China y Rusia invaden la América Latina. Ramón Jiménez Arencibia

Ramon

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 25 de julio del 2014,(FCP). China y Rusia despliegan una gran actividad en todos los frentes, económicos, científicos y diplomáticos, lo que les permite ganar esferas de influencias en América Latina. Las puertas de este continente han sido abiertas. Cuba y Venezuela, representantes de la izquierda más extremista, han servido de correa trasmisora a los planes ambiciosos de la nueva burocracia socialista.

En su tránsito hacia esta región los presidentes que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), prepararon la recepción de los nuevos flujos de Capital. China y Rusia comenzaron a iniciar inversiones en diferentes esferas de la economía, establecieron convenios, ofrecieron créditos blandos e incluso, Rusia perdonó deudas.

Con ello comenzaba una nueva etapa en las relaciones entre Latinoamérica y estos dos tigres de papel con pies de barro, como metafóricamente calificara Mao en una ocasión a los Estados Unidos. Los populistas y demagogos de la región, ahora hablan de que por primera vez en muchos años se consolida un tipo de vínculo con naciones poderosas, basado en la equidad.

Acusan con más fuerza que antes, a los Estados Unidos de ser los responsables del atraso, y del subdesarrollo de estos países, y de la pobreza de sus poblaciones. Es lógico que toda la actuación de estos gobernantes y partidos políticos de izquierda sea buscar en terceros la responsabilidad del grado de miseria e incultura que reina en muchas de estas naciones del Tercer Mundo.

Para algunos soñadores, a los cuales el tiempo se les acaba, sin ver triunfar en forma definitiva las ideas de Marx en la tierra, consideran que la unión de China y Rusia alrededor de una serie de problemas estratégicos, es un logro histórico. Como siempre este “Gran Pensador” va camino de equivocarse como lo hizo anteriormente cuando habló de lo inminente de la guerra nuclear.

En el cuerpo teórico del marxismo hay numerosos ingredientes, que indican que cuando se hable de China no se puede considerar a esta, como el país que consiguió cumplir las profecías del pensador Alemán. Existe un divorcio entre la realidad del sistema socialista instaurado en China, y las particularidades del régimen social que postuló Marx en su doctrina.

Los dirigentes chinos, siguieron las fórmulas de Marx y Lenin para la toma del poder, conservarlo, administrarlo, y expandirlo. Sin embargo, los dogmas fundamentales de la secta se empiezan a deteriorar, perdieron su vigencia .Por ejemplo, Primero: la suposición de que será justa, feliz, y definitiva una sociedad en que la propiedad sea colectiva.

Segundo: La curiosa superstición de que los obreros, son los llamados a realizar el cambio por los procedimientos que sean necesarios. Ninguno de los presupuestos concebidos ha tenido una feliz realización. La propiedad colectiva en China no pudo sacar al país del atraso y de la hambruna que padecía esa gran nación.

Para los que en Cuba y en América, no quieren dejar morir esa doctrina, enarbolada aún por los grupos más extremistas de la élite gobernante y reforzados éstos en sus creencias por los escritos de Fidel, los presupuestos teóricos marxistas no se cumplen en la práctica. Esa sociedad más próspera y justa que debe derivarse de la colectivización de la propiedad, no se produce.

Estos frustrados de la sociedad sin clases irreconocibles, cuando quisieron poner en práctica en Cuba y en otros países el marxismo, a pesar de lo que afirma hoy Fidel, los resultados obtenidos han sido contrarios a los esperados. Ni las promesas oportunistas de Putin, ni la visita del presidente chino Xi Jinping, podrán cambiar la esencia de sus verdaderas intenciones.

¿Qué relaciones son las que estos dos mandatarios proponen establecer para acercarse a otros países de la América Latina y el Caribe, donde Cuba y Venezuela juegan un papel importante como fieles cooperantes? En el término de los intercambios comerciales siempre será desigual, sencillamente por el grado de diferencia que existe en la productividad del trabajo.

Ustedes recordarán las relaciones que Cuba estableció con los países del CAME, y qué resolvió, nada Es el momento de comprender que no podemos darnos el lujo de seguir con las burdas acusaciones de que la culpa de nuestros males las tienen los Estados Unidos, y con ello el Bloqueo o Embargo Económico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s