Misceláneas de problemas inconclusos, Ramón Jiménez Arencibia.

Ramon

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 4 de julio del 2014, (FCP). La humanidad vive momentos cruciales y en extremo peligrosos. Muchas son las regiones del mundo en que los conflictos armados se extienden, y presagian una explosión de grandes proporciones. La lucha de ideas, las contradicciones ideológicas y políticas, han dejado el lugar a los duros enfrentamientos que cada día ponen en peligro la propia existencia del ser humano.

Innumerables son los acontecimientos que enfrentan a gobiernos, países y a naciones enteras, sin que surja una solución definitiva, que signifique la paz y la tranquilidad para todos los pueblos de los diferentes continentes. Los organismos internacionales como la ONU, se ven impedidos de adoptar una firme resolución que ponga fin a tanta barbarie.

Existen naciones en el planeta que tienen su representación permanente en el Consejo de Seguridad, que han entorpecido el papel de la misma como garante de la paz. Al oponerse a toda propuesta que se ha formulado en el seno de ese organismo para frenar el avance del terrorismo, y castigar a los Estados promotores de esas nefastas acciones que tantas muertes han provocado.

Rusia y China enfrascadas en una lucha a muerte por lograr nuevas zonas de influencia, establecen relaciones económicas y diplomáticas con una serie de países que trasgreden los tratados internacionales, violan los Derechos Humanos, y establecen groseros mecanismos institucionales para perpetuarse en el poder contra la voluntad de sus pueblos.

Inoperante es el accionar del Consejo de Seguridad, por culpa de esas dos naciones, China, aunque en el plano económico se ha divorciado de la centralización y el colectivismo, mantiene un fiero control político y policiaco sobre la población. No existe libertad de expresión, mucho menos pluralismo político, y rige la dictadura de un solo partido: El Comunista.

Rusia, ahora enfrascada en desmembrar a Ucrania, apoya a los grupos anexionistas que luchan con las armas en la mano en varias regiones de ese país europeo. Establece relaciones comerciales con gobiernos en Latinoamérica, y con otros en el Medio Oriente, con la única finalidad de bloquear las inversiones norteamericanas.

Hoy Rusia no es un país comunista, pero mantiene una economía mixta, con una fuerte presencia del Estado, en una serie de industrias básicas con importancia estratégica. Los antiguos leninistas representados en el Parlamento, ven con sumo agrado, las posiciones que asume el presidente de esa nación, Vladímir Putin, convertido en heredero de la política contra Occidente.

Estas dos naciones, Rusia y China, prefieren ignorar las crecientes violaciones de los Derechos Humanos, que se cometen en América Latina. Para ellos los intereses económicos prevalecen por encima de cualquier otra razón. Cuba y Venezuela les abrieron las puertas de este continente, para convertirse en sus aliados en la lucha contra el Mundo Libre.

Misceláneas de problemas de difícil solución mantienen a países y regiones enteras del planeta, envueltos en sangrientos conflictos armados, que amenazan la paz mundial. Cuba también está rodeada de un conjunto de situaciones que la tozudez de un gobierno disfuncional dificulta los caminos para una transición pacífica.

Muchos escucharon por los medios de difusión masiva, al servicio del régimen, los informes de los dirigentes estatales en la reunión del Consejo de Ministros y en los Grupos de Trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Las cifras de incumplimientos crecieron en todos los sectores de la economía. No había diferencias de un año al otro, Cuba se detuvo en el tiempo.

No se cumplió con los crecimientos del Producto Interno Bruto planificados para la etapa, lo que se explica por los incumplimientos en sus planes de la Industria, la Agricultura, el comercio exterior e interior, la Pesca y la industria extractiva. Y como es lógico este retroceso en la esfera productiva, es la causa de los deterioros que se observan en la Salud y en la Educación.

En medio de esta miscelánea de problemas acumulados en este país, pero que tienen solución, no dentro del contexto de un régimen totalitario, consideramos, que las pequeñas reformas implementadas encaminadas a permitir al ciudadano, desplegar su iniciativa, en un ambiente de libertad y confianza que no existe, es el medio adecuado para liberar las fuerzas productivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s