Insólita sinvergüencería. Alexander Andrade Guimbarda.

Alexander

 

 

 

Santa Catalina, Santa Clara, 1.ro de agosto de 2014, (FCP). En días pasados apareció en las páginas del periódico Granma una reflexión del señor Fidel Castro, desde luego en primera plana, titulada, Insólita provocación. Allí el líder histórico de la mal llamada revolución cubana despotricó contra el gobierno legítimo y democrático de Ucrania.

Al parecer, todo se debió a la decisión del mandatario ruso Vladimir Putin de condonar la incobrable deuda del gobierno cubano. Es evidente que para los rusos es mucho más relevante la adquisición de Crimea, que reclamar deudas que se pueden cambiar por otros intereses.

Según Castro, que al parecer tiene una bola de cristal mágica, los responsables por el derribo de un avión de Malaysia Airlines fueron los ucranianos. Eso a pesar de que todas las evidencias señalan hacia los anexionistas pro rusos, los cuales pretenden escindir parte del territorio de Ucrania para entregarlo a Rusia.

Por otra parte, el histórico Comandante llama anti ucraniano y pro imperialista al gobierno de Petro Poroshenco, el cual libra una guerra contra los que sirven a los intereses de la política imperialista de Moscú, tratan de desmembrar a Ucrania. Eso si es un insólito disparate.

Además, se olvidó de que el derribo del avión ocurrió en medio de un conflicto, cuyo principal promotor es el gobierno de Vladimir Putin. Por lo tanto, de modo indirecto, la muerte de los pasajeros y de la tripulación de la nave aérea es responsabilidad de Rusia y no de Ucrania, que solamente trata de defender su integridad territorial.

El anciano manifiesta que Cuba siempre fue solidaria con el pueblo de Ucrania, y recuerda cómo en los difíciles días de la tragedia de Chernóbil, se atendió la salud de muchos niños afectados por las nocivas radiaciones del accidente. Esto fue algo realmente muy loable.

Sin embargo, por esto mismo resulta más reprobable que el gobierno de Cuba no atienda las necesidades de los niños cubanos que padecen el Síndrome de Prader Willi. Ejemplo de esto es el caso de Alianni Rodríguez Corcho, quien padece esta enfermedad y vive en infrahumanas condiciones de vida sin que las autoridades hagan nada por cambiar esa situación.

Más adelante, denunció la invasión a la Franja de Gaza por tropas de Israel y lamentó la muerte de cientos de palestinos, lo cual calificó como crimen repugnante. También culpa de estos hechos al Presidente de los Estados Unidos por prestar apoyo al gobierno de Benjamín Netanyahu.

Manifestó, además, su solidaridad «con el heroico pueblo que defiende el último jirón de lo que fue su patria durante miles de año». Se refería a los terroristas del grupo Hamás que lanzan misiles contra la población civil de Israel, torturan y asesinan a los propios palestinos, algo que desaprueba hasta el mismo presidente palestino y líder de Al-Fatah, Mahmud Abbas.

Es una lástima que alguien, “con tan elevado sentido de la justicia”, como Fidel Castro, no denuncie los crímenes repugnantes que cometen sus esbirros contra sus propios compatriotas indefensos y desarmados, solo por demandar sus derechos fundamentales. Nada, que todo lo que dice no es otra cosa que una… ¡insólita sinvergüencería!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s