Hojas Sueltas: Manacas (Tercera Parte). Rolando Ferrer Espinosa.

Ferrer

 

 

Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 8 de agosto de 2014, (FCP). Debemos recordar al lector que este enclave carcelario, Prisión Manacas, está situado en áreas aledañas al poblado de Manacas, aproximadamente a unos 4 kilómetros. Territorio perteneciente al municipio de Santo Domingo, Villa Clara. Aquí llegan los familiares de los reos por sus propios medios, o con el uso de transportistas particulares que tienen altas tarifas de cobro.

Las Mazmorras de Manacas cuentan con 20 celdas, que tienen capacidades para uno o dos recluidos respectivamente, además de un cubículo conocido por “la colectiva”, con cabida para 18 aprisionados. El porte permisible de esta galera de castigo es de hasta 56 confinados, distribuidos de acuerdo a la categorización dada a cada uno de ellos.

Dentro del perímetro interior de la especial ergástula, está el nombrado “solero”. El mismo es una especie de jaula, construida con láminas de acero en toda su totalidad y prevista de una puerta, con igual estructura, destinada a la entrada y salida de los castigados. Los relegados quedan expuestos al sol por el tiempo en que están en este tipo de embalaje.

Muchos prisioneros han permanecido un día entero en el “solero” por disposición de los militares. Constituye una tortura física la estancia en este lugar por tiempos prolongados, al recibir directamente los rayos del Astro rey, sin tener donde guarecerse en algún momento. Por cualquier motivo los reclusos pueden ser enviados a este castigo.

Cada pasillo del edificio principal tiene diez celdas. En el primero están los calabozos enumerados del no.1 al no.10. Del 1 al 9 admiten hasta dos prisioneros cada uno, y el 10 sólo un incomunicado. La celda 10 está reservada para casos especiales donde se precisa aislar al reo y poder dar un tratamiento especial, que incluye golpizas.

El segundo y último pasaje tiene otras diez mazmorras, enumeradas del no.11 al no.20. Este es el pasillo de las golpizas y tratos crueles, con capacidades también de hasta dos reos por celda. Aquí está la temida “Celda 20”, concebida para un confinado, al que se necesitan aplicar extremas medidas de aislamiento. Su negativa fama está dada por las torturas físicas que en ella se realizan.

Estas últimas celdas quedan, estratégicamente, al fondo de las mazmorras y de la prisión como tal. Lo cual permite que los sucesos acontecidos en las mismas no sean escuchados por el resto de la población penal, así como que no se pueda saber quién esté recluido en ellas, principalmente en la 20 donde sólo tienen acceso los guardias de estas galeras en sus turnos de trabajo.

Los confinados más peligrosos y agresivos son ubicados en las celdas del segundo pasillo, de la 15 a la 20. Existen noches en las mazmorras en que no se puede conciliar el sueño, debido a la alteración de reclusos “personajes” con muchos años de sanción, estos hasta lanzan excremento para no permitir a los uniformados acercarse ni siquiera a las rejas del frente.

La situación antes mencionada, en ocasiones se resuelve llevándole al personaje un recluso homosexual pasivo. Así complementan las preferencias sexuales de estos individuos y se están “tranquilos”. Los ocupantes de los calabozos más cercanos en algún momento podrán dormir algo, en la medida que la improvisada pareja lo permita.

Existe una sola y tenue luz en el centro de cada pasillo. Casi todas las celdas permanecen en penumbras apenas comienza el anochecer, pues dentro del habitáculo no existe iluminación. Tan solo el calabozo que está frente a dicha lámpara, recibe del corredor un poco de claridad en su interior. En esta semi-oscuridad los mosquitos e insectos abundan con agresividad. 

La colectiva está consignada como refugio para los reclusos que no pueden hacer vida con el resto, debido a que tienen varios enemigos peligrosos y se amenaza su integridad. Aquí llegan los favorecidos que hacen “trabajos” para los represores, que por seguridad para ellos no los ubican con los demás reos. Este cubículo es amplio y tiene admisibles condiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s