Un gobierno de mentiras o mentiras de un gobierno, Oscar Luis Milian Reinoso.

Oscar Luis

 

 

 

Cifuentes, Villa Clara, 8 de agosto de 2014, (FCP). En Cuba desde 1959, se vive bajo un gobierno de mentiras o mentiras de un gobierno. Del cual es su mayor representante el dictador-manipulador Raúl Castro, este anuncia cambios económicos, sociales, y penales para mejorar el nivel de vida del pueblo cubano, que en realidad no modifican nada.

Pero con todos estos discursos donde se hablan falsedades en papeles que son solo informes, con cifras las cuales no le aportan nada al cubano, que lucha día a día con la escases. Aquí el salario no le alcanza a ningún trabajador y todo son dificultades en esta pequeña isla. Ya que cada día está más degradada, por la mala vida que les han dado estos gobernantes.

Seguro que ni el propio Marino Murillo Jorge, Vicepresidente del Consejo de Ministros que atiende la Economía, en sus alocuciones muy bien adornados con números, que casi nadie entiende y que tampoco aportan nada para la realidad cubana. Estoy muy seguro, que ni él, ni su familia, se comen el pan que dan por la cuota normada en la Libreta de Abastecimiento.

La familia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez no tiene que esperar una vez al mes para obtener la el aceite, ni otros mandados. Los nietos de Machado Ventura, estoy más que convencido que poseen el privilegio de comer dulces finos y manzanas importadas. Ya que así debe de ser la interminable lista de gobernantes, que tienen otros modos de vidas diferentes a los del pueblo.

Todavía estos hoy, son cínicos al pararse frente a las cámaras y decir que la economía en Cuba crece, y que este sistema socialista es trasparente. El pueblo dirá: “será trasparente para los que gobiernan nada más, porque aquí la economía da un paso para adelante y 12 para atrás”. Y para nosotros es bastante sombrío y sin esperanzas el futuro.

Las mentiras empezaron desde el mismo 1º de enero de 1959, cuando Fidel Castro empezó a hacer promesas ilusorias, al decir: “esta revolución es del pueblo y para el pueblo”. Con su demencia y manía de hacer discursos largos, lo olvido. Es curioso que al Castro de la primera parte, lo que le dejo a su “hermano Raulito” fue una papa caliente, que no se enfriara jamás.

Este último, siguió el mismo camino lleno de farsas manipuladoras para que el pueblo se las creyera, pero ya no somos los mismos de antes, ya estamos abiertos al mundo. Aunque no podemos tener una Internet como quisiéramos, el cubano inventa para saber lo que pasa fuera y para los de afueras sepan lo que ocurren adentro.

Están temerosos de la tecnología, y no quieren saber nada de Zunzuneo, ni de la USAID, y yo me pregunto: ¿Por qué tanto miedo a que las personas sepan la realidad, sobre todo los jóvenes? Es que acaso la que no dicen y repiten los “desgobernantes” de Cuba, que este sistema tiene principios sólidos y bases fuertes.

Pregunto: ¿Por qué vigilan a cada ciudadano y lo averiguan todo, con quien conversas, si mantienes comunicación con el exterior, donde viajas y en cuantas ocasiones? Por eso estos decomisan y revisan arbitrariamente las casas de muchos ciudadanos. Es que acaso quieren tenernos dentro de una cúpula de cristal, donde nada entra, ni nada sale.

Ahora tratan de meternos en el cerebro, que si el Producto Interno Bruto (PBI) no crece, que la economía en los primeros seis meses de este año solo ha crecido el 0,6 %. Bastante para una economía dormida en avances, y adelantada en retrocesos. El cubano de a pie, no entiende de informes económicos, ni de estadísticas, solo de qué come. 

El cubano de lo que sí está convencido, es de que cuesta mucho trabajo llevarse una comida decente a la mesa, que una madre tiene que prostituirse para darle de comer, vestir y calzar a sus hijos pequeños. Y que muchos de los que hoy estamos aquí, pagamos las consecuencias por la falta de insumos que hoy existe.

Lo verdad no necesita tantas palabras bonitas del diccionario, simplemente cuando se escriba la realidad de un país engañado y manipulado, hay que hablar de Cuba y de los cubanos. Con su forma de caimán, que parece que está dormido, ya ha comenzado a despertar, donde a los más duros dirigentes de la revolución no les interesa que han fracasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s