruzan estos ministerios en la conformación de una Causa Penal. Los Delitos contra la Seguridad del Estado, para resultar en Sanción Penal, tienen que ser avalados por las instancias superiores de la Dirección General de Contra Inteligencia y el PCC, que aconsejan el tratamiento al caso, con la figura delictiva y respectiva sanción a aplicar.

A la vista nos puede parecer un complejo proceso, este, de llevar un ciudadano a prisión. En realidad ocurre con voluble sencillez. La práctica consuetudinaria les ha aportado a estos funcionarios los métodos y también los recursos, que no están escritos en manual alguno, para dar término a sus pretensiones. Los cuales quedan “en un marco legal”.

La Seguridad del Estado puede utilizar la vía de detener con efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria PNR. Enviar a la Unidad Provincial de Investigación Criminal y Operaciones UPICO, para instruir de cargos en la misma, y dar una imagen de delito común. Con menor frecuencia, los detenidos son llevados al Órgano de Instrucción de la Seguridad del Estado.

Ya sea en la UPICO o en Instrucción de la Seguridad del Estado, se maniobra con los términos legales. Casi siempre el acusado inicialmente está bajo varios cargos. Si es necesario, por el concepto del tiempo, se le añaden nuevos y/o se eliminan aquellos con menos elementos de legalización jurídica. “Se puede estar por largo periodo de tiempo bajo investigación”.

Cuando este andamiaje se pone en funcionamiento para sancionar, no se salva nadie. Con la aplicación de los métodos de interrogatorios, las medidas operativas y de instrucción que se realizan, más la complicidad de todos los factores que intervienen en los procesos, incluidos los abogados de defensa, el procesado se enfrenta sólo, a un monstruo.

Luego de estar listo el expediente para presentar ante tribunales, se traslada la persona censurada a la Pendiente. La Unidad Provincial Pendiente, está ubicada en la zona industrial, dentro del Complejo de Prisiones donde además está la Prisión de Jóvenes (el nombrado Pre), dispuesta en la parte posterior, al lado de la Prisión para enfermos con SIDA.

Este Recinto Penitenciario cuenta con una población penal oscilante, de entre 900 a 1200 recluidos. Aquí concurren, desde ciudadanos primarios en estar vinculados a una causa jurídica, hasta los que son reincidentes y multi-reincidentes. Desde, requisitoriados por no abonar la cuota de una multa, hasta violadores, homicidas y asesinos.

El ambiente es caliente. Regularmente ocurren riñas entre internos, donde suelen terminar con desenlaces trágicos por el uso de armas cortantes y punzantes, de construcción artesanal. Una fórmula de evitar estos incidentes es: No juegos y apuestas, mantenerse alejado de las sodomías y abstenerse de tener relaciones interpersonales en exceso con los demás recluidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s